CIE, ilustración de Adrián Vives Martínez || #CIErraloConArte #CIEsNO

El compañero Adrián Vives Martínez que se autodefine como “mancha papeles” nos envía está ilustración

CIE, Ilustración Adrián Vives Martínez

Anuncios

“UN DÍA” , “MIS HERMANAS” – DEME ORTE || #CIERRALOCONARTE #CIEsNO

“Un día “
A las personas internas en el CIE
y a las de fuera.
A ver si un día de estos quedamos
y damos día libre a los guardias que os guardan
y hacemos un día
“Jornada de puertas abiertas”.
Ese día podíamos hacer una paella
y comer y beber y cantar y bailar
toda la tarde.
Esa noche, cada familia podíamos invitar
a una persona a dormir en nuestra casa,
y al día siguiente,
cumplida ya la “Jornada de puertas abiertas”,
ya que nos ponemos,
podíamos cerrar el CIE
para siempre.  Deme Orte

 

“MIS HERMANAS”
Yo tengo una hermana negra,
mutilada de niña,
secuestrada por milicias,
violada por soldados,
despreciada por su clan,
que huyendo de la muerte
atravesó el desierto,
cruzó el Estrecho en patera
y vive buscando vida,
sorteando la ley,
y luciendo su ropa colorida con dignidad.

Yo tengo una hermana mora
obligada a andar tapada,
a salir acompañada,
a casarse por decisión ajena,
a apartarse de los hombres hasta en el rezo,
condenada a ser apedreada por adúltera
tras ser violada.
Mi hermana sufre, sueña y lucha por ser ella misma.

Yo tengo una hermana indígena,
pobre ente las pobres,
nieta de pobres, hija de pobres, pobre,
madre de pobres, abuela de pobres, pobre,
asesinada por luchar por su pueblo,
por organizarse para defender su tierra,

sus ríos, sus bosques, su cultura.
Sembrada como semilla de esperanza.

Yo tengo una hermana blanca,
discriminada en el trabajo por mujer,
humillada, amenazada, violentada
por mujer.
Tengo una hermana feminista,
concienciada, igualitaria, luchadora,
organizada con otras mujeres
que sueñan con otro mundo,
conciben, gestan y paren
niños y niñas iguales,
hermanas y hermanos
que luchan por la igualdad, la libertad y el amor.

Yo tengo tantas hermanas…
que somos familia numerosa,
infinita de sororidad.  Deme Orte

Cuatro menores argelinos han sido encerrados en el CIE de Zapadores sin realizar todas las pruebas necesarias para determinar su edad

·         La Fiscalía ha abierto diligencias y ha ordenado hoy la liberación de uno de ellos después de permanecer 17 días internado

·         La Campaña por el Cierre de los CIE exige que se paralice la expulsión

València, 18 de diciembre de 2018.- Cuatro chicos argelinos, aparentemente menores, han sido encerrados en el CIE de Zapadores vulnerando no sólo la normativa internacional que protege los derechos de las niñas y niños sino la propia legislación española. A raíz de la denuncia formulada por la Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros, la Fiscalía de Menores de València ha abierto diligencias preprocesales con el fin de determinar su edad con exactitud. En el caso de uno de ellos, I. A., la Fiscalía ha determinado hoy mismo su puesta en libertad, después de 17 días de encierro, al comprobarse documentalmente que tiene 17 años, la edad que él mismo manifestó. La decisión de la Fiscalía desmiente los datos de su expediente oficial de expulsión, donde consta que tiene una edad superior a los 19 años según la radiografía de muñeca que le practicaron. Estos nuevos casos de violaciones a derechos humanos en los CIE se conocen en el Día de las Personas Migrantes, una jornada de denuncia de las políticas xenófobas que concluye esta tarde con una marcha hasta Zapadores para exigir el cierre incondicional de esta cárcel racista.

Los chicos, que llevan encerrados entre 8 y 18 días, llegaron en pateras a la costa española y fueron encerrados en el CIE sin haber confirmado su edad, a pesar de que físicamente parecen menores, o sólo habiéndoles realizado una radiografía de muñeca, una prueba que tiene un margen de error de 12 meses. Por estas razones, la abogada de la Campaña solicitó a la Fiscalía que pida al director del CIE que paralice “cualquier actuación tendente a la efectiva expulsión del territorio nacional” de los menores mientras se realizan las pruebas complementarias para la determinación de la edad, que establece el Documento de Consenso de Buenas Prácticas entre los Institutos de Medicina Legal de España.

Hasta el momento ya se ha decretado la liberación de I. A. y se espera que en las próximas horas se resuelva la situación de los otros tres menores. A S. L. también se le hizo la radiografía de muñeca en un hospital de Baleares estableciéndose que tiene “18 años o más” aunque él asegura que nació en 2001. R. K. y H. B. llegaron a la costa de Almería el 6 de diciembre junto a 9 personas más; en el expediente se indica que todas son “aparentemente mayores de 18 años”, pero ellos afirman que nacieron en 2001.

Aunque el Ministerio del Interior establece que “no podrá acordarse el ingreso de menores en los centros de internamiento” y que los no acompañados serán “puestos a disposición de las entidades públicas de protección de menores” (http://www.interior.gob.es/web/servicios-al-ciudadano/extranjeria/regimen-general/centro-de-internamiento-de-extranjeros), cada vez es más frecuente detectar estos casos de internamiento sin haber realizado las pruebas necesarias y a pesar de que presentan rasgos físicos de denotan minoría de edad. El pasado mes de octubre, la Campaña denunció el encierro en Zapadores de un menor de origen bengalí. El informe del Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), titulado Sufrimiento inútil, recoge la cifra oficial de 48 menores internados en los CIE del Estado español durante 2017 (51 en el año 2016), 3 de ellos en Zapadores.

(Valencià)

Quatre menors algerians han sigut tancats en el CIE de Sapadors sense haver-los realitzat totes les proves necessàries per a determinar la seua edat

• La Fiscalia ha obert diligències i ha ordenat hui l’alliberament d’un d’ells després de romandre 17 dies internat

• La Campanya pel Tancament dels CIE exigeix que es paralitze l’expulsió

València, 18 de desembre de 2018.- Quatre xics algerians, aparentment menors, han sigut tancats en el CIE de Sapadors vulnerant no solament la normativa internacional que protegeix els drets de les xiquetes i xiquets sinó la pròpia legislació espanyola. Arran de la denúncia formulada per la Campanya pel Tancament dels Centres d’Internament d’Estrangers, la Fiscalia de Menors de València ha obert diligències preprocesals amb la finalitat de determinar la seua edat amb exactitud. En el cas d’un d’ells, I. A., la Fiscalia ha determinat hui mateix la seua posada en llibertat, després de 17 dies de tancament, en comprovar-se documentalment que té 17 anys, l’edat que ell mateix va manifestar. La decisió de la Fiscalia desmenteix les dades del seu expedient oficial d’expulsió, on consta que té una edat superior als 19 anys segons la radiografia del canell que li van practicar. Aquests nous casos de violacions a drets humans en els CIE es coneixen en el Dia de les Persones Migrants, una jornada de denúncia de les polítiques xenòfobes que conclou aquesta vesprada amb una marxa fins a Sapadors per a exigir el tancament incondicional d’aquesta presó racista.

Els xics, que porten tancats entre 8 i 18 dies, van arribar en pasteres a la costa espanyola i van ser tancats en el CIE sense haver confirmat la seua edat, a pesar que físicament semblen menors, o només havent-los realitzat una radiografia del canell, una prova que té un marge d’error de 12 mesos. Per aquestes raons, l’advocada de la Campanya va sol·licitar a la Fiscalia que demane al director del CIE que paralitze “qualsevol actuació tendent a l’efectiva expulsió del territori nacional” dels menors mentre es realitzen les proves complementàries per a la determinació de l’edat, que estableix el Document de Consens de Bones Pràctiques entre els Instituts de Medicina Legal d’Espanya.

Fins al moment ja s’ha decretat l’alliberament d’I. A. i s’espera que en les pròximes hores es resolga la situació dels altres tres menors. A S. L. també se li va fer la radiografia del canell en un hospital de Balears, establint-se que té “18 anys o més”, encara que ell assegura que va nàixer en 2001. R. K. i H. B. van arribar a la costa d’Almeria el 6 de desembre al costat de 9 persones més; en l’expedient s’indica que totes són “aparentment majors de 18 anys”, però ells afirmen que van nàixer en 2001.
Encara que el Ministeri de l’Interior estableix que “no podrà acordar-se l’ingrés de menors en els centres d’internament” i que els no acompanyats seran “posats a la disposició de les entitats públiques de protecció de menors” (http://www.interior.gob.es/web/servicios-al-ciudadano/extranjeria/regimen-general/centro-de-internamiento-de-extranjeros), cada vegada és més freqüent detectar aquests casos d’internament sense haver realitzat les proves necessàries i malgrat que presenten trets físics que denoten minoria d’edat. El mes d’octubre passat, la Campanya va denunciar el tancament en Sapadors d’un menor d’origen bengalí. L’informe del Servei Jesuïta a Migrants (SJM), titulat Sofriment inútil, recull la xifra oficial de 48 menors internats en els CIE de l’Estat espanyol durant 2017 (51 l’any 2016), 3 d’ells en Sapadors.

CIE de Zapadores (València)

La Campaña CIEs NO denuncia que hay un enfermo de VIH encerrado en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Zapadores y exige su inmediata puesta en libertad #RomanSeQueda #CIEsNO

·       El interno reside desde hace dos años en un centro de baja exigencia de Castellón donde seguía un programa de intervención psicosocial.

 

·       Su expulsión a Rusia, su país de origen, significaría poner en grave riesgo su salud al tener que interrumpir su tratamiento médico.

 

Valencia, 12 de noviembre de 2018.- La Campaña por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs NO) denuncia que un interno portador de VIH y enfermo de Hepatitis C, en tratamiento además con metadona por drogodependencia, se encuentra desde hace veinte días privado de libertad en el CIE de Zapadores. El hombre, de origen ruso, fue interceptado en Castellón cuando se dirigía al centro de intervención de baja exigencia donde reside desde hace dos años debido a su delicada situación personal y de salud.

Desde la Campaña por el cierre de los CIE, se ha tenido conocimiento de que se le ha denegado la protección internacional por motivos humanitarios que había solicitado, por lo que podría ser expulsado a Rusia en cuestión de días. Esto supone un gravísimo riesgo para su salud, al tener que interrumpir bruscamente su tratamiento médico. Según ONUSIDA, programa conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA, solo el 35% de las personas con VIH acceden a tratamientos anti retrovirales en Rusia.

La portavoz de CIEs NO, Cristina Martínez Ferrando, asegura que es “inhumano” que encierren y deporten a una persona enferma que está perfectamente integrada en el centro de acogida donde reside, donde participa en talleres formativos y donde tiene un estricto seguimiento médico. “El internamiento de esta persona supone un acto de extrema crueldad, ya que es una persona especialmente vulnerable que estaba siguiendo un programa de intervención psicosocial que su estancia en el CIE ha interrumpido de forma drástica”, indica.

 “Las condiciones higiénicas de Zapadores son lamentables para todas las personas internas -continúa la portavoz- pero para las que además sufren algún tipo de enfermedad son aún más duras. En estos momentos, por ejemplo, por la noche, las personas internas se ven obligadas a orinar en botellas de plástico, delante del resto de sus compañeros, ya que cierran las celdas hasta el día siguiente”, explica.

La Campaña por el cierre de los CIE lleva denunciando el encierro de personas con graves enfermedades, como el VIH y la Hepatitis C, así como deficiencias en la atención médica a las personas internas, desde el año 2010 cuando hizo público que a varias personas encerradas en Zapadores no se les estaba proporcionando correctamente sus tratamientos médicos, lo que ponía en riesgo de forma alarmante su salud.

Hay que recordar el caso de Samba Martine, ciudadana congoleña, que falleció en el CIE de Aluche, en Madrid, por no recibir el tratamiento adecuado para una persona enferma de sida y que sólo el día que falleció fue trasladada a un hospital.

Por todo ello, la Campaña por el cierre de los CIE exige al delegado de Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, la puesta en libertad inmediata del interno, así como la revocación de su orden de expulsión por motivos humanitarios.

Por otra parte, se hace un llamamiento a las fuerzas políticas y a la ciudadanía valenciana a implicarse en este caso y a exigir el cierre de todos los CIE del Estado. “Queda demostrado una y otra vez que los Centros de Internamiento de Extranjeros son agujeros negros de los derechos humanos y la única solución para estas vulneraciones es el cierre inmediato y sin condiciones de estos espacios que nunca debieron existir”, concluye la portavoz.


La Campanya CIEs NO denuncia que hi ha un malalt de VIH tancat al Centre d’Internament d’Estrangers de Sapadors i exigeix la seua immediata posada en llibertat

·       L’intern resideix des de fa dos anys en un centre de baixa exigència de Castelló on seguia un programa d’intervenció psicosocial.

 

·       La seua expulsió a Rússia, el seu país d’origen, significaria posar en greu risc la seua salut en haver d’interrompre el seu tractament mèdic.

 

València, 12 de novembre de 2018.- La Campanya pel tancament dels Centres d’Internament d’Estrangers (CIEs NO) denuncia que un intern portador de VIH i malalt d’Hepatitis C, en tractament a més amb metadona per drogodependència, es troba des de fa vint dies privat de llibertat en el CIE de Sapadors. L’home, d’origen rus, va ser interceptat a Castelló quan es dirigia al centre d’intervenció de baixa exigència on resideix des de fa dos anys a causa de la seua delicada situació personal i de salut.

Des de la Campanya pel tancament dels CIE, s’ha tingut coneixement que se li ha denegat la protecció internacional per motius humanitaris que havia sol·licitat, per la qual cosa podria ser expulsat a Rússia en qüestió de dies. Açò suposa un gravíssim risc per a la seua salut, en haver d’interrompre bruscament el seu tractament mèdic. Segons ONUSIDA, programa conjunt de les Nacions Unides sobre el VIH/SIDA, solament el 35% de les persones amb VIH accedeixen a tractaments anti retrovirales a Rússia.

La portaveu de CIEs NO, Cristina Martínez Ferrando, assegura que és “inhumà” que tanquen i deporten a una persona malalta que està perfectament integrada en el centre d’acolliment on resideix, on participa en tallers formatius i on té un estricte seguiment mèdic. “L’internament d’aquesta persona suposa un acte d’extrema crueltat, ja que és una persona especialment vulnerable que estava seguint un programa d’intervenció psicosocial que la seua estada en el CIE ha interromput de forma dràstica”, indica.

“Les condicions higièniques de Sapadors són lamentables per a totes les persones internes -continua la portaveu- però per a les quals a més pateixen algun tipus de malaltia són encara més dures. En aquests moments, per exemple, a la nit, les persones internes es veuen obligades a orinar en botelles de plàstic, davant de la resta dels seus companys, ja que tanquen les cel·les fins a l’endemà”, explica.

La Campanya pel tancament dels CIE porta denunciant el tancament de persones amb greus malalties, com el VIH i l’Hepatitis C, així com deficiències en l’atenció mèdica a les persones internes, des de l’any 2010 quan va fer públic que a diverses persones tancades en Sapadors no se’ls estava proporcionant correctament els seus tractaments mèdics, la qual cosa posava en risc de forma alarmant la seua salut.

Cal recordar el cas de Samba Martine, ciutadana congolesa, que va morir en el CIE de Aluche, a Madrid, per no rebre el tractament adequat per a una persona malalta de sida i que només el dia que va morir va ser traslladada a un hospital.

Per tot açò, la Campanya pel tancament dels CIE exigeix al delegat de Govern, Juan Carlos Fulgencio, la posada en llibertat immediata de l’intern, així com la revocació de la seua ordre d’expulsió per motius humanitaris.

D’altra banda, es fa una crida a les forces polítiques i a la ciutadania valenciana a implicar-se en aquest cas i a exigir el tancament de tots els CIE de l’Estat. “Queda demostrat una vegada i una altra que els Centres d’Internament d’Estrangers són forats negres dels drets humans i l’única solució per a aquestes vulneracions és el tancament immediat i sense condicions d’aquests espais que mai van haver d’existir”, conclòs la portaveu.

Pasan inadvertidas – Eva Serós Quintero || #CIEsNO #CIErraloConArte

Pasan inadvertidas

hasta que el vidrio de sus ojos les delata.

Viajan al pasado y envejecen.

Oscurecen.

Se retuercen sus entrañas en cada recuerdo

cuando miras dentro,

y la tormenta aparece.

¿Dónde se esconden los miedos

de quienes una vez renacieron?

Pasan inadvertidas,

como si no fueran nadie, ni nada valieran.

Gentes sin nombre, errantes.

Cifras ascendentes.

Desesperan sus ansias por derechos que les niegan,

y se queman en la fila

por un papel que lo diga.

¿Cuándo dejamos que un sello

valiese más que una vida?

Pasan inadvertidas

sobre el asfalto de un lugar ajeno que les rechaza.

Caminan diferente

entre mentes ausentes

de quienes nada saben, ni se imaginan

qué se siente al mirar dentro

de una superviviente.

¿Y para cuándo la empatía

será señal de rebeldía?

 

“Pasan inadvertidas” de Eva Serós Quintero que pertenece Al Cuadrado Solidario y a Refugeless

Hay que cerrar los Centros de Internamiento de Extranjeros, no reformarlos

El Delegado del Gobierno de la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, declaraba ayer que los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIEs) no son una solución satisfactoria para el nuevo gobierno de Pedro Sánchez, y dejaba entrever la intención de revisar la función de los mismos y la posibilidad de cerrarlos. Para la Campaña por el Cierre de los CIEs y el fin de las deportaciones tales declaraciones aportan aliento al objetivo que desde hace años se mantiene: el cierre definitivo de los Centros de Internamiento.

Sin embargo, hay que recordar que fue el PSOE quien creó estas cárceles para personas migrantes y el que en repetidas ocasiones ha defendido su existencia. De hecho, el propio ministro Marlaska así lo manifestaba la pasada semana. Por tanto, si el Delegado quiere que la ciudadanía le crea, bastaría con que ordenase el cierre inmediato del CIE de Zapadores, ubicado en la ciudad de Valencia.

Según la Campaña por el Cierre de los CIEs y el fin de las deportaciones, resulta una evidente contradicción que el nuevo Delegado declare su postura en contra de los actuales CIEs y afirme al mismo tiempo que el CIE de Zapadores está “en buenas condiciones”.

Entre los principales objetivos de la Campaña CIES NO está el detectar y denunciar las vulneraciones de derechos que se producen en los CIEs, partiendo del hecho de su propia existencia como centros de reclusión y privación de libertad. En este sentido, contrariamente a lo afirmado por el Delegado del Gobierno, las condiciones del CIE de Zapadores no son buenas, y son muchas las vulneraciones de derechos humanos que tienen lugar allí dentro: deficiencias en las condiciones de las celdas, limitación de asistencia sanitaria, ausencia de intérpretes, trato desigual entre hombres y mujeres, intimidaciones, vejaciones, etc.

En Valencia, la Campaña por el Cierre de los CIEs y el fin de las deportaciones lleva años denunciando las condiciones y consecuencias que tiene para las personas el hecho de ser retenidas en centros de internamiento. Su objetivo nunca ha sido que el gobierno central, que es quien tiene la competencia efectiva sobre tales Centros, los reforme o embellezca, como pretendió el anterior ministro del Interior, Juan Ignacio Zoidio. La exigencia de años de lucha de la Campaña siempre ha sido la clausura de cada uno de los siete Centros de Internamiento de Extranjeros existentes actualmente en el territorio español, pues no entiende cómo se puede conjugar un Estado de Derecho con la privación de libertad de personas que no han cometido ningún delito.

Para la Campaña CIEs NO, si el Delegado Juan Carlos Fulgencio y el nuevo gobierno tienen una voluntad firme y sincera de respetar los derechos humanos de las personas migrantes deberían demostrarlo con el cierre definitivo de estos centros, donde impera la opacidad y arbitrariedad.

Concentración en la puerta del CIE de Zapadores (València)

Concentración en la puerta del CIE de Zapadores (València)

18-D. Manifiesto de los colectivos y organizaciones sociales y plataformas de entidades que defendemos los derechos de las personas migrantes

Hoy, como cada 18 de diciembre, desde hace diez años, ciudadanas, asociaciones, organizaciones y colectivos de la ciudad de Valencia nos movilizamos en el día de los derechos de las personas migrantes con el fin de evidenciar la situación que vivimos las personas migrantes en el Estado español.

Queremos poner de manifiesto que la Unión Europea y el Estado español son responsables directos del saqueo, la explotación y la esclavitud de nuestros pueblos, que han sido sometidos a la crueldad de las guerras, las crisis económicas y alimentarias, lo que nos obliga a salir de nuestros países de origen. La Unión europea y el Estado español son también responsables de las políticas represivas que causan miles de muertes cada año en el mediterráneo y encierran a miles de personas inocentes en centros de internamiento de extranjeros.

Por ello, denunciamos:

– Que el Estado Español y los estados europeos invierten ingentes cantidades de dinero público en mantener un dispositivo militar y policial para blindar sus fronteras y frenar la llegada de personas que huyen de territorios devastados, expoliados y empobrecidos como consecuencia de las políticas económicas capitalistas. Es este control de fronteras el que provoca la muerte de miles de personas que se dejan la vida intentando alcanzar suelo europeo.

-Que el control de fronteras propicia, además, el tráfico y la trata de seres humanos, condenando a la explotación sexual a millones de niñas y mujeres que son prostituidas de forma forzosa en territorios europeos.

-Que las políticas europeas de control de fronteras condenan a miles de personas a la esclavitud y la estancia en campos de detención como los que en la actualidad existen en Libia y en otros países en los que a diario se venden seres humanos, una lacra que no podemos permitir ni un minuto más.

-Que las políticas migratorias europeas y españolas favorecen un entramado represivo, que criminaliza a las personas migrantes con el fin de facilitar su explotación en favor de intereses económicos y políticos internos.

-Que, a pesar de las condenas por parte de las Naciones Unidas, el Estado español sigue practicando sistemáticamente identificaciones y redadas policiales por perfil étnico, que intoxican a nuestra sociedad y propagan el miedo y la represión de la población migrante, como comprobamos a diario en las calles de nuestra ciudad.

– Que la mera existencia de los CIE viola los derechos y libertades fundamentales de centenares de personas en el Estado español, la Unión Europea y los países de tránsito. Esto se agrava por las denuncias que se han producido y se producen sobre agresiones, torturas, falta de atención médica y abusos sexuales.

-Que el Gobierno español, con nuestros impuestos, organiza y paga vuelos de deportación en los que se expulsa a las personas migrantes a sus países de origen contra su voluntad en condiciones lamentables y con los que se lucran compañías aéreas con contratos millonarios.

-Que la Ley de Extranjería es un mecanismo de exclusión social que permite y favorece la explotación laboral salvaje de mujeres y hombres migrantes en sectores precarizados como el empleo doméstico, la agricultura o la hostelería con horarios, sueldos y condiciones indignas.

Por todo ello, exigimos:

– El estricto cumplimiento de la Declaración Universal de Derechos Humanos, y con ello el cese de la represión y la violencia institucional, la identificación de los culpables, la depuración de responsabilidades y la reparación a las víctimas de las políticas represivas de control de fronteras.

– El cese de la criminalización de las personas migrantes y de las luchas antirracistas.

-La derogación de la Ley de Extranjería y de todos los instrumentos jurídicos que impiden el legítimo derecho a migrar y el derecho a encontrar refugio en un territorio seguro.

– El cierre del CIE de València y de todos los Centros de Internamiento de Extranjeros, incluido el cierre de la cárcel de Archidona como Centro de Internamiento de Extranjeros y la paralización del nuevo CIE de Algeciras ¡No queremos CIEs, ni nuevos ni renovados!

– La derogación inmediata, urgente y sin condiciones de la Directiva Europea de Retorno, más conocida como ‘Directiva de la Vergüenza’, normativa que permite la existencia de los CIE

– El fin de las redadas racistas, los vuelos de deportación, las deportaciones exprés y las devoluciones en caliente.

-El cese inmediato de la persecución a quienes simplemente tratan de sobrevivir, con actividades como la venta ambulante (manteros) o aparcando coches.

-Que el Estado español reconozca los derechos económicos, sociales y civiles de todas las personas migrantes, incluido el derecho al voto y la participación política como sujetos de pleno derecho.

-Que el Estado español firme y ratifique la Convención Internacional para los Derechos de los Trabajadores Migrantes y sus Familias que proteja los derechos laborales de las personas independientemente de su situación administrativa

– La derogación inmediata en todo el Estado del Real Decreto-Ley 16/2012, que supone un auténtico apartheid sanitario y pone en riesgo la salud de miles de personas.

– El cumplimiento de los compromisos internacionales en materia de trata, la protección a las víctimas y la desarticulación de los entramados que la posibilitan.

-La garantía del derecho de asilo en virtud de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, incluyendo el respeto del principio de no devolución, y todas las obligaciones jurídicas derivadas de la Convención de Ginebra de 1951 y del Protocolo de Nueva York de 1967 sobre el Estatuto de los Refugiados.

-Que se generen mecanismos para facilitar la llegada de los solicitantes de asilo, implementando visados humanitarios para las personas de países en conflicto.

-Que se faciliten la solicitud de asilo en las fronteras, las embajadas y consulados, proporcionando vías legales y seguras para toda persona solicitante de asilo.

-Por último, exigimos el fin de la externalización de fronteras, mediante la inmediata anulación de todos los acuerdos bilaterales sobre políticas comerciales, la política de visados y la ayuda al desarrollo con terceros países: exigimos la anulación del acuerdo de readmisión entre los Estados español y marroquí y el acuerdo entre la UE y Turquía, así como el fin de toda negociación con Libia y los países de tránsito hacia la Unión Europea.

¡BASTA DE CONTROL DE FRONTERAS Y MUERTES EN EL MAR!

¡NO A LA ESCLAVITUD EN LIBIA!

¡NO A LA XENOFOBIA Y AL RACISMO INSTITUCIONAL!

¡NINGUN SER HUMANO ES ILEGAL!

 

DIA INTERNACIONAL PELS DRETS DE LES PERSONES MIGRADES.

El pròxim 18 de desembre, dia Internacional pels Drets de les Persones Migrades i les seues famílies, eixirem junt amb moltes altres ciutadanes i ciutadans, una vegada més amb ràbia continguda.

Ràbia, perquè és la emoció que ens provoca el no entendre, i menys acceptar, com podem viure en un món on es s’exalten i justifiquen les diferències culturals, religioses, d’origen, d’estat socio-econòmic, idiomàtiques… per menysprear a persones amb les que hi convivim en el nostre dia a dia.

Ràbia per saber i confirmar que de forma continuada i sense més explicació, que la defensa d’una Europa Fortalesa buida de drets, els governs europeus posen tota la seua mira intencionadament en fer vorer-nos uns altres, i uns nosaltres…

Qui som nosaltres… ens agradaria saber? Qui són els altres?

Nosaltres, la Campanya CIEsNo de València, eixirem al carrer perquè tenim clar qui són ells, els governs europeus. Governs que no dubten en utilitzar tots els mecanismes possibles per tal de confrontar-nos, per tal de justificar-se en les barbaries que comenten, en traure’s de sobre les responsabilitats, per mostrar-nos que les institucions que representen estan per sobre la legalitat i la no legalitat.

Un dels principals mecanismes de coerció sobre les persones migrades és el manteniment d’una llei d’estrangeria que permet i sustenta l’engranatge d’un circuit pervers en aquest país, i en tota Europa de repressió cap a les persones migrades. Circuit que comença amb la violència en les fronteres, contínua amb la violència de les batudes racistes, prossegueix amb la pròpia reclusió en els CIE i culmina, de forma aferrissada amb les violentes expulsions a través dels Ferrys, vols col.lectius, etc.

Justifiquen amb motius d’excepcionalitat, un procediment il.legal, com és retenir persones que no han comès cap delicte, en la presó d’Archidona. També hauria de ser una excepcionalitat el privar de llibertat a persones en situació administrativa irregular, i s’ha convertit en una pràctica corrent.

Els CIE son centres no penitenciaris, dependents del Ministeri de l’Interior, en els quals es deté fins a 60 dies a persones estrangeres que estan sotmeses a expedients d’expulsió, tornada o devolució. Per a la Campanya CIEsNo de València, descriure què és un CIE de forma contundent i ràpida, és molt simple: és la vergonya i la misèria dels estats i les societats racistes que permeten la seua existència.

Tot i que la llei estableix que l’internament en un CIE ha de ser una mesura excepcional, les xifres indiquen que el 70% de les persones internades en un CIE finalment no es deportada. Ens alarma, que les mesures d’excepcionalitat, es tradueixen en una declaració ferma i no fonamentada, de criminalitzar a les persones migrades.

Continuem sense poder-nos explicar, com el nostre govern que ha estat denunciat per organismes internacionals de defensa dels DDHH, alça tanques amb ganivetes i no escolta les crides de socors de les persones tornant-les als llocs dels que venen fugint. A cas no sap, que hi té responsabilitats de salvaguardar vides, no de propiciar a que les perguen o siguen venudes? En lloc d’assumir les seues responsabilitats , criminalitza a les ONGs i persones que el seu treball és oferir ajuda i salvar vides en el mar.

Ens preguntem si és ètic destinar partides pressupostaries en el manteniment d’aquesta repressió cap a les persones migrades. El Govern Espanyol té signat un contracte al grup format per Air Nostrum i Barceló Viatges, a les quals destinarà 11.880.000 euros en 2017 i 2018 amb l’objectiu de repatriar persones en vols col·lectius, anomenats de la vergonya. La UE ha dotat a la nova Agència Europea de Fronteres 238 milions d’euros l’any passat, quantia que s’aniran incrementant gradualment fins als 322 milions del 2020. A més, recalcar que el cost dels Centres d’Internament d’Estrangers és d’aproximadament 8,8 milions d’euros anuals (exclosa la partida de personal).

De debò ens interessa com a societat destinar una enorme quantitat de diners a excloure a unes persones amb les quals convivim, que són les nostres veïnes i que aporten amb la seua vida al desenvolupament de la comunitat?

Dilluns 18 de Desembre, Dia Internacional pel Dret de les Persones Migrades i les seues famílies, eixirem un any més al carrer, la ciutadania, les organitzacions i els moviments convocats com una mostra més de la lluita per la llibertat, la vida i la dignitat de totes les persones, sense excepció de raça, ideologia, religió, nacionalitat, sexe/gènere, identitat o orientació sexual.

Juntes i junts, lluitarem per la defensa dels Drets Humans, i no cessarem fins que l’Estat Español tanque tots els CIE, done fi a les deportacions forçades i respecte la llibertat de circulació de tota persona.

Gema Siscar i Pablo Flors.

Portaveus de CIEsNo València.

 

31 d’octubre concentració al CIE de Sapadors (València) // 31 de octubre concentración en el CIE de Zapadores (València) #CIEsNO

Dimarts 31 d’octubre a les 19h, com cada últim dimarts de mes, concentració en la porta blava del CIE de Sapadors (València) per a exigir el seu tancament
——————————————————————————
Martes 31 de octubre a las 19h, como cada último martes de mes, concentración en la puerta azul del CIE de Zapadores (València) para exigir su cierre

[NdP] EUROPA SIGUE CERRADA A LAS PERSONAS REFUGIADAS

• CIES NO y Obrim Fronteres critican la política migratoria de Europa y España.

• El gobierno español incumple el compromiso de acoger refugiados.

El 26 de septiembre termina el plazo oficial para que el gobierno de Rajoy cumpla el cicatero cupo de refugiados a los que se comprometió, hace dos años, ante la Unión Europea. Atónita e impotente, una parte de la sociedad contempla cómo se produce en nuestras fronteras una tragedia humanitaria de dimensiones históricas, sin que la Unión Europea ni el gobierno español tomen medidas para dar una respuesta acorde con los ideales que estuvieron en el origen del movimiento europeísta. Tres millones de refugiados y refugiadas de origen sirio, cuatro millones de personas desarraigadas iraquíes, dos millones de libios y libias desplazados por la guerra, etc. están llamando desesperadamente a las puertas de la Europa–Fortaleza y sólo encuentran indiferencia y rechazo, cuando no represión policial.

Ciertamente, la cuestión relevante no es el incumplimiento por parte del gobierno del compromiso adquirido sobre un ridículo número de personas refugiadas, poco más de diecisiete mil. Lo importante son las políticas migratorias que se vienen aplicando. Desde 2009, nuestro país tiene aprobada una Ley de Asilo, norma que no debería haber tenido más límites que el de la solidaridad humanitaria y el derecho a la vida de cualquier refugiado o refugiada. Sin embargo, la citada ley tiene un marco bien distinto. Vista la política de aislamiento y privación de derechos de las personas inmigrantes en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs), es de temer que, si no hay una intensa movilización social, la legislación sobre las personas refugiadas seguirá reproduciendo los mismos criterios de insolidaridad y desprecio a la vida que se tienen con los que llegan a nuestras fronteras huyendo del hambre y la miseria.

El déficit de solidaridad que hay en la Unión Europea se prolonga en las políticas de los gobiernos miembros, que afrontan las llegadas de personas, refugiadas o inmigrantes, como una cuestión de seguridad y de orden público. Nada que ver con los derechos humanos que todos ellos dicen acatar.