Volem VLC sense CIE 2 (1)

Imagen  —  Publicado: 27/07/2015 en Denuncias
Etiquetas:, , ,

La plataforma hace coincidir la acción comunicativa con las obras de reforma que ha anunciado Delegación de Gobierno

Valencia, 20 de julio.- La Campaña por el cierre de los CIE (CIEs NO), compuesta por más de 30 organizaciones, ha lanzado hoy #VLCsenseCIE, una campaña en redes sociales para exigir el cierre definitivo del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Zapadores, Valencia, coincidiendo con la clausura temporal anunciada por Delegación de Gobierno para llevar a cabo obras de reforma.
#VLCsenseCIEAna Fornés, portavoz de CIEs NO, ha explicado que el cierre del centro debe ser “definitivo, e inmediato”. “Por muchas reformas que se hagan en los CIE, se seguirán vulnerando los derechos fundamentales. Exigimos el cierre permanente y total del Centro de Internamiento de Extranjeros de Valencia y de los de todo el Estado porque es criminal privar de libertad a personas por carecer de permiso de residencia. No podemos permitir que los impuestos de la ciudadanía, que el dinero público, se utilice para hacer sufrir de una forma tan gratuita a cientos de personas por el hecho de haber nacido fuera de nuestras fronteras. Queremos que nuestras ciudades estén libres de racismo institucional cuanto antes”, ha indicado la representante.

Además, desde la Campaña, hacen un llamamiento a la ciudadanía y a las Administraciones a repensar las políticas migratorias. “Queremos que esta campaña comunicativa #VLCsenseCIE, y otras acciones similares, sirvan para que la sociedad, y también las Administraciones locales, autonómicas y estatales, tomen conciencia de lo que supone privar de libertad  a personas por razón de su origen. Todo ello, desde una perspectiva de justicia para las personas migrantes que se ven perseguidas, encerradas y expulsadas por leyes injustas y racistas ante las que nos negamos a permanecer indiferentes”, ha añadido.

foto2

<Valencià>

CIEs NO llança la campanya #VLCsenseCIE per a exigir el tancament
definitiu del centre d’internament de València

La plataforma fa coincidir l’acció comunicativa amb les obres de reforma que ha anunciat Delegació de Govern

València, 20 de juliol.- La Campanya pel tancament dels CIE (CIEs NO), composta per més de 30 organitzacions, ha llançat avui #VLCsenseCIE, una campanya en xarxes socials per a exigir el tancament definitiu del Centre d’Internament d’Estrangers (CIE) de Sapadors, València, coincidint amb la clausura temporal anunciada per Delegació de Govern per a dur a terme obres de reforma.

Ana Fornés, portaveu de CIEs NO, ha explicat que el tancament del centre ha de ser “definitiu, i immediat”. “Per moltes reformes que es facen en els CIE, se seguiran vulnerant els drets fonamentals. Exigim el tancament permanent i total del Centre d’Internament d’Estrangers de València i dels de tot l’Estat perquè és criminal privar de llibertat a persones per mancar de permís de residència. No podem permetre que els impostos de la ciutadania, que els diners públics, s’utilitzen per a fer patir d’una forma tan gratuïta a centenars de persones pel fet d’haver nascut fora de les nostres fronteres. Volem que les nostres ciutats estiguen lliures de racisme institucional com més prompte millor”, ha indicat la representant.

A més, des de la Campanya, fan una crida a la ciutadania i a les Administracions a repensar les polítiques migratòries. “Volem que aquesta campanya comunicativa #VLCsenseCIE, i altres accions similars, servisquen perquè la societat, i també les Administracions locals, autonòmiques i estatals, prenguen consciència del que suposa privar de llibertat a persones per raó del seu origen. Tot açò, des d’una perspectiva de justícia per a les persones migrants que es veuen perseguides, tancades i expulsades per lleis injustes i racistes davant les quals ens neguem a romandre indiferents”, ha afegit.

Imágenes del interior de Zapadores

Imágenes del interior de Zapadores

IMG_8953 IMG_8956 IMG_8958 IMG_8960 IMG_8962 IMG_8964 IMG_8965 IMG_8971 IMG_8976 IMG_8979 IMG_8981 IMG_8983 IMG_8985 IMG_8986 IMG_8987 IMG_8990 IMG_8996 IMG_8997 IMG_9002 IMG_9004 IMG_9009 IMG_9012 IMG_9031 IMG_9038 IMG_9041 IMG_9044 IMG_9046 IMG_9047 IMG_9049 IMG_9054 IMG_9055 IMG_9059 IMG_9060 IMG_9061 IMG_9062

 

Valencia, 30 de junio de 2015.-  A un día de la entrada en vigor de la Ley de Seguridad Ciudadana y la reforma del Código Penal, la Campaña CIEs NO queremos dar a conocer el interior del Centro de Internamiento de Extranjeros de Zapadores por las dificultades que esto va a suponer a partir de ahora, ya que su puesta en marcha supone graves obstáculos para la denuncia de vulneraciones de los Derechos Humanos. En este sentido, hemos querido publicar estas imágenes inéditas, que, además, pueden consultarse y descargarse en esta página web www.ciesno.com, en las que se observan las instalaciones y la situación de reclusión en la que viven las 156 personas para las que tiene capacidad esta cárcel racista.

Hay que recordar que la dirección del CIE de Zapadores ha denegado el acceso a los medios de comunicación e incluso a la propia Sindicatura de Greuges en reiteradas ocasiones. “Si el acceso a estos espacios ya era difícil, a partir de ahora, tomar imágenes de su interior estará penado por el Código Penal”, ha denunciado Ana Fornés, portavoz de la Campaña.

“A partir de mañana, bajo el pretexto de que el uso de ciertas fotografías puede ser sancionado administrativamente e incluso por vía penal***, se podrán poner aún más restricciones a la ciudadanía para saber cómo son estos establecimientos que, por otra parte, mantiene con sus impuestos –ha continuado-. El oscurantismo y la opacidad presidirán esta nueva reforma auspiciada por el Partido Popular en un intento de ocultar el mal gobierno al que nos han llevado. De ahí que la plataforma decida publicar hoy las tripas de esos espacios donde las personas migrantes no pueden ir al baño o sencillamente, llamar por teléfono, donde las personas, son sometidas a tratos degradantes, tal y como ya han apuntado diversos organismos de Derechos Humanos”, ha insistido la representante.

Condiciones denigrantes y riesgo para las personas internas

Como se ve en las fotografías, entre otras condiciones denigrantes, no existe apertura automática en las puertas, es manual, lo que supone un grave riesgo para la integridad y la salud de las personas recluidas, si se produjera, por ejemplo, un incendio; además, no hay aseos en las celdas, por lo que las personas internas deben realizar sus necesidades en botellas o cubos de basura.

Por todo ello, y, además, por la grave vulneración de los Derechos Humanos que supone la privación de libertad  por carecer de permiso de residencia, una falta administrativa equiparable a una multa de tráfico, vamos a concentrarnos esta tarde, a las 19.00 horas, en la puerta del CIE de Zapadores para exigir su cierre, tal y como venimos haciendo cada último martes de mes desde hace cinco años.

Asimismo, desde allí partiremos hacia la manifestación contra la Ley Mordaza y la Reforma del Código Penal que tiene previsto iniciarse, a las 20.00 horas, en la Plaza San Agustín y que finalizará en el Tribunal Superior de Justicia.

*** Según el Artículo 36.23 de la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana será considerada una infracción grave: El uso no autorizado de imágenes o datos personales o profesionales de autoridades o miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que pueda poner en peligro la seguridad personal o familiar de los agentes, de las instalaciones protegidas o en riesgo el éxito de una operación, con respeto al derecho fundamental a la información.

(Valencià)

Demà dilluns és 15 de Juny: Dia contra els Centres d’Internament d’Estrangers. En nombroses ciutats de l’Estat espanyol i de fora de l’estat es faran accions pel tancament d’aquestes presons racistes.
A València demà dilluns farem una acció que li hem cridat ‘portem el *CIE al centre de València” serà a les 19h a la Plaça dels Pinazos (Metre de Colón). T’esperem

Event de Facebook: https://m.facebook.com/events/1607181006191258/

——–

(Castellano)

Mañana lunes es 15 de Junio: Día contra los Centros de Internamiento de Extranjeros. En numerosas ciudades del Estado español y de fuera del estado se harán acciones por el cierre de estas cárceles racistas.
En Valencia mañana lunes haremos una acción que le hemos llamado ‘portem el CIE al centre de València” será a las 19h en la Plaza de los Pinazos (Metro de Colón). Te esperamos

Evento de Facebook: https://m.facebook.com/events/1607181006191258/

 

15j2015

 

Imprimir

(castellano)

• CIEs NO afirma que jamás ha declarado que se necesiten mayor dotación y efectivos en el Centro de Internamiento de Zapadores

• Se recuerda la existencia de procesos judiciales abiertos desde 2012 ininterrumpidamente contra agentes del cuerpo de la Policía Nacional sin que se haya tenido constancia de ninguna investigación de asuntos internos

• La solución para Zapadores es su cierre definitivo

Valencia, 14 de mayo de 2015.- La Campaña CIEs No muestra su disconformidad ante las declaraciones de la UFP sobre la necesidad de incrementar el número de funcionarios en la Unidad de Seguridad del CIE de Zapadores, así como la instalación de medios técnicos en el exterior y el interior del edificio que garanticen la seguridad de funcionarios y el control de los accesos, y la dotación individual de linternas, equipos de transmisión portátil y un canal habilitado que permita una comunicación continua.

Las instalaciones del CIE de Zapadores son inseguras para las personas que son encerradas, no asegurando la integridad física y psicológica y suponen una violación de los derechos humanos. Recordamos que las personas tienen que hacer sus necesidades fisiológicas en bolsas de basura en las celdas por las noches; que las condiciones de habitabilidad son insuficientes (falta de aclimatación, de ventilación), así como el cierre manual de las puertas, tal y como ha manifestado la Defensoría del Pueblo, lo que en caso de emergencia, provocaría una auténtica tragedia.
La Campaña CIEsNo recuerda en el CIE de Zapadores hay denuncias por malos tratos y torturas en proceso de investigación desde el año 2012, sin que se haya tenido constancia de que se haya realizado ninguna investigación interna.

Así lo constatan, por ejemplo, los procedimientos abiertos en los Juzgados de Instrucción nº 4 y 16 de Valencia. El Juzgado de Instrucción nº4 está conociendo un procedimiento, con diligencias previas 1663/2012, sobre un caso en torno a la agresión a menores argelinos del año 2012, donde un agente de la Policía Nacional está imputado por hechos que podrían ser constitutivos de delito previsto en el art. 174 del Código Penal, por tortura y contra la integridad moral. El caso se intentó archivar pero la actuación de la Audiencia Provincial de Valencia obligó a reabrirlo e investigar los hechos. Del mismo modo, Instrucción 16 conoce de otro caso, con diligencias previas 3416/2013, en el cual está imputado un agente por otro posible delito del mismo tipo.

“Por tanto, ante esta realidad, la solución no es dotar de mayor personal, sino dada la gravedad de la situación de Zapadores, debería decretarse el cierre inmediato. La Campaña CIEs NO, jamás ha reclamado que se dote de más medios al CIE, entendiendo que cualquier incremento de la dotación es invertir dinero público en la violación de derechos fundamentales. El gasto público con el que cuenta el Estado para reprimir las migraciones debe ser destinado a inversión social”, declara Ana Fornés, portavoz de la Campaña por el Cierre de los CIE.

(valencià)

• CIEs NO afirma que mai ha declarat que es necessiten una major dotació i efectius en el Centre d’Internament de Sapadors.

• Es recorda l’existència de processos judicials oberts des de 2012 ininterrompudament contra agents del cos de la Policia Nacional, sense que s’haja tingut constància de cap recerca d’assumptes interns.

• La solució per a Sapadors és el seu tancament definitiu.

València, 14 de maig de 2015.- La Campanya CIEs NO mostra la seua disconformitat davant les declaracions de la UFP sobre la necessitat d’incrementar el nombre de funcionaris en la Unitat de Seguretat del CIE de Sapadors, així com la instal•lació de mitjans tècnics en l’exterior i l’interior de l’edifici que garantisquen la seguretat de funcionaris i el control dels accessos, i la dotació individual de llanternes, equips de transmissió portàtil i un canal habilitat que permeta una comunicació contínua.

Les instal•lacions del CIE de Sapadors són insegures per a les persones que són tancades, no assegurant la integritat física i psicològica d’elles, suposen una violació dels drets humans. Recordem que les persones han de fer les seues necessitats fisiològiques en borses de brossa en les cel•les a les nits; que les condicions d’habitabilitat són insuficients (falta d’aclimatació, de ventilació), així com el tancament manual de les portes, tal com ha manifestat el Defensor del Poble, la qual cosa en cas d’emergència provocaria una autèntica tragèdia.

La Campanya CIEs NO recorda que en el CIE de Sapadors hi ha denúncies per maltractaments i tortures en procés de recerca des de l’any 2012, sense que s’haja tingut constància de que s’iniciés cap recerca interna.

Així ho constaten, per exemple, els procediments oberts en els Jutjats d’Instrucció nº 4 i 16 de València. El Jutjat d’Instrucció nº4 està coneixent un procediment, amb diligències prèvies 1663/2012, sobre un cas entorn de l’agressió a menors algerians de l’any 2012, on un agent de la Policia Nacional està imputat per fets que podrien ser constitutius de delicte previst en l’art. 174 del Codi Penal, per tortura i contra la integritat moral. Es va intentar arxivar el cas, però l’actuació de l’Audiència Provincial de València va obligar a reobrir-lo i investigar els fets. De la mateixa manera, Instrucció 16 coneix un altre cas, amb diligències prèvies 3416/2013, en el qual està imputat un agent per un altre possible delicte d’aquest mateix tipus.

“Per tant, davant aquesta realitat, la solució no és dotar de major personal, sinó donada la gravetat de la situació de Sapadors, hauria de decretar-se el seu tancament immediat. La Campanya CIEs NO mai ha reclamat que es faciliten més mitjans al CIE, entenent que qualsevol increment de la dotació suposaria invertir diners públics en la violació de drets fonamentals. La despesa pública amb els quals compta l’Estat per a reprimir les migracions han de ser destinats a la inversió social”, declara Ana Fornés, portaveu de la Campanya.

31-3-2015 (3)

(Castellano)
La Campaña Estatal por el Cierre de los CIE, junto con múltiples organizaciones de defensa de los derechos humanos, condenamos el Genocidio Migratorio que se está produciendo en el Mar Mediterráneo y denunciamos:
Que las personas que han perdido la vida tenían diversos motivos para emprender su viaje; entre éstos, huir de conflictos políticos, bélicos y de la propia pobreza. Lejos de ser fenómenos “naturales”, están directamente relacionados con la política exterior de la Unión Europea y sus intereses comerciales.
Que la Unión Europea define a estas personas como “inmigrantes ilegales” para no tener que aceptar las implicaciones de lo que realmente son: potenciales refugiados, niños y niñas, víctimas de diversos conflictos.
Que la mayoría de las personas que se han ahogado deberían haber estado amparadas por la legislación y los tratados de protección internacionales suscritos por los países de la Unión Europea. Ante la imposibilidad de cursar cualquier tipo de solicitud, se ven obligadas a arrojarse al mar para, una vez llegadas a Europa, tratar de conseguir este reconocimiento.
Que la UE ha renunciado a su orientación más humanitaria y respetuosa con los Derechos Humanos para darle, en cambio, una orientación bélica a todo lo que tiene que ver con las migraciones. La mayor responsable de este enfoque es la Agencia Frontex. La Agencia entiende el intento de acceso de las personas como un “riesgo” (literalmente) de violación de las Fronteras. Se dedican millones de euros a sufragar tecnología militar de vigilancia y, en cambio, no se destina ninguna medida al salvamento de personas. Recordamos que la Agencia Frontex ha pasado de tener un presupuesto anual de 5 millones de euros en su origen (2004) a más de 80 millones por año en 2015. El Estado Español destinó en el último lustro casi 290 millones de euros a sellar las fronteras españolas y menos de 10 millones a la acogida de refugiados, una de las ratios más desiguales de la Unión Europea. También ha pagado 50 millones de euros a Marruecos para que construya una nueva valla de concertinas. No faltan recursos, sino voluntad política.
Que la tecnología de Frontex es capaz de localizar las embarcaciones, pero resulta absolutamente incapaz de salvar a las personas. Por prioridades políticas, se invierte el dinero en el control de personas pero no en su salvamento.
Que el Ministro de Interior, Fernández Diaz, es responsable directo de legitimar estas muertes, pues considera que salvar vidas en el Mediterráneo puede generar un efecto llamada. Es decir, según el Ministro, hay personas que hoy tienen que morir para que un posible efecto (sin una relación causal clara) sea evitado. El verdadero efecto llamada no es Salvamento Marítimo. Más bien estamos ante un efecto directo de expulsión, consecuencia de las políticas Europeas en África. Afirmaciones como las del Ministro deberían tener consecuencias legales.
Que no es tolerable aceptar que “otra embarcación se ha hundido”: hay toda una cadena de responsabilidades que han de ser investigadas, esclarecidas y, en su caso, juzgadas. Se ha de evitar que vuelva a suceder, mejorando los protocolos de salvamento.
Que es inadmisible la hipocresía del Presidente del Gobierno cuando indica que “Ya no valen las palabras, hay que actuar” en relación a las muertes del Mediterráneo. Desgraciadamente, naufragios como éste suelen servir para lanzar medidas que dotan de más medios a Frontex sin cambiar un ápice su errática concepción de las migraciones (como una amenaza y un riesgo) y su lógica bélica. En otras ocasiones, se han dado respuestas de intervención directa en los países de origen: bien condicionando sus “ayudas al desarrollo” a la colaboración en la represión de las migraciones o bien con intervenciones diplomático-militares que generan aún más desplazados. Ambas opciones suponen precarizar aún más la experiencia migratoria y aumentar los naufragios en el Mediterráneo, el mar más mortífero del mundo.
Que es necesaria la inversión en un programa europeo de salvamento marítimo acorde a la envergadura del problema, paralela a una reducción de la financiación de programas, operaciones y tecnologías que militarizan la frontera.
Que se hace necesaria la realización de un programa de identificación y memoria de las víctimas, y de repatriación de los cuerpos a sus familias.
La tragedia como género literario hace referencia a cómo los personajes son enfrentados contra el destino de los dioses con resultados de muerte o infortunio. Lo que ha ocurrido el domingo en las aguas del mediterráneo, sin embargo, está lejos de poder considerarse como tal: no son tragedias inevitables, es una responsabilidad de la Unión Europea
Por el fin de las muertes en el Mediterráneo.
Por el fin del Genocidio Migratorio #GenocidioMigratorio 
19 de abril de 2015
Campaña Estatal por el Cierre de los CIE
Grupo de Trabajo Campaña Estatal por el Cierre de los CIE
cie estatal

[Valencià] 

La Campanya Estatal pel Tancament dels CIE, juntament amb múltiples organitzacions de defensa dels drets humans, condemnem el Genocidi Migratori que s’està produint en el Mar Mediterrani i denunciem:

Que les persones que han perdut la vida tenien diversos motius per emprendre el seu viatge; entre d’altres, fugir de conflictes polítics, bèl•lics i de la pròpia pobresa. Lluny de ser fenòmens “naturals”, estan relacionats directament amb la política exterior de la Unió Europea i els seus interessos comercials.
Que la Unió Europea defineix aquestes persones com a “immigrants il•legals” per no haver d’acceptar les implicacions d’allò que realment són: refugiats potencials, nens i nenes, víctimes de diversos conflictes.
Que la majoria de les persones que s’han ofegat haurien d’haver estat emparades per la legislació i els tractats de protecció internacionals subscrits pels països de la Unió Europea. Davant la impossibilitat de cursar qualsevol tipus de sol•licitud, es veuen obligades a llançar-se al mar per, un cop arribades a Europa, tractar d’aconseguir aquest reconeixement.
Que la UE ha renunciat a la seva orientació més humanitària i respectuosa amb els drets humans per donar-li, en canvi, una orientació bèl•lica a tot el que té a veure amb les migracions. La major responsable d’aquest enfocament és l’Agència Frontex. L’Agència entén l’intent d’accés de les persones com un “risc” (literalment) de violació de les Fronteres. Es dediquen milions d’euros a sufragar tecnologia militar de vigilància i, en canvi, no es destina cap mesura al salvament de persones. Recordem que l’Agència Frontex ha passat de tenir en el seu origen (2004) un pressupost anual de 5 milions d’euros a més de 80 milions l’any el 2015. L’Estat Espanyol va destinar en l’últim lustre gairebé 290 milions d’euros a segellar les fronteres espanyoles i menys de 10 milions a l’acollida de refugiats, una de les ràtios més desiguals de la Unió Europea. També ha pagat 50 milions d’euros al Marroc perquè construeixi una nova tanca de concertines. No falten recursos, sinó voluntat política.
Que la tecnologia de Frontex és capaç de localitzar les embarcacions, però resulta absolutament incapaç de salvar les persones. Per prioritats polítiques, s’inverteixen els diners en el control de persones però no en el seu salvament.
Que el ministre d’Interior, Fernández Diaz, és responsable directe de legitimar aquestes morts, ja que considera que salvar vides a la Mediterrània pot generar un efecte crida. És a dir, segons el ministre, hi ha persones que avui han de morir per tal d’evitar un possible efecte (sense una relació causal clara). El veritable efecte crida no és Salvament Marítim. Més aviat estem davant d’un efecte directe d’expulsió, conseqüència de les polítiques Europees a l’Àfrica. Afirmacions com les del ministre haurien de tenir conseqüències legals.
Que no és tolerable acceptar que “una altra embarcació s’ha enfonsat”: hi ha tota una cadena de responsabilitats que han de ser investigades, esclarides i, si escau, jutjades. S’ha d’evitar que torni a succeir, tot millorant els protocols de salvament.
Que és inadmissible la hipocresia del president del Govern quan indica que “Ja no valen les paraules, cal actuar” en relació a les morts de la Mediterrània. Malauradament, naufragis com aquest solen servir per llançar mesures que doten de més mitjans a Frontex sense canviar gens la seva erràtica concepció de les migracions (com una amenaça i un risc) i la seva lògica bèl•lica. En altres ocasions, s’han donat respostes d’intervenció directa en els països d’origen: bé condicionant les seves “ajudes al desenvolupament” a la col•laboració en la repressió de les migracions o bé amb intervencions diplomàticomilitars que generen encara més desplaçats. Ambdues opcions suposen precaritzar encara més l’experiència migratòria i augmentar els naufragis a la Mediterrània, el mar més mortífer del món.
Que és necessària la inversió en un programa europeu de salvament marítim d’acord amb l’envergadura del problema, paral•lela a una reducció del finançament de programes, operacions i tecnologies que militaritzen la frontera.
Que es fa necessària la realització d’un programa d’identificació i memòria de les víctimes, i de repatriació dels cossos a les seves famílies.
La tragèdia com a gènere literari relata com els personatges són enfrontats contra el destí dels déus amb resultats de mort o infortuni. El que ha passat diumenge a les aigües de la Mediterrània, però, està lluny de poder considerar-se com a tal: no són tragèdies inevitables, és una responsabilitat de la Unió Europea.

 

Per la fi de les morts a la Mediterrània.

Per la fi del Genocidi Migratori #GenocidioMigratorio

19 abril 2015
Campanya Estatal pel Tancament dels CIE
Grup de Treball Campanya Estatal pel Tancament dels CIE

El Centro de Internamiento de Extranjeros de Valencia acumula más de 50 denuncias por maltrato

Valencia, 30 de marzo.-La Campaña por el cierre de los CIE (CIEs NO), plataforma compuesta por más de 30 organizaciones, conmemora mañana, martes, 31 de marzo, cinco años de concentraciones frente al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Valencia, en Zapadores, para exigir su cierre. Como cada último martes de mes de manera ininterrumpida desde marzo de 2010, CIEs NO se reunirá, a las 19.00 horas, en la puerta de la avenida doctor Waskman para visibilizar este espacio en el que se encierra a personas migrantes por carecer de permiso de residencia, una falta administrativa equivalente a una multa de tráfico.

Desde la Campaña, se hace un llamamiento a la ciudadanía a participar en esta protesta colectiva que, en esta ocasión, reivindicará el lustro de lucha y resistencia por el cierre del CIE de Zapadores con una concentración en la que está prevista una comparecencia ante los medios, lectura de manifiestos, actuaciones musicales, monólogos por la exclusión y el acompañamiento de una muixeranga.

Vulneraciones sistemáticas de derechos fundamentales

La Campaña nació hace cinco años con el objetivo de articular un movimiento que denunciara la vulneración de derechos fundamentales que sufren cada día las personas migrantes, cuya represión va más allá del encierro en los CIE -medida del todo desproporcionada  que implica la privación de libertad por una falta administrativa-; también incluye las redadas racistas y las deportaciones.

Desde sus inicios, la plataforma, además de concentrarse cada último martes de mes para exigir el cierre de los CIE –hay siete en el Estado español-, ha acompañado a las personas víctimas del CIE con visitas periódicas a Zapadores, tras conseguir por auto judicial la entrada de ONG para la veeduría de derechos humanos.

Además, desde hace cinco años, denuncia públicamente las condiciones lamentables en las que se encuentran –falta de ropa de abrigo y agua caliente en invierno, comida escasa y de mala calidad, plaga de chinches cuyas picaduras son extremadamente dolorosas, falta de intérprete, dificultades para acceder a la asistencia jurídica, prohibición de contacto físico en las restringidas visitas de familiares, expulsiones sin previo aviso  o encierros por las noches en las celdas que carecen de aseos, lo que les obliga a hacer sus necesidades en cubos de basura o botellas de agua.

Por último, CIEs No realiza el seguimiento de las denuncias que las personas internas han interpuesto por maltrato policial y otras vejaciones. En resumen, visibiliza la necesidad de cerrar de forma inmediata y definitiva este espacio racista que nos convierte en una sociedad indiferente y cómplice con la injusticia que sufren cientos de personas en el País Valencià, en todo el Estado español y el resto de la Unión Europea.

Investigaciones interrumpidas

Por otra parte, a las condiciones denigrantes que las personas internas deben soportar durante el encierro, hay que sumar los más de 50 casos de agresiones policiales y torturas que aseguran haber sufrido las personas internas en Zapadores. En este sentido, cabe destacar que, desde la Defensoría del Pueblo hasta organismos internacionales como el Comité de Derechos Humanos de la ONU y el Comité de Prevención de la Tortura (CPT) del Consejo de Europa, han exigido que se esclarezcan los hechos que recogen estas denuncias judiciales, cuyas investigaciones, en la mayoría de ocasiones, se ven interrumpidas por las deportaciones de víctimas y testigos.

Desde la Campaña por el cierre de los CIE, corroboramos que con la detención y el internamiento, se rompe con la integridad física y psíquica de las personas encerradas y con la de sus familiares, y en consecuencia, y sobre todo, se destruyen las bases de una sociedad igualitaria. Estos centros asumen el secuestro y privación de libertad como castigo a quienes incurren en una falta administrativa; una cuestión inaceptable que los convierte en la mayor evidencia de racismo institucional que se nos impone.

Por todo ello, frente a la existencia de espacios como el CIE de Zapadores de Valencia, queremos conmemorar estos cinco años de lucha para seguir exigiendo, cada día, su cierre inmediato y definitivo. Asimismo,  vamos a seguir pidiéndole a la ciudadanía que se niegue a ser cómplice con esta violación sistemática de derechos fundamentales.

Concentración de esta mañana. Fotos: Christian Villalba Alcaide

safe_image

  • La Abogacía del Estado asegura en un informe que el agente se lo llevó a las duchas para intentar calmarlo, pero éste es el único espacio en el centro en el que no hay cámaras de vigilancia
  • El abogado pedirá la comparecencia de los dos policías implicados en el caso de agresión

Valencia, 20 de febrero de 2015.-Mohamed Rezine Zohuir, el ciudadano argelino que denunció recientemente haber sufrido malos tratos por parte de la Policía en el CIE de Valencia, ha declarado esta mañana en el juzgado y ha explicado de forma detallada y veraz cómo se produjo la agresión.

El denunciante ha relatado que, tras una leve discusión con otro interno en el comedor, un policía se lo llevó a la zona de las duchas, donde se encontraba otra agente y donde no hay cámaras de vigilancia. Según Zohuir, primero fue la policía la que comenzó dándole patadas en la pierna y, después, el otro agente empezó también a golpearle. Por último, éste le agredió en la cabeza con la porra lo que le produjo una brecha por la que recibió 17 puntos de sutura. Además, ha asegurado que mientras le agredían, los agentes le propiciaban insultos racistas, llamándole “moro” e “hijo de puta”.

Durante la sesión, la Abogacía del Estado ha solicitado el archivo del proceso tras aportar un informe elaborado por el CIE en el que reconocen que al menos un agente estuvo en las duchas con el denunciante pero “para calmarle”. El abogado de Zohuir, Andrés García Berrio, miembro de la Coordinadora para la Prevención y la Denuncia de la Tortura y de la Campaña Estatal por el cierre de los CIE, -que ha comparecido ante los medios de comunicación tras la declaración- ha asegurado que elegir este espacio para tranquilizarle “carece totalmente de sentido”, siendo que “curiosamente” es el único lugar que carece de cámaras.

comparecencia1

Asimismo, en el informe del centro se asegura que el origen de la herida en la cabeza de Zohuir es “una autolesión” y que el golpe se lo produjo él mismo al tirarse al suelo. “La versión de la Abogacía es completamente irresponsable y está lejos de ser creíble. De todas formas, esto tendrán que demostrarlo próximamente, ya que, desde la acusación vamos a solicitar como prueba la declaración de los agentes implicados”, ha indicado García Berrio.

Zohuir ha sido visitado hoy mismo por el médico forense para poder determinar el origen preciso de las heridas y contusiones.

Respecto al caso del interno de origen marroquí que también denunció malos tratos recientemente, Ben Younes Sabbar, el juzgado ha iniciado las investigaciones sobre los hechos pero no se ha acordado que se produzca la declaración del denunciante, ni que sea visto por un médico. “Hemos recurrido estas cuestiones porque entendemos que puede suponer que no se realice una investigación rigurosa y adecuada”, ha explicado el abogado.

comparecencia2

Situación insostenible en Zapadores
Por otra parte, la portavoz por la Campaña por el cierre de los CIE, Ana Fornés, ha asegurado ante los medios de comunicación, que la situación de Zapadores es insostenible. “Se ha hecho caso omiso respecto a las recomendaciones de la Defensoría del Pueblo en cuanto al agua fría en las duchas y la carencia de calefacción. Además, sigue habiendo chinches cuyas picaduras son muy dolorosas. Esto junto a la violencia que denuncian las personas internas demuestran que las condiciones del CIE siguen siendo deplorables”.

cie estatal

El Gobierno marroquí emprende una campaña de persecución y acoso a la migración irregular enmarcada en la lógica de externalización de fronteras de la Unión Europea

Menos de 24 horas tardó el Gobierno marroquí en hacer efectiva la amenaza que hacía  en rueda de prensa el pasado lunes 9 de febrero de desmantelar los campamentos de personas migrantes cercanos a las ciudades de Ceuta y Melilla.

A las 5h de la madrugada del martes 10 de febrero, antidisturbios de las Fuerzas de Seguridad Auxiliares (FSA), más conocidas como ‘alis’, comenzaron una macro redada en el campamento de migrantes del Gurugú, situado en las proximidades de la valla de Melilla. El resultado; decenas de personas heridas y cientos de deportadas.

El operativo policial se ha producido menos de un día después de que el Ministro delegado de interior marroquí , Chokri Drais, anunciase el inminente desmantelamiento de los campamentos de migrantes cercanos a Ceuta y Melilla. Según Drais, este anuncio sería la primera medida del ejecutivo como consecuencia de la finalización del proceso de regularización de migrantes que hace un año puso en marcha el Gobierno marroquí. A la vez, el responsable de interior marroquí afirmaba que “los migrantes causan daños y destrozan los bosques”.

Por su parte el  Gobierno español a través del Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, declaró su negativa a “inmiscuirse” en la política interior de  Marruecos para no perjudicar las “magnificas” relaciones bilaterales entre ambos países. Calificando la colaboración con el Estado alauí como “esencial” y “esplendida”, el Ministro reitera que tras la inauguración de las salas de asilo en los puestos fronterizos de Ceuta y  Melilla, “quedará muy claro” que las personas que intenten entrar en el Estado español saltando las vallas de las ciudades autónomas no tendrán derecho a  pedir asilo.

Según las informaciones de las que disponemos hasta la fecha, a las 5 de la madrugada del martes día 10, las FSA, irrumpieron en el Monte Gurugú y arrasaron por completo el campamento de Camerún, del que habrían deportado a la casi totalidad. Siguieron por el de Mali, Guinea y Costa de Marfil, montaña arriba. Durante el operativo policial, según han explicado varias víctimas y testimonios directos, decenas de personas migrantes han resultado heridas, algunas de gravedad, debido a los golpes y como resultado de la violencia provocada por los ‘alis’.
Alrededor de las 7.30 de la mañana las fuerzas auxiliares abandonaron el Gurugú para acudir a la zona fronteriza, donde se estaba produciendo un intento de salto protagonizado por un grupo de subsaharianos, en su mayoría costamarfileños. De ellos 36 lograron penetrar en Melilla y el resto fueron llevados en 5 autobuses. Aunque no hay cifras oficiales, parece que alrededor de un millar de migrantes han sufrido detenciones tanto en el Gurugú como en la valla, subidas a más de una veintena de autobuses, y conducidos a varias ciudades, centros de detención y diferentes infraestructuras improvisadas. Entre ellos se encuentran mujeres y menores de edad.
Las personas migrantes, fueron apelotonadas en el descampado de Kariat Arkmane en Nador y desde allí poco a poco trasladadas en concreto a varias ciudades marroquís: Safi, Essaouira, Chichaoua, Goulmima, Youssoufia, El Jadida y Errachidia, Kelaat, Sraghna, Tiznit, y Agadir. Según datos de la ONG Gadem a día de hoy se habrían ampliado a 17.

Durante el pasado jueves 12 de Febrero, la policía interrumpió nuevamente en el monte Gurugú arrestando a otros grupos de migrantes que habían escapado de la redada anterior. Cuatro autobuses volvieron a salir del Gurugú y parece que permanecen en Nador.

Al mismo tiempo se han ido verificando redadas racistas en la ciudad de Tánger, en donde hasta ahora han sido detenidas alrededor de 50 personas de origen subsahariano.

El 13 de febrero, continuaron con las quemas de los campamentos del monte Gurugú, así como  las incursiones en los diferentes campamentos en la provincia de Nador, entre los que destaca el de Bolingo, hogar de muchas familias, mujeres y menores.

No se sabe aún si el Gobierno marroquí pretende abandonarlas en las fronteras del Sáhara Occidental o Argelia, o deportarlas a sus países de origen; pero parece que no es descartable ésta última opción, debido a que recientemente se ha relacionado esta operación con la finalización del proceso de regularización de migrantes. El número dos de Interior, Chokri Drais , aseguraba el pasado lunes que las migrantes que no se han regularizado “no se quieren quedar (en territorio marroquí) y ante ellos Marruecos tiene que aplicar la ley”. Además, a pesar de la cierta regularidad con la que se producen este tipo de desmantelamiento de los campamentos de migrantes, en este caso la gran dimensión del operativo y la detención y traslado a campos de detención de la mayoría de sus habitantes, hace pensar en un cambio de rumbo en las políticas migratorias del Gobierno marroquí.Drais ha declarado que las personas migrantes estaban recibiendo un trato exquisito por parte de las autoridades, pero ha comunicadoclaramente que en ningún caso se van a permitir mas campamentos de migrantes irregulares cerca de las fronteras europeas.
La ministra delegada de Asuntos Exteriores, Mbarka Buaida, reconoció ya que la Unión Europea da a Marruecos unos 10 millones de euros «para acompañar el proceso financiero» de la regularización de inmigrantes. Sabemos también que el pasado 14 de Enero se celebro en Rabat el III Foro Parlamentario Hispano-Marroquí en el que la migración fue uno de los ejes centrales.

Marruecos continua cumpliendo su cometido de gendarme de las puertas de Europa en la zona occidental de la frontera sur, y parece que esta dinámica no hace sino mantenerse y afianzarse. Mientras tanto, el Estado español y la Unión Europea siguen presumiendo de ser respetuosas con los derechos humanos a la vez que externalizan el control de fronteras a terceros países.

La Campaña Estatal por el Cierre de los CIE y los colectivos abajo firmantes;

  • Declaramos nuestra preocupación por el estado de salud de las personas detenidas y/o deportadas, especialmente de quienes están heridos/as.
  • Denunciamos las políticas de las autoridades marroquíes y la actuación del operativo policial que, a través del uso indiscriminado de la violencia, ha llevado a cabo mas de 1200 detenciones ilegales entre las cuales se encuentran casos de menores y mujeres, privando las migrantes afectadas de su propia libertad y impidiendo el libre ejercicio de sus derechos, fuera de cualquier marco jurídico nacional o internacional.
  • Denunciamos el desplazamiento forzado de las migrantes afectadas y la falta de un procedimiento personalizado que evalúe y compruebe la situación individual.
  • Rechazamos las declaraciones de los Gobiernos marroquí y español en cuanto a la migración subsahariana, recordando que la no voluntad de permanencia en territorio marroquí no es una excusa valida para deportar en masa a personas, ya que estas se encuentran en ese país en tránsito migratorio hacia el norte, existe la posibilidad de que provengan de zonas en guerra, o estén en una situación de exclusión o en peligro, con lo que su expulsión sería ilegal. Las personas migrantes provenientes del África subsahariana son objeto de detenciones racistas por parte de las autoridades marroquíes, lo que les imposibilita acercarse a las oficinas de asilo -recientemente instaladas- sin ser deportadas. Su única salida es permanecer en algun campamento de migrantes a la espera de cruzar, saltando la valla o en patera.

Considerando estos elementos EXIGIMOS a las autoridades competentes:

  • La liberación inmediata de todas las migrantes detenidas ilegalmente.
  • Medidas urgentes para garantizar la asistencia sanitaria y legal, así como la protección de los derechos de todas las personas migrantes mientras aún se encuentren detenidas.
  • El cumplimento de la legislación nacional e internacional vigente en materia de derechos humanos y de las personas migrantes, prestando atención a aquellas personas con situaciones de especial vulnerabilidad .
  • Una investigación judicial independiente, poniendo en duda que las victimas hayan sido tratadas conforme a sus derechos.
  • El fin de las redadas racistas en todo el territorio marroquí.

A este fin, desde la Campaña estatal por el cierre de los CIEs se ha puesto en conocimiento de diversos organismos internacionales tales como el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas o el Consejo de Europa estos hechos instándoles a que se tomen las medidas oportunas de manera urgente

19 de febrero de 2015
Campaña Estatal Por el Cierre de los CIE

 

Adhesiones

Campaña Estatal Por el Cierre de los CIE

Campaña CIEsNO Valencia

Antifeixistes Pais Valencià

Asociación Intercultural Candombe

Asociación Martín Fierro

Campaña CIEsNO Valencia

CEAR Euskadi

CEAR PV

CEDSALA

CNT Valencia

CIEsNO Salamanca

Colectivo Desalambrando

Colectivo ANSUR

Colectivo Sur Cacarica

Comisión CIE Ferrocarril Clandestino

Coordinadora para la prevención y denuncia de la tortura

Comunidades Cristianas

COS

Entrepueblos

Esquerra Unida del País Valencià

Foro Alternativo de la Inmigración

GAC – Grupo de Acción Comunitaria

HOAC

Intersindical Valenciana

Jarit Asociación Civil

Mesa de Entidades de Solidaridad con las y los Inmigrantes

Observatori DESC

Psicólogos Sin Fronteras

Ruta contra’l racismu y la represión

SOS Racismo Madrid

Tanquem els CIEs

TKDK

Unitat Contra el Fascisme i el Racisme (UCFR)

Valencia Acoge- València Acull

Imagen  —  Publicado: 19/02/2015 en Sin categoría

CIE NO exige a delegación de Gobierno que paralice la expulsión del denunciante
El juez llama a declarar al querellante y pide que se investiguen los hechos

Valencia, 11 de febrero de 2015.- El magistrado del juzgado de instrucción número 12 de Valencia, Juan Luis Beneyto Feliu, ha admitido hoy a trámite la querella interpuesta por Mohamed Rezine Zohuir, uno de los internos del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Zapadores que denunció la semana pasada haber sufrido torturas por parte de varios agentes de policía, por considerar que los hechos podrían ser “constitutivos de delito contra la Integridad Moral”.

Además, el juez ha pedido llamar a declarar a Zohuir el próximo 20 de febrero y ha solicitado a la dirección del CIE las grabaciones del día en el que sucedieron los hechos, la identificación del presunto agresor y los testigos, incluidos la enfermera y el médico que asistieron al interno y que se envíe su expediente médico y parte de asistencia.

Desde la Campaña por el Cierre de los CIE, celebramos la decisión del juzgado, sin embargo, lamentamos que no se haya suspendido cautelarmente la deportación de Zohuir a Argelia, ya que esto significa que en cualquier momento podrían expulsarlo a su país de origen y se paralizaría la investigación. En este sentido,  exigimos a delegación de Gobierno que impida la deportación del querellante para que se esclarezcan los hechos.

Por otra parte, la querella interpuesta por el otro interno, Ben Younes Sabbar –que ha sido puesto en libertad-, se encuentra en el juzgado de instrucción número 14, pendiente de su admisión.

 

FotoZohuir2

Zohuir muestra su herida

Zohuir muestra su herida