El Defensor del Pueblo traslada a la Fiscalía General del Estado la situación de desamparo de los menores tutelados por la Generalitat al cumplir la mayoría de edad

Cast/Val


• Fernández Marugán ha tomado esta iniciativa “a la vista de la cantidad de menores tutelados por la Comunidad Valenciana que acceden a su mayoría de edad sin contar con la autorización de residencia a la que tienen derecho”.


• La Campaña denunció al Defensor la situación de calle y sin posibilidad de obtener recursos al carecer de documentación de 10 de estos jóvenes, algunos de los cuales fueron encerrados previamente en Zapadores.


València, 11 de noviembre de 2020.- El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, ha informado a la Fiscalía General del Estado sobre la situación de desamparo que sufren muchos menores tutelados por la Generalitat Valenciana al cumplir la mayoría de edad: se ven obligados a abandonar el centro de acogida y se quedan en la calle sin recursos y sin posibilidad de obtenerlos ya que carecen de permiso de residencia y trabajo. La iniciativa del Defensor se ha producido a raíz de las quejas presentadas por la Campaña por el Cierre de los CIEs y el fin de las deportaciones en nombre de 10 de estos chicos, algunos de los cuales fueron encerrados previamente en el CIE de Zapadores. Fernández Marugán notificó el pasado 6 de noviembre a la Campaña que había decidido dar traslado de este asunto “a la Fiscalía General a la vista de la cantidad de menores tutelados por la Comunidad Valenciana que acceden a su mayoría de edad sin contar con la autorización de residencia a la que tienen derecho, lo que dificulta tanto la asignación de un recurso para ex tutelados, el acceso a las ayudas que pudieran corresponderles y la continuidad del proceso iniciado durante su minoría de edad, entre otros muchos inconvenientes”.


En el escrito, donde informa de la admisión a trámite de una de las 10 quejas presentadas, el Defensor analiza el fondo del problema, que no sólo afecta al caso concreto sino a muchos jóvenes abandonados a su suerte por la Administración cuando dejan de ser menores. El Defensor destaca la existencia de la Nota Interna 1/2019 dictada por la Fiscalía General del Estado, conjunta de los Fiscales de Sala de Extranjería, Menores y Contencioso Administrativo, sobre la tramitación de la residencia de los menores extranjeros no acompañados, y recuerda que en ella “se promovía la obligación de supervisar el cumplimiento por las Entidades Públicas de Protección de Menores de su deber de instar ante la autoridad gubernativa la documentación de los menores extranjeros no acompañados y la agilización de los trámites correspondientes”. Por eso, tras resumir las pautas de actuación que las fiscalías deberían seguir ante estas situaciones, pone en conocimiento de la Fiscalía General la situación en la Comunidad Valenciana. De esta manera, el Defensor no sólo da traslado de las irregularidades cometidas con estos jóvenes sino que también pone de manifiesto el incumplimiento de la propia Fiscalía de su obligación de supervisar el funcionamiento de la Conselleria d´Igualtat i Polítiques Inclusives, competente en la protección de menores.


El acompañamiento a estos jóvenes por parte de la Campaña CIEs No comenzó a principios de este año, al detectar en el lapso de pocas semanas la presencia de hasta siete menores de edad privados de libertad en Zapadores, tal como se relata en el informe “CIE de Zapadores: sin derecho a tener derechos” (https://ciesno.wordpress.com/2020/06/15/informe-cie-de-zapadores-sin-derecho-a-tener-derechos/). Cinco de ellos consiguieron demostrar su minoría de edad, bien aportando su documentación original enviada desde sus países de origen o bien después de que las pruebas de determinación de la edad así lo indicaran. Sin embargo, los otros dos no fueron reconocidos como menores de edad porque su documentación no fue aceptada por el Juzgado de Instrucción número 3 de València en funciones de control del CIE, aunque finalmente fueron puestos en libertad por la imposibilidad de que fueran deportados. Los cinco chicos menores fueron trasladados a diferentes centros de protección en la Comunidad Valenciana, gestionados por la Conselleria d´Igualtat.


Pasados pocos meses y cuando todavía seguía vigente el Estado de alarma, uno de los chicos volvió a contactar con la Campaña CIEs NO para comunicarnos que había alcanzado los 18 años y había tenido que abandonar el centro en el que se encontraba sin que se le hubiera tramitado el permiso de residencia ni se le hubiera solicitado un recurso habitacional: estaba en situación de calle y de irregularidad administrativa.
Al ser preguntado si en esta misma situación pudieran encontrarse otros jóvenes relató conocer a varios chicos que habían quedado en situación de calle al cumplir la mayoría de edad. No se les había realizado la solicitud para participar en la Red de Emancipación para Jóvenes Ex Tutelados de la Comunidad Valenciana o esta les había sido tramitada, pero habían quedado en lista de espera por la ausencia de plazas disponibles. Además, a la mayoría de los chicos no se les había tramitado la autorización de residencia. Por tanto, después de haber llegado a España siendo menores de edad y estar un tiempo tutelados por el sistema de protección de menores, quedaban en situación de calle y en situación de irregularidad administrativa.


Gracias a la labor de estos jóvenes, la Campaña CIEs NO ha podido contactar con 12 de ellos, que han denunciado su situación ante el Defensor del Pueblo. Diez de ellos habían sido tutelados por la Comunidad Valenciana y otros dos habían llegado a València después de haber estado tutelados en otra comunidad autónoma.


El Defensor del Pueblo admitió a trámite las quejas y ha iniciado actuaciones con la Conselleria d´Igualtat i Polítiques Inclusives, con la Fiscalía General del Estado y con la Fiscalía de Menores de València. Los chicos a quienes no se había gestionado una plaza en la Red de Emancipación la solicitaron después de su salida del centro de menores con el acompañamiento de la Campaña sin que hasta el momento hayan recibido respuesta alguna por parte de la conselleria. La mayoría de estos jóvenes continúa estando en situación de calle y denuncian sentirse abandonados y maltratados por el sistema que debería protegerles. Piden ser documentados con un permiso que les permita residir y trabajar de forma legal, y acceder a los recursos de la Red de Emancipación para Jóvenes Ex Tutelados de la Comunidad Valenciana.


La Campaña CIEs NO exige a las administraciones implicadas en el asunto que de manera urgente adopten las medidas necesarias para que todos los interesados puedan acceder tanto a la documentación a la que tienen derecho como a una plaza en la Red de Emancipación para Jóvenes Ex Tutelados de la Comunidad Valenciana y que, asimismo,
se adopten las medidas necesarias para que ningún otro menor acceda a la mayoría de edad sin que se le tramite el permiso de residencia y un recurso de emancipación.





El Defensor del Pueblo trasllada a la Fiscalia General de l’Estat la situació de desemparament dels menors tutelats per la Generalitat en complir la majoria d’edat


• Fernández Marugán ha pres aquesta iniciativa “a la vista de la quantitat de menors tutelats per la Comunitat Valenciana que accedeixen a la seua majoria d’edat sense comptar amb l’autorització de residència a la qual tenen dret”.


• La Campanya va denunciar al Defensor la situació de carrer i sense possibilitat d’obtindre recursos per la falta de documentació de 10 d’aquests joves, alguns dels quals van ser tancats prèviament a Sapadors.


València, 11 de novembre de 2020.- El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, ha informat a la Fiscalia General de l’Estat sobre la situació de desemparament que pateixen molts menors tutelats per la Generalitat Valenciana en complir la majoria d’edat: es veuen obligats a abandonar el centre d’acollida i es queden al carrer sense recursos i sense possibilitat d’obtindre’ls ja que manquen de permís de residència i treball. La iniciativa del Defensor s’ha produït arran de les queixes presentades per la Campanya pel tancament dels CIEs i la fi de les deportacions en nom de 10 d’aquests xics, alguns dels quals van ser tancats prèviament al CIE de Sapadors. Fernández Marugán va notificar el passat 6 de novembre a la Campanya que havia decidit donar trasllat d’aquest assumpte “a la Fiscalia General a la vista de la quantitat de menors tutelats per la Comunitat Valenciana que accedeixen a la seua majoria d’edat sense comptar amb l’autorització de residència a la qual tenen dret, la qual cosa dificulta tant l’assignació d’un recurs per a ex tutelats, l’accés a les ajudes que pogueren correspondre’ls i la continuïtat del procés iniciat durant la seua minoria d’edat, entre molts altres inconvenients”.

En l’escrit, on informa de l’admissió a tràmit d’una de les 10 queixes presentades, el Defensor analitza el fons del problema, que no sols afecta al cas concret sinó a molts joves abandonats a la seua sort per l’Administració quan deixen de ser menors. El Defensor destaca l’existència de la Nota Interna 1/2019 dictada per la Fiscalia General de l’Estat, conjunta dels Fiscals de Sala d’Estrangeria, Menors i Contenciós Administratiu, sobre la tramitació de la residència dels menors estrangers no acompanyats, i recorda que en ella “es promovia l’obligació de supervisar el compliment per les Entitats Públiques de Protecció de Menors del seu deure d’instar davant l’autoritat governativa la documentació dels menors estrangers no acompanyats i l’agilitació dels tràmits corresponents”. Per això, després de resumir les pautes d’actuació que les fiscalies haurien de seguir davant aquestes situacions, posa en coneixement de la Fiscalia General la situació a la Comunitat Valenciana. D’aquesta manera, el Defensor no sols dóna trasllat de les irregularitats comeses amb aquests joves sinó que també posa de manifest l’incompliment de la pròpia Fiscalia de la seua obligació de supervisar el funcionament de la Conselleria d´Igualtat i Polítiques Inclusives, competent en la protecció de menors.

L’acompanyament a aquests joves per part de la Campanya CIEs NO va començar a principis d’enguany, en detectar en el lapse de poques setmanes la presència de fins a set menors d’edat privats de llibertat en Sapadors, tal com es relata en l’informe “CIE de Zapadores: sin derecho a tener derechos” (https://ciesno.wordpress.com/2020/06/15/informe-cie-de-zapadores-sin-derecho-a-tener-derechos/). Cinc d’ells van aconseguir demostrar la seua minoria d’edat, bé aportant la seua documentació original enviada des dels seus països d’origen o bé després que les proves de determinació de l’edat així ho indicaren. No obstant això, els altres dos no van ser reconeguts com a menors d’edat perquè la seua documentació no va ser acceptada pel Jutjat d’Instrucció número 3 de València en funcions de control del CIE, encara que finalment van ser posats en llibertat per la impossibilitat que anaren deportats. Els cinc xics menors van ser traslladats a diferents centres de protecció a la Comunitat Valenciana, gestionats per la Conselleria d´Igualtat. Passats pocs mesos i quan encara continuava vigent l’Estat d’alarma, un dels xics va tornar a contactar amb la Campanya CIEs NO per a comunicar-nos que havia arribat als 18 anys i havia hagut d’abandonar el centre en el que es trobava sense que se li haguera tramitat el permís de residència ni se li haguera sol·licitat un recurs residencial: estava en situació de carrer i d’irregularitat administrativa.

En ser preguntat si en aquesta mateixa situació pogueren trobar-se altres joves va relatar conèixer a diversos xics que havien quedat en situació de carrer en complir la majoria d’edat. No se’ls havia realitzat la sol·licitud per a participar en la Xarxa d’Emancipació per a Joves Ex Tutelats de la Comunitat Valenciana o aquesta els havia sigut tramitada, però havien quedat en llista d’espera per l’absència de places disponibles. A més, a la majoria dels xics no se’ls havia tramitat l’autorització de residència. Per tant, després d’haver arribat a Espanya sent menors d’edat i estar un temps tutelats pel sistema de protecció de menors, quedaven en situació de carrer i en situació d’irregularitat administrativa. Gràcies a la labor d’aquests joves, la Campanya CIEs NO ha pogut contactar amb 12 d’ells, que han denunciat la seua situació davant el Defensor del Poble. Deu d’ells havien sigut tutelats per la Comunitat Valenciana i altres dos havien arribat a València després d’haver estat tutelats en una altra comunitat autònoma. El Defensor del Pueblo va admetre a tràmit les queixes i ha iniciat actuacions amb la Conselleria d´Igualtat i Polítiques Inclusives, amb la Fiscalia General de l’Estat i amb la Fiscalia de Menors de València.

Els xics als qui no s’havia gestionat una plaça en la Xarxa d’Emancipació la van sol·licitar després de la seua eixida del centre de menors amb l’acompanyament de la Campanya sense que fins al moment hagen rebut cap resposta per part de la Conselleria. La majoria d’aquests joves continua estant en situació de carrer i denuncien sentir-se abandonats i maltractats pel sistema que hauria de protegir-los. Demanen ser documentats amb un permís que els permeta residir i treballar de manera
legal, i accedir als recursos de la Xarxa d’Emancipació per a Joves Ex Tutelats de la Comunitat Valenciana. La Campanya CIEs NO exigeix a les administracions implicades en l’assumpte que de manera urgent adopten les mesures necessàries per a que tots els interessats puguen accedir tant a la documentació a la qual tenen dret com a una plaça en la Xarxa d’Emancipació per a Joves Ex Tutelats de la Comunitat Valenciana i que, així mateix, s’adopten les mesures necessàries per a que cap altre menor accedisca a la majoria d’edat sense que se li tramite el permís de residència i un recurs d’emancipació.

Marouane – Paloma Chen | #CIErraloConArte #CIEsNO

Marouane

Tengo piernas
y no raíces
y la abundancia y el hambre
están separadas
por solo unos pasos.

No conozco la suerte
pero me la imagino.
Me he quedado prendado de las nuevas predicciones,
de la nueva afinación de la cuerda que afirma,

de la que niega,
de la que enaltece,
de la que culpa,
de la que nace, de la que mata.

El reloj del sol refleja mis deseos

y me habla

sobre cruzar y cuadrar el círculo,
sobre la vida de insolencia
que he pagado
con
encierro,
humillación
y obediencia.

No me arrepiento.
Yo solo lo siento…

por mi madre
por dar a luz a uno de los condenados de la tierra.

Solo lo siento por mi madre,
porque me quieren redimir
de la pobreza y la no pertenencia.
Solo lo siento por mi madre,
porque mis verdugos han pensado que
20 años
20 años es una edad suficiente para roer el cableado de mis
sueños.

Qué placer hacer lo correcto,
dicen,
qué placer la moral judeocristiana,
sienten,
qué placer fustigar la servidumbre.

Perdóname por rendirme, mamá,
las dificultades no me hicieron más fuerte,
me hicieron más
amargo, me hicieron
más seco. Mamá, si tu tristeza es un pantano,
la mía es un desierto.
Mamá, la cotidianidad me eriza el pelo
en cada descanso,
me pide silencio
en cada tregua.

Y ahora solo me duele un recuerdo… de ti.

El de cuando me cortabas el pelo de pequeño,

y no imaginabas
el óxido en mis dientes,
el bote de lejía del que he
bebido,
el saltamontes en el alféizar de la ventana

de la que he saltado.

Mamá, ¿cómo ibas a prever que viviría en un zoo animal,
en la feria de un gobierno criminal,
con la quietud de un insecto ciego?
Que lloraría sangre
en el regazo de alguien
que acariciaría mi calavera con ternura,
que caminaría entre campos de naranjas,
que combatiría la apatía acostumbrada,

alguien a quien el dolor de estómago no le ha enfriado la
mirada,
alguien que reinicia cada ayer con estas
palabras,
alguien con mi voz, que permanece
mi voz, que ha tocado su corazón
y el de tantos otros
mi voz, que resuena en su garganta
y en la de tantos otros,
mi voz, que es la otros que no son otros
que somos nosotros
porque mi voz
se ha quedado
atascada
cada último martes

de mes
enfrente de una puerta
azul.

COMUNICADO ANTE LA REACTIVACIÓN DE LOS CIE

CAST/VAL

Comunicado firmado por un centenar de entidades y colectivos del Estado

Las entidades que visitamos los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE):

  • Denunciamos que a fecha 23 de septiembre de 2020 el Gobierno ha anunciado el reinicio de la actividad en los CIE para internar a personas de determinadas nacionalidades que lleguen en patera a costas españolas.
  • Nos oponemos frontalmente al reinicio de las detenciones en estos espacios de vulneración de derechos y sufrimiento.
  • Apelamos a que las autoridades competentes acaben definitivamente con esta medida desproporcionada e injusta.

25 de septiembre de 2020. Los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) han estado vacíos durante meses, periodo en el que no se han llevado a cabo internamientos ni expulsiones, demostrando una vez más que no son necesarios en el marco de la gestión migratoria. Sin embargo, esta tregua ha durado poco y el Gobierno ha ordenado privar de libertad a personas en estos centros, poniendo otra vez en funcionamiento estas instituciones disfuncionales que distan de ser lugares con garantía de derechos y condiciones de vida digna.

Llevamos años denunciando las deficiencias estructurales y de servicios graves que presentan todos los CIE de España, que además de incumplir la normativa y diferentes disposiciones judiciales, imposibilitan el cumplimiento de las medidas sanitarias adecuadas a la situación de emergencia en la que todavía nos encontramos y que hacen que el internamiento en estos momentos sea no sólo injusto sino insalubre e inseguro.

Cuando comenzó la pandemia advertimos al Ministerio de Interior sobre los riesgos de contagio que implicaba mantener a personas retenidas en los CIE. Finalmente, en los últimos días de marzo dos jóvenes migrantes recién llegados en patera y encerrados en el Centro de Barranco Seco, en las Islas Canarias, se contagiaron de coronavirus por un enfermero que trabajaba allí y en un centro de salud de la zona. Durante este tiempo, no se han llevado a cabo reformas de ninguna naturaleza que hayan supuesto un cambio en las condiciones de internamiento para que ahora se entienda que sí se garantizan los derechos más básicos.

Los CIE son espacios de gestión policial opaca, llena de irregularidades y que deja desamparadas a las personas que son encerradas detrás de sus muros. Ahora se anuncia una estrategia clara, que persigue internar a personas recién llegadas en pateras de nacionalidad argelina y marroquí o que llegan de Mauritania. Una vez más, se refleja el uso de los CIE como una herramienta de la gestión migratoria, utilizando el internamiento para la deportación allí donde es crucial la correcta identificación de personas con necesidades especiales de protección.

Por todo ello,

  • Apelamos a la responsabilidad de las autoridades competentes para que tomen medidas adecuadas para garantizar todos los derechos de las personas migrantes en España con independencia de su situación administrativa.
  • Exigimos la clausura de todos los CIE y el fin del internamiento por ser una medida desproporcionada e injusta, de escasa garantía constitucional, con un indudable carácter hostil y represivo, siendo una mancha en un Estado de derecho.
  • Igualmente, hacemos un llamamiento para que se acabe con las deportaciones racistas y discriminatorias, con el encierro durante 72h en los Centros de Atención Temporal de Extranjeros (CATE), que actúan como extensiones de comisarías, que son espacios que ni siquiera cuentan con desarrollo normativo propio, y nos sumamos a las reivindicaciones recogidas en la campaña #RegularizacionYa

Junto con otras entidades que también trabajan para la protección de los derechos humanos pedimos el desmantelamiento de las políticas inhumanas de internamiento, devolución y expulsión. Apostamos por una reforma migratoria integral, que incluya el cierre de los CIE y el fin de las deportaciones para evitar tanto sufrimiento inútil, a la par que exigimos políticas que promuevan la acogida digna.

Firman este comunicado:

Abriendo Fronteras Guadalajara

Acción en Red Madrid

Afromurcia en Movimiento

ALBOAN

Alianza por la Solidaridad-Action Aid

Asamblea de Apoyo a Personas Migrantes de Salamanca La Tavaya

Asociación Apoyo

Asociación Claver SJM

Asociación de Guinea y amigos. Valencia

Asociación El Atochar

Asociación Empleadas de Hogar de Murcia

Asociación Ivorien Murcia

Asociación Karibu

Asociación Mujeres de la Otra Orilla

Asociación Mujeres Kasofor

Asociación Musulmana por los Derechos Humanos

Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía

Asociación SEDOAC –Madrid

Asociación SERCADE

Asociación Sociocultural Nosotras por los cuidados y el empleo de hogar

Asociación Territorio Doméstico

Asociación Valiente Bangla

Asociación Venezolanos Amigos del Mundo (AVAM)

Asoc. Nourdine – Asociación Cultural La Paz

Atalaya

Barbecho

Campaña CIEs NO – València

Campaña Estatal por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros y el fin de las deportaciones

Candombe

Caravana Obrim Fronteres

Caravana Obrim Fronteres Menorca

Casa Camerún Comunidad Valenciana – ONGD

CEAR PV

CEDSALA

CESÁfrica – Coordinadora de Entidades de Solidaridad con África

CGT Murcia

Centro Padre Lasa

Centro Socioeducativo Lestonnac

CIES no Granada

CIEs NO Motril

CIM Burkina

CNAAE Comunidad Negra Africana y Afrodescendiente en España

Colectiva Mujeres con voz Valencia

Colectiva ADX Eslida

Colectivo Indignado de Valladolid

Colectivo Pronoia Murcia

Colectivo Sirirí

Colectivo Sur Cacarica

Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado CCAR

Comité de Solidaridad con Perú Pachamama de Alicante

Comunidades cristinas populares de Alicante

Consejo Asesor  de CONFER Migraciones

Convivir sin Racismo Murcia

Coordinadora de Barrios, Madrid

Coordinadora de Barrios de Murcia

Coordinadora Obrim Fronteres

CP San Carlos Borromeo

CRIDA contra el racisme i el feixisme

Diapó con África

Emergencia Frontera Sur Barcelona

Emergencias Frontera Sur Motril

Ens Movem Sant Joan

Entreiguales

Entrepueblos-Entrepobles-Entrepobos-Herriarte

FAAM. Federación Asociaciones Africanas de Murcia

FEDERACIÓN DE COMITES UMOYA

Federación SOS Racismo

Feministas Antirracistas

Fraternitat Secular Carles de Foucauld

Fundació Migra Studium

Fundació privada La Vinya, d’acció social

Fundación AMOVERSE

Fundación Ángel Tomás (FISAT)

HOAC de Murcia

HOAC València

Intersindical Valenciana

Irídia – Centro por la Defensa de los Derechos Humanos

Irungo Harrera Sarea. Red de Acogida de Irun

Kifkif, Migraciones y Refugio LGTBI+

La nova usurpada

Mesa d’Entitats de Solidaritat amb els inmigrants

Motril acoge

Movimiento Estatal #RegularizaciónYa

Mundo en Movimiento

Movimiento Wiphala España

Mundubat

Murcia Acoge

No Name Kitchen

Obrim Fronteres Valencia

Observatorio Derechos Humanos Samba

Observatorio de Racismo Institucional (RAIN)

Oficina de Derechos Sociales de Sevilla

Ongi Etorri Errefuxiatuak Bizkaia

Organización de Residentes Bolivianos en Totana ( Murcia)

PAREM. Asociación para las Personas Refugiadas y Migrantes residentes en la Región de Murcia

Perifèries

Plataforma Bienvenid@s Refugiad@s La Rioja

Plataforma CIEs No Madrid

Plataforma contra la pobreza y la exclusión social de Alicante

Plataforma d’entitats cristianes amb els immigrants (Barcelona)

Plataforma de la Inmigración de Molina de Segura

Plataforma de solidaridad con los pueblos del Mediterráneo

Plataforma Personas Refugiadas de Cáceres

Plataforma Refugiados Mérida

Plataforma somos migrantes

Plaza de los Pueblos

Prodein Melilla

Proyecto iusmigrante

Psicólogas y Psicólogos sin Fronteras

Pueblos Unidos- Fundación San Juan del Castillo

Red de Cuidados Antirracistas

Red de Hondureñas Migradas

Red incola

Red Interlavapiés

Red Senda de Cuidados

Red Solidaria de Acogida

Servicio Jesuita al Migrante –España

Servicio Jesuita a Migrantes Valencia – SJM Valencia

Sindicato de Manteros de Madrid

Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes de Barcelona

SOEPIC

Solidary Wheels

Solidaridad internacional Andalucía

SOS Racisme Catalunya

SOS Racismo Madrid

Stop Mare Mortum

Tanquem els CIE

Tras la manta

Unitat contra el Feixisme i el Racisme- UCFR

València Acull

València és Refugi


Comunicat signat per 131 entitats i col·lectius de tot l’Estat

Les entitats que visitem els Centres d’Internament d’Estrangers (CIE):

  • Denunciem que a data 23 de setembre de 2020 el Govern ha anunciat la represa de l’activitat en els CIE per internar persones de determinades nacionalitats que arribin en pastera a les costes espanyoles.
  • Ens oposem frontalment a la represa de les detencions en aquests espais de vulneració de drets i sofriment.
  • Apel·lem al fet que les autoritats competents acabin definitivament amb aquesta mesura desproporcionada i injusta.

25 de setembre de 2020. Els Centres d’Internament d’Estrangers (CIE) han estat buits durant mesos, període en el qual no s’han dut a terme internaments ni expulsions, demostrant una vegada més que no són necessaris en el marc de la gestió migratòria. No obstant això, aquesta treva ha durat poc i el Govern ha ordenat privar de llibertat persones en aquests centres, posant una altra vegada en funcionament aquestes institucions disfuncionals que disten de ser llocs amb garantia de drets i condicions de vida digna.

Portem anys denunciant les deficiències estructurals i de serveis greus que presenten tots els CIE d’Espanya, que a més d’incomplir la normativa i diferents disposicions judicials, impossibiliten el compliment de les mesures sanitàries adequades a la situació d’emergència en què encara ens trobem i que fan que l’internament a hores d’ara sigui no només injust sinó insalubre i insegur.

Quan va començar la pandèmia vàrem advertir el Ministeri d’Interior sobre els riscos de contagi que implicava mantenir persones retingudes als CIE. Finalment, els últims dies de març, dos joves migrants nouvinguts en pastera i tancats al Centre de Barranco Seco, a les Illes Canàries, es van contagiar de coronavirus per un infermer que treballava allà i a un centre de salut de la zona. Durant aquest temps, no s’han dut a terme reformes de cap naturalesa que hagin suposat un canvi en les condicions d’internament perquè ara s’entengui que sí es garanteixen els drets més bàsics.

Els CIE són espais de gestió policial opaca, plena d’irregularitats i que deixa desemparades les persones que són tancades darrere dels seus murs. Ara s’anuncia una estratègia clara, que persegueix internar persones nouvingudes en pasteres de nacionalitat algeriana i marroquina o que arriben de Mauritània. Un cop més, es reflecteix l’ús dels CIE com una eina de la gestió migratòria, que utilitza l’internament per a la deportació allà on la correcta identificació de persones amb necessitats especials de protecció és crucial.

Per tot això,

  • Apel·lem a la responsabilitat de les autoritats competents perquè prenguin mesures adequades per garantir tots els drets de les persones migrants a Espanya amb independència de la seva situació administrativa.
  • Exigim la clausura de tots els CIE i la fi de l’internament per ser una mesura desproporcionada i injusta, d’escassa garantia constitucional, amb un caràcter hostil i repressiu indubtable i que és una taca en un Estat de dret.
  • Igualment, fem una crida perquè s’acabi amb les deportacions racistes i discriminatòries, amb la tancada durant 72 hores als Centres d’Atenció Temporal d’Estrangers (CATE), que actuen com extensions de comissaries, que són espais que ni tan sols compten amb desenvolupament normatiu propi, i ens sumem a les reivindicacions recollides en la campanya #RegularizacionYa

Juntament amb altres entitats que també treballen per a la protecció dels drets humans demanem el desmantellament de les polítiques inhumanes d’internament, devolució i expulsió. Apostem per una reforma migratòria integral, que inclogui el tancament dels CIE i la fi de les deportacions per evitar tant sofriment inútil, al mateix temps que exigim polítiques que promoguin l’acollida digna.

 

Signen aquest comunicat:

Abriendo Fronteras Guadalajara

Acción en Red Madrid

Afromurcia en Movimiento

ALBOAN

Alianza por la Solidaridad-Action Aid

Asamblea de Apoyo a Personas Migrantes de Salamanca La Tavaya

Asociación Apoyo

Asociación Claver SJM

Asociación de Guinea y amigos. Valencia

Asociación El Atochar

Asociación Empleadas de Hogar de Murcia

Asociación Ivorien Murcia

Asociación Karibu

Asociación Mujeres de la Otra Orilla

Asociación Mujeres Kasofor

Asociación Musulmana por los Derechos Humanos

Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía

Asociación SEDOAC –Madrid

Asociación SERCADE

Asociación Sociocultural Nosotras por los cuidados y el empleo de hogar

Asociación Territorio Doméstico

Asociación Valiente Bangla

Asociación Venezolanos Amigos del Mundo (AVAM)

Asoc. Nourdine – Asociación Cultural La Paz

Atalaya

Barbecho

Campaña CIEs NO – València

Campaña Estatal por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros y el fin de las deportaciones

Candombe

Caravana Obrim Fronteres

Caravana Obrim Fronteres Menorca

Casa Camerún Comunidad Valenciana – ONGD

CEAR PV

CEDSALA

CESÁfrica – Coordinadora de Entidades de Solidaridad con África

CGT Murcia

Centro Padre Lasa

Centro Socioeducativo Lestonnac

CIES no Granada

CIEs NO Motril

CIM Burkina

CNAAE Comunidad Negra Africana y Afrodescendiente en España

Colectiva Mujeres con voz Valencia

Colectiva ADX Eslida

Colectivo Indignado de Valladolid

Colectivo Pronoia Murcia

Colectivo Sirirí

Colectivo Sur Cacarica

Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado CCAR

Comité de Solidaridad con Perú Pachamama de Alicante

Comunidades cristinas populares de Alicante

Consejo Asesor  de CONFER Migraciones

Convivir sin Racismo Murcia

Coordinadora de Barrios, Madrid

Coordinadora de Barrios de Murcia

Coordinadora Obrim Fronteres

CP San Carlos Borromeo

CRIDA contra el racisme i el feixisme

Diapó con África

Emergencia Frontera Sur Barcelona

Emergencias Frontera Sur Motril

Ens Movem Sant Joan

Entreiguales

Entrepueblos-Entrepobles-Entrepobos-Herriarte

FAAM. Federación Asociaciones Africanas de Murcia

FEDERACIÓN DE COMITES UMOYA

Federación SOS Racismo

Feministas Antirracistas

Fraternitat Secular Carles de Foucauld

Fundació Migra Studium

Fundació privada La Vinya, d’acció social

Fundación AMOVERSE

Fundación Ángel Tomás (FISAT)

HOAC de Murcia

HOAC València

Intersindical Valenciana

Irídia – Centro por la Defensa de los Derechos Humanos

Irungo Harrera Sarea. Red de Acogida de Irun

Kifkif, Migraciones y Refugio LGTBI+

La nova usurpada

Mesa d’Entitats de Solidaritat amb els inmigrants

Motril acoge

Movimiento Estatal #RegularizaciónYa

Mundo en Movimiento

Movimiento Wiphala España

Mundubat

Murcia Acoge

No Name Kitchen

Obrim Fronteres Valencia

Observatorio Derechos Humanos Samba

Observatorio de Racismo Institucional (RAIN)

Oficina de Derechos Sociales de Sevilla

Ongi Etorri Errefuxiatuak Bizkaia

Organización de Residentes Bolivianos en Totana ( Murcia)

PAREM. Asociación para las Personas Refugiadas y Migrantes residentes en la Región de Murcia

Perifèries

Plataforma Bienvenid@s Refugiad@s La Rioja

Plataforma CIEs No Madrid

Plataforma contra la pobreza y la exclusión social de Alicante

Plataforma d’entitats cristianes amb els immigrants (Barcelona)

Plataforma de la Inmigración de Molina de Segura

Plataforma de solidaridad con los pueblos del Mediterráneo

Plataforma Personas Refugiadas de Cáceres

Plataforma Refugiados Mérida

Plataforma somos migrantes

Plaza de los Pueblos

Prodein Melilla

Proyecto iusmigrante

Psicólogas y Psicólogos sin Fronteras

Pueblos Unidos- Fundación San Juan del Castillo

Red de Cuidados Antirracistas

Red de Hondureñas Migradas

Red incola

Red Interlavapiés

Red Senda de Cuidados

Red Solidaria de Acogida

Servicio Jesuita al Migrante –España

Servicio Jesuita a Migrantes Valencia – SJM Valencia

Sindicato de Manteros de Madrid

Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes de Barcelona

SOEPIC

Solidary Wheels

Solidaridad internacional Andalucía

SOS Racisme Catalunya

SOS Racismo Madrid

Stop Mare Mortum

Tanquem els CIE

Tras la manta

Unitat contra el Feixisme i el Racisme- UCFR

València Acull

València és Refugi

Estrecho, Llanto – Rebeca Pascó Soto || #CIErraloConArte #CIEsNO

ESTRECHO

Desde lo alto se dibuja la distancia calma.
Agua plata que al soplar el viento se arruga caprichosa.
Rizos, que son olas, nos escriben historias olvidadas en arrebatos de soberbia.

Vislumbro con mirada ciega el mar.
Personas sin socorro.
Una vida que se escurre en las profundidades,
Una vida que se calla,
Una vida que baja la cabeza como si modestamente hubiera vivido.

Hay un gran barco ansioso por llegar a la tierra prometida.
Un hotel que sigue retumbando secretos.
Y si las paredes hablaran…
Y las paredes hablan y cuentan historias de jugarse el tipo.

El tiempo todo lo cura,
Todo lo cura el tiempo.
Todo menos el desembarco de mujeres harapientas con un niño en el pecho.
Ojalá,
Ojalá la vida sea liviana y las miradas de amor y las manos al trabajo.

Miro al horizonte y a las vidas que han cruzado este mar salado.

Miro al horizonte y veo una esperanza mal comida,
Una angustia que susurra,
Un fantasma del pasado.

Rebeca  Pascó Soto 18/09/19

 

LLANTO

A lo lejos se escuchan las bombas tronando fuego.
Mudo ha quedado el zumbido rítmico de las estrellas,
Esa melodía que solo en algunas tierras se percibe entre el silencio de sorbos de té.
Un regalo de Dios a cambio de tanto dolor,
Si es que Dios se acuerda de nosotros en esta guerra.

Los hombre están muertos.
Son muertos que respiran,
Con ojeras y mirada espantada.
Mirada de hierro,
Mirada eterna.
Morirán, está vez en paz, con sus casas derrumbadas,
Sin el alivio de sentirse libres.

Las mujeres, de piedra, siguen llorando.
Y es que llanto, aquí y ahora, es la fortaleza de un castillo medio en ruinas.
Las lágrimas rodando, mejilla abajo, nos recuerda que somos,
Que somos pena,
Que somos translúcidos como los suspiros,
Pero que somos.

Niños acunados por unos brazos fatigados,
Por unas nanas crueles que cantan lo que no conocen,
La dulzura de un buen lecho,
Los días de sol radiante entre hierba fresca,
La celebración de un cumpleaños sin sentir la culpa de seguir cumpliendo.

Y así,
El fango se enreda en pies descalzos.
Nadie se preocupa de remendar zapatos.
Nadie camina mirando al horizonte.
No importan los bolsillos rotos,
No hay nada que quepa en ellos.
El oro es un deseo ridículo, arrugado.

La muerte se sienta en las alfombras gastadas y húmedas.
La muerte es una música perpetua y casi dulce.
En esta tierra de nadie,
En estas casas sin techo,
En estos hombres sin destino.

Solo una verdad continúa escribiéndose en la palma de sus manos.
Estas almas llorosas se siguen amando,
Temblando,
Con la boca seca,
Con la esperanza hecha trizas,
Con las ventanas cerradas,
Se siguen amando.

Rebeca Pascó Soto, 11/06/19

Vaciados los CIE, exigimos su cierre definitivo | #CIEsNO #JusticiaParaMarouane #RegularizacionYa

  • A un año del fallecimiento de Marouane Abouobaida en el CIE de Valencia exigimos justicia, responsabilidades y reparación.
  • Denunciamos que en la historia de estos Centros se han producido más de 11 muertes, en la totalidad de los casos sin el debido proceso de investigación, justicia y reparación a las familias de las víctimas.
  • Confirmamos que el racismo institucional no ha hecho cuarentena; continúa la apertura de órdenes de expulsión y devolución y los CATE Y CETI siguen encerrando sin garantizar condiciones de habitabilidad ni de respeto a los derechos humanos.
  • Demandamos que los CIE hoy vaciados no pueden volver a abrir.

El 15 de julio de 2019 se suicidó en el CIE de Zapadores, Valencia, Marouane Abouobaida, la última víctima de una larga lista de al menos 11 personas que perdieron la vida bajo la custodia del Estado en un Centro de Internamiento de Extranjeros. En el primer aniversario de su fallecimiento, exigimos el debido proceso de investigación, justicia y reparación negado en la totalidad de las causas anteriores; y el cierre inmediato y permanente de estos espacios, que permanecen vacíos desde el pasado 6 de mayo.

Los CIE no solo han sido un lugar de muerte. Han supuesto, en sus 35 años de existencia, la vulneración de derechos fundamentales para miles de personas encerradas por la mera causa administrativa de estar en situación irregular, condenadas a un internamiento en condiciones injustas e indignas, y muchas veces ilegal, como en el caso de menores de edad, solicitantes de protección internacional o personas con enfermedades graves.

También han significado un sufrimiento desproporcionado ante la amenaza –demasiadas veces cumplida– de romper proyectos de vida, toda vez que el encierro implica una ruptura de los procesos vitales y socioeconómicos de cada persona. Un extremo agravado en los casos en que se ha ejecutado su expulsión.

Con la declaración del estado de alarma, el cierre de fronteras impedía continuar con las expulsiones y, por consiguiente, el internamiento en los CIE había perdido su fundamento legal. Fue desde nuestros colectivos que exigimos la liberación inmediata de las más de 600 personas en esos momentos encerradas, y fue por acción y presión de esta Campaña y diferentes sectores sociales, académicos, profesionales e institucionales, que el Ministerio de Interior se vio obligado a vaciarlos el pasado 6 de mayo. Por primera vez desde su creación, todos los Centros de Internamiento del Estado español están vacíos.

La pandemia nos ha brindado la oportunidad de comprobar que sin los CIE no se derrumba el modelo migratorio. Cuantitativamente no son tan importantes y, por contra, son un símbolo que pone de manifiesto la dureza desproporcionada de nuestra legislación de extranjería.

Por el contrario, muchas de las personas condenadas a vivir en forma irregular durante al menos 3 años por las propias disposiciones de la Ley han sido fundamentales en el desarrollo de actividades esenciales para el funcionamiento de nuestra sociedad. La recogida de la fruta y las labores en el campo, el sector de los cuidados y del trabajo de hogar son solo una muestra de su aporte vital. Pero más importante aún, son nuestras vecinas y vecinos, con quienes compartimos nuestras vidas y espacios.

Somos conscientes que los CIE solo son una parte de la política migratoria racista del Estado español. El vaciamiento de estos Centros no ha frenado el racismo institucional. Los Centros de Estancia Temporal para Inmigrantes (CETI) de Ceuta y Melilla continúan masificados y en condiciones infrahumanas; y los Centros de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) mantienen condiciones indignas y se sigue encerrando en ellos a las personas recién llegadas a nuestras costas. Mientras tanto, se siguen incoando procedimientos de expulsión y devolución; se cita a personas migrantes en las comisarías para agosto; las redadas racistas y la maquinaria de deportación continúan.

Ante todo ello, nos sumamos a la campaña #RegularizacionYa que supondría comenzar a desmantelar esta situación profundamente injusta e insostenible y exigimos:

  • El cierre definitivo de los Centros de Internamiento de Extranjeros.
  • El vaciamiento de los CETI y la posibilidad de acceso a la península de todas las personas allí alojadas que así lo soliciten.
  • Una acogida digna y sin encierro ni detenciones de las personas llegadas a la frontera sur, garantizando los derechos fundamentales y poniendo fin a medidas y dispositivos hostiles y que no garantizan ni condiciones de habitabilidad ni el respeto a los derechos humanos.
  • El cese inmediato de las devoluciones y deportaciones.
  • La regularización permanente y sin condiciones de todas las personas migrantes y refugiadas.
  • La apertura de vías legales y seguras de ingreso al Estado español.
  • El reconocimiento efectivo de derechos fundamentales como sanidad y educación para todas las personas migrantes –con independencia de su situación administrativa –que vivan en el Estado español.
  • La derogación de la Ley de Extranjería o, subsidiriamiente, la modificación de artículos claramente restrictivos de derechos. Por ejemplo:
    • Eliminación del período de tres años de irregularidad como condición para acceder a los procesos de regularización más comunes, como el arraigo social.
    • Desvinculación del reconocimiento de derechos –entre ellos el de residencia y trabajo y sus renovaciones –de las circunstancias y condiciones laborales.
    • Reconocimiento de permisos indefinidos, de estancia y trabajo, a quienes provienen de la tutela de las administraciones al llegar a la mayoría de edad.
    • Reconocimiento político del derecho al voto para las personas migrantes que llevan al menos un año viviendo en el Estado español.
    • Asignación de permisos de residencia y trabajo cíclicos, es decir que si en una situación de crisis, una persona decide retornar a su país o emigrar a nuevos destinos, no pierda los derechos adquiridos en el Estado español.
    • Eliminación de la diferencia de plazos para acceder a la nacionalidad española entre nacionales de uno y otro país.

¡No más muertes, no más CIE!

15 de julio de 2020

Campaña estatal por el cierre de los CIE y el fin de las deportaciones

Concentraciones virtuales marzo, abril, mayo y junio por el cierre de los CIEs y el fin de las deportaciones

Cada último martes de mes, desde hace diez años, nos concentramos en la puerta azul del CIE de Zapadores (València) para exigir su cierre inmediato y sin condiciones. Con el estado de alerta no nos hemos podido concentrar por eso las concentraciones han sido virtuales. Las puedes ver en estos enlaces

Marzo https://youtu.be/hE19469xKa0

Abril https://m.youtube.com/watch?v=eC8t8S1yRis&t=69s

Mayo https://m.youtube.com/watch?v=6E1UuoUzknw&t=773s

Junio https://m.youtube.com/watch?v=WsYfTJV3p7A&t=340s

#CIEsNO #LosCIEsNOseAbren #CIE #sobrenRaons #losCIEsMatan

Campaña por el cierre de los centros de internamiento para extranjeros

Campaña por el cierre de los centros de internamiento para extranjeros

[Informe] CIE de Zapadores: SIN DERECHO A TENER DERECHOS

Informe de la Campaña por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros y el fin de las deportaciones – València.  CIE de Zapadores: SIN DERECHO A TENER DERECHOS

Pulsar la imagen para descargar.

NOTA DE PRENSA

“El Estado español es responsable de la muerte violenta de Marouane en Zapadores”

  •  El informe “CIE de Zapadores: Sin derecho a tener derechos” documenta las condiciones en que se produjo esta muerte y el resto de violaciones a los derechos humanos que se cometen en esta “cárcel racista”

 

  •  Medio centenar de internos denunció trato intimidatorio, degradante o racista; se encerró a 12 víctimas de trata, 11 menores y a 2 enfermos de VIH

 

València, 15 de junio de 2020 – “Existe un hecho incuestionable: el Estado español es responsable de la muerte violenta de Marouane en el CIE de Zapadores”, ha asegurado Adrián Vives, portavoz de la Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento para Extranjeros y el fin de las deportaciones CIE No, durante la presentación del informe CIE de Zapadores: Sin derecho a tener derechos. Su afirmación se vio refrendada por el testimonio de Thimbo Samb, que sufrió en carne pròpia el encierro en una de estas cárceles racistas donde se recluye a personas que no han cometido ningún delito, en condiciones inhumanas y sometidas en muchos casos a abusos y malos tratos. Su crimen: la falta administrativa -equivalente al impago de una multa- de carecer de permiso de residencia. La muerte de Marouane Abouobaida es el hecho más grave que ha sucedido en el CIE en los últimos años, pero no el único. En este informe tratamos de visibilizar lo que se intenta ocultar, como las denuncias de violencia policial, el internamiento de víctimas de trata y de menores o los intentos de deportación de personas gravemente enfermas. No se cuenta todo lo que pasa porque la opacidad es intrínseca a los CIE, pero sí que podemos deducir que lo que ocurre en su interior y la falta de interés de las instituciones en evitarlo se debe a que quienes lo sufren son tratados como seres sin derecho a tener derechos.

Marouane tenia 23 años y llegó a España en una patera cargada de sueños, truncados trágicamente al ingresar en Zapadores. Este CIE, como el resto de instalaciones de este tipo existentes en el mundo, es escenario de múltiples y diversas vulneraciones a los derechos humanos generadoras de una permanente angustia en las personas encerradas, que no sólo se sienten terriblemente frustradas al acabar entre rejas en su intento de encontrar unas condiciones de vida dignas sino que además son objeto de todo tipo de arbitrariedades. Este estado emocional puede llevarles a situaciones extremas. El 15 de julio de 2019, Marouane murió de forma violenta en Zapadores sin que hasta el momento se hayan esclarecido las circunstancias que rodearon la versión oficial del suicidio. El jovent marroquí acababa de sufrir una brutal paliza y, estando convaleciente, lo metieron solo en una celda de aislamiento para “protegerlo de sus agresores”, según la policía. Una hora antes de quitarse la vida denunció los dolores que sufría, pero nadie hizo caso.

Diez días después de su fallecimiento, el juez de vigilancia de Zapadores ordenó a la policía la aplicación de 16 medidas referidas a la prevención de los intentos de suicidio y a los criterios para someter a aislamiento. Para Marouane ya era tarde porque ninguna de esas medidas se adoptó en su caso; tampoco tenemos constancia de que se estén aplicando actualmente. Marouane fue uno más de los sin derecho a tener derechos. La Campaña espera que las evidencias de las grabaciones de las cámaras del CIE y los testimonios de sus compañeros de internamiento sirvan para establecer judicialmente las responsabilidades sobre lo sucedido. Desde que se abrieron los CIE en España, al menos diez personas han fallecido entre sus muros o en el traslado forzoso al que las sometieron. En el CIE de València ha habido tres muertes y hay confusión sobre una posible cuarta víctima, por lo que la Campaña ha pedido al Defensor del Pueblo que lo investigue.

CIE de Zapadores: Sin derecho a tener derechos recoge las conclusiones del casi medio millar de visitas que hemos realizado a las persones internas en los dos últimos años. La mitad de quienes son encerrados en Zapadores tienen menos de 30 años, proceden del Magreb y África subsahariana. Durante el promedio de 30 días que permanecen recluidos en el CIE no sólo sufren el deterioro de sus instalaciones (constantes averías en el sistema de refrigeración, agua helada o ardiendo, goteras, malos olores y suciedad en los baños…) y las deficiencias de sus servicios (inadecuada asistencia sanitaria, comida escasa y de poca calidad, falta de información sobre su derecho a abogado de oficio y a pedir protección internacional), sino que muchos cuentan haber padecido malos tratos por parte de la policía. En 2019, la Campaña recibió denuncias de 50 internos por trato intimidatorio, degradante o racista. La mayoría no son hechas públicas porque las víctimas temen las represalias (castigos, deportación inmediata), pero en este informe se da cuenta de un par de casos denunciados ante la justicia: uno se archivó porque -según la policía- el denunciante se retractó y el otro fue deportado sin esclarecer lo sucedido.

Pero además en algunas de estas personas concurren otros factores de vulnerabilidad que hacen que su reclusión no sólo sea injusta e inmoral sino también ilegal. La Campaña ha identificado en el CIE a 12 mujeres posibles víctimas de trata, algunas menores de edad y en algún caso encerradas al mismo tiempo y en el mismo espacio que sus proxenetas. Varias de ellas fueron liberadas y desaparecieron sin que se tenga constancia de que ninguna autoridad haya dado seguimiento a su situación. En los pasados dos años también hemos atendido a 11 menores de edad; la mayoría fueron liberados tras múltiples gestiones, pero nunca debieron ser encerrados. A a pesar de toda la normativa internacional y nacional que prohíbe tajantemente esta práctica, cada vez es más habitual el internamiento de menores sin haber hecho ningún tipo de prueba médica aunque sus rasgos denoten su minoría de edad. Además, identificamos dos enfermos de VIH cuyas vidas corrían peligro si eran deportados porque no podrían seguir el tratamiento en sus países de origen. Uno fue liberado, pero recientemente le han abierto un nuevo expediente de expulsión; el otro no fue expulsado en el último momento porque se resistió a subir al avión.

Thimbo Samb: “Las verdaderas mafias son quienes explotan nuestros recursos”

A su cuarto intento de llegar a Europa, lo consiguió, pero no recibió la acogida que esperaba: fue recluido en el CIE de Tenerife, donde sufrió las malas condiciones de habitabilidad de estos centros y la frustación de verse encerrado por el hecho de tratar de encontrar una vida mejor lejos de su país, Senegal. Pese a las dificultades técnicas, Thimbo Samb, logró explicar las circunstancias inhumanas del viaje que se ven obligadas a emprender miles de personas para huir de la miseria, de la guerra, de la persecución… Para Thimbo, las verdaderas mafias no son quienes organizan la travesía sino “quienes explotan nuestros recursos” y les fuerzan a dejar atrás a sus familias y amistades para jugarse la vida. Para conocer más detalles de su relato, se puede contactar directamente con Thimbo.