El Centro de Internamiento de Extranjeros de Valencia acumula más de 50 denuncias por maltrato

Valencia, 30 de marzo.-La Campaña por el cierre de los CIE (CIEs NO), plataforma compuesta por más de 30 organizaciones, conmemora mañana, martes, 31 de marzo, cinco años de concentraciones frente al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Valencia, en Zapadores, para exigir su cierre. Como cada último martes de mes de manera ininterrumpida desde marzo de 2010, CIEs NO se reunirá, a las 19.00 horas, en la puerta de la avenida doctor Waskman para visibilizar este espacio en el que se encierra a personas migrantes por carecer de permiso de residencia, una falta administrativa equivalente a una multa de tráfico.

Desde la Campaña, se hace un llamamiento a la ciudadanía a participar en esta protesta colectiva que, en esta ocasión, reivindicará el lustro de lucha y resistencia por el cierre del CIE de Zapadores con una concentración en la que está prevista una comparecencia ante los medios, lectura de manifiestos, actuaciones musicales, monólogos por la exclusión y el acompañamiento de una muixeranga.

Vulneraciones sistemáticas de derechos fundamentales

La Campaña nació hace cinco años con el objetivo de articular un movimiento que denunciara la vulneración de derechos fundamentales que sufren cada día las personas migrantes, cuya represión va más allá del encierro en los CIE -medida del todo desproporcionada  que implica la privación de libertad por una falta administrativa-; también incluye las redadas racistas y las deportaciones.

Desde sus inicios, la plataforma, además de concentrarse cada último martes de mes para exigir el cierre de los CIE –hay siete en el Estado español-, ha acompañado a las personas víctimas del CIE con visitas periódicas a Zapadores, tras conseguir por auto judicial la entrada de ONG para la veeduría de derechos humanos.

Además, desde hace cinco años, denuncia públicamente las condiciones lamentables en las que se encuentran –falta de ropa de abrigo y agua caliente en invierno, comida escasa y de mala calidad, plaga de chinches cuyas picaduras son extremadamente dolorosas, falta de intérprete, dificultades para acceder a la asistencia jurídica, prohibición de contacto físico en las restringidas visitas de familiares, expulsiones sin previo aviso  o encierros por las noches en las celdas que carecen de aseos, lo que les obliga a hacer sus necesidades en cubos de basura o botellas de agua.

Por último, CIEs No realiza el seguimiento de las denuncias que las personas internas han interpuesto por maltrato policial y otras vejaciones. En resumen, visibiliza la necesidad de cerrar de forma inmediata y definitiva este espacio racista que nos convierte en una sociedad indiferente y cómplice con la injusticia que sufren cientos de personas en el País Valencià, en todo el Estado español y el resto de la Unión Europea.

Investigaciones interrumpidas

Por otra parte, a las condiciones denigrantes que las personas internas deben soportar durante el encierro, hay que sumar los más de 50 casos de agresiones policiales y torturas que aseguran haber sufrido las personas internas en Zapadores. En este sentido, cabe destacar que, desde la Defensoría del Pueblo hasta organismos internacionales como el Comité de Derechos Humanos de la ONU y el Comité de Prevención de la Tortura (CPT) del Consejo de Europa, han exigido que se esclarezcan los hechos que recogen estas denuncias judiciales, cuyas investigaciones, en la mayoría de ocasiones, se ven interrumpidas por las deportaciones de víctimas y testigos.

Desde la Campaña por el cierre de los CIE, corroboramos que con la detención y el internamiento, se rompe con la integridad física y psíquica de las personas encerradas y con la de sus familiares, y en consecuencia, y sobre todo, se destruyen las bases de una sociedad igualitaria. Estos centros asumen el secuestro y privación de libertad como castigo a quienes incurren en una falta administrativa; una cuestión inaceptable que los convierte en la mayor evidencia de racismo institucional que se nos impone.

Por todo ello, frente a la existencia de espacios como el CIE de Zapadores de Valencia, queremos conmemorar estos cinco años de lucha para seguir exigiendo, cada día, su cierre inmediato y definitivo. Asimismo,  vamos a seguir pidiéndole a la ciudadanía que se niegue a ser cómplice con esta violación sistemática de derechos fundamentales.

Concentración de esta mañana. Fotos: Christian Villalba Alcaide

safe_image

  • La Abogacía del Estado asegura en un informe que el agente se lo llevó a las duchas para intentar calmarlo, pero éste es el único espacio en el centro en el que no hay cámaras de vigilancia
  • El abogado pedirá la comparecencia de los dos policías implicados en el caso de agresión

Valencia, 20 de febrero de 2015.-Mohamed Rezine Zohuir, el ciudadano argelino que denunció recientemente haber sufrido malos tratos por parte de la Policía en el CIE de Valencia, ha declarado esta mañana en el juzgado y ha explicado de forma detallada y veraz cómo se produjo la agresión.

El denunciante ha relatado que, tras una leve discusión con otro interno en el comedor, un policía se lo llevó a la zona de las duchas, donde se encontraba otra agente y donde no hay cámaras de vigilancia. Según Zohuir, primero fue la policía la que comenzó dándole patadas en la pierna y, después, el otro agente empezó también a golpearle. Por último, éste le agredió en la cabeza con la porra lo que le produjo una brecha por la que recibió 17 puntos de sutura. Además, ha asegurado que mientras le agredían, los agentes le propiciaban insultos racistas, llamándole “moro” e “hijo de puta”.

Durante la sesión, la Abogacía del Estado ha solicitado el archivo del proceso tras aportar un informe elaborado por el CIE en el que reconocen que al menos un agente estuvo en las duchas con el denunciante pero “para calmarle”. El abogado de Zohuir, Andrés García Berrio, miembro de la Coordinadora para la Prevención y la Denuncia de la Tortura y de la Campaña Estatal por el cierre de los CIE, -que ha comparecido ante los medios de comunicación tras la declaración- ha asegurado que elegir este espacio para tranquilizarle “carece totalmente de sentido”, siendo que “curiosamente” es el único lugar que carece de cámaras.

comparecencia1

Asimismo, en el informe del centro se asegura que el origen de la herida en la cabeza de Zohuir es “una autolesión” y que el golpe se lo produjo él mismo al tirarse al suelo. “La versión de la Abogacía es completamente irresponsable y está lejos de ser creíble. De todas formas, esto tendrán que demostrarlo próximamente, ya que, desde la acusación vamos a solicitar como prueba la declaración de los agentes implicados”, ha indicado García Berrio.

Zohuir ha sido visitado hoy mismo por el médico forense para poder determinar el origen preciso de las heridas y contusiones.

Respecto al caso del interno de origen marroquí que también denunció malos tratos recientemente, Ben Younes Sabbar, el juzgado ha iniciado las investigaciones sobre los hechos pero no se ha acordado que se produzca la declaración del denunciante, ni que sea visto por un médico. “Hemos recurrido estas cuestiones porque entendemos que puede suponer que no se realice una investigación rigurosa y adecuada”, ha explicado el abogado.

comparecencia2

Situación insostenible en Zapadores
Por otra parte, la portavoz por la Campaña por el cierre de los CIE, Ana Fornés, ha asegurado ante los medios de comunicación, que la situación de Zapadores es insostenible. “Se ha hecho caso omiso respecto a las recomendaciones de la Defensoría del Pueblo en cuanto al agua fría en las duchas y la carencia de calefacción. Además, sigue habiendo chinches cuyas picaduras son muy dolorosas. Esto junto a la violencia que denuncian las personas internas demuestran que las condiciones del CIE siguen siendo deplorables”.

cie estatal

El Gobierno marroquí emprende una campaña de persecución y acoso a la migración irregular enmarcada en la lógica de externalización de fronteras de la Unión Europea

Menos de 24 horas tardó el Gobierno marroquí en hacer efectiva la amenaza que hacía  en rueda de prensa el pasado lunes 9 de febrero de desmantelar los campamentos de personas migrantes cercanos a las ciudades de Ceuta y Melilla.

A las 5h de la madrugada del martes 10 de febrero, antidisturbios de las Fuerzas de Seguridad Auxiliares (FSA), más conocidas como ‘alis’, comenzaron una macro redada en el campamento de migrantes del Gurugú, situado en las proximidades de la valla de Melilla. El resultado; decenas de personas heridas y cientos de deportadas.

El operativo policial se ha producido menos de un día después de que el Ministro delegado de interior marroquí , Chokri Drais, anunciase el inminente desmantelamiento de los campamentos de migrantes cercanos a Ceuta y Melilla. Según Drais, este anuncio sería la primera medida del ejecutivo como consecuencia de la finalización del proceso de regularización de migrantes que hace un año puso en marcha el Gobierno marroquí. A la vez, el responsable de interior marroquí afirmaba que “los migrantes causan daños y destrozan los bosques”.

Por su parte el  Gobierno español a través del Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, declaró su negativa a “inmiscuirse” en la política interior de  Marruecos para no perjudicar las “magnificas” relaciones bilaterales entre ambos países. Calificando la colaboración con el Estado alauí como “esencial” y “esplendida”, el Ministro reitera que tras la inauguración de las salas de asilo en los puestos fronterizos de Ceuta y  Melilla, “quedará muy claro” que las personas que intenten entrar en el Estado español saltando las vallas de las ciudades autónomas no tendrán derecho a  pedir asilo.

Según las informaciones de las que disponemos hasta la fecha, a las 5 de la madrugada del martes día 10, las FSA, irrumpieron en el Monte Gurugú y arrasaron por completo el campamento de Camerún, del que habrían deportado a la casi totalidad. Siguieron por el de Mali, Guinea y Costa de Marfil, montaña arriba. Durante el operativo policial, según han explicado varias víctimas y testimonios directos, decenas de personas migrantes han resultado heridas, algunas de gravedad, debido a los golpes y como resultado de la violencia provocada por los ‘alis’.
Alrededor de las 7.30 de la mañana las fuerzas auxiliares abandonaron el Gurugú para acudir a la zona fronteriza, donde se estaba produciendo un intento de salto protagonizado por un grupo de subsaharianos, en su mayoría costamarfileños. De ellos 36 lograron penetrar en Melilla y el resto fueron llevados en 5 autobuses. Aunque no hay cifras oficiales, parece que alrededor de un millar de migrantes han sufrido detenciones tanto en el Gurugú como en la valla, subidas a más de una veintena de autobuses, y conducidos a varias ciudades, centros de detención y diferentes infraestructuras improvisadas. Entre ellos se encuentran mujeres y menores de edad.
Las personas migrantes, fueron apelotonadas en el descampado de Kariat Arkmane en Nador y desde allí poco a poco trasladadas en concreto a varias ciudades marroquís: Safi, Essaouira, Chichaoua, Goulmima, Youssoufia, El Jadida y Errachidia, Kelaat, Sraghna, Tiznit, y Agadir. Según datos de la ONG Gadem a día de hoy se habrían ampliado a 17.

Durante el pasado jueves 12 de Febrero, la policía interrumpió nuevamente en el monte Gurugú arrestando a otros grupos de migrantes que habían escapado de la redada anterior. Cuatro autobuses volvieron a salir del Gurugú y parece que permanecen en Nador.

Al mismo tiempo se han ido verificando redadas racistas en la ciudad de Tánger, en donde hasta ahora han sido detenidas alrededor de 50 personas de origen subsahariano.

El 13 de febrero, continuaron con las quemas de los campamentos del monte Gurugú, así como  las incursiones en los diferentes campamentos en la provincia de Nador, entre los que destaca el de Bolingo, hogar de muchas familias, mujeres y menores.

No se sabe aún si el Gobierno marroquí pretende abandonarlas en las fronteras del Sáhara Occidental o Argelia, o deportarlas a sus países de origen; pero parece que no es descartable ésta última opción, debido a que recientemente se ha relacionado esta operación con la finalización del proceso de regularización de migrantes. El número dos de Interior, Chokri Drais , aseguraba el pasado lunes que las migrantes que no se han regularizado “no se quieren quedar (en territorio marroquí) y ante ellos Marruecos tiene que aplicar la ley”. Además, a pesar de la cierta regularidad con la que se producen este tipo de desmantelamiento de los campamentos de migrantes, en este caso la gran dimensión del operativo y la detención y traslado a campos de detención de la mayoría de sus habitantes, hace pensar en un cambio de rumbo en las políticas migratorias del Gobierno marroquí.Drais ha declarado que las personas migrantes estaban recibiendo un trato exquisito por parte de las autoridades, pero ha comunicadoclaramente que en ningún caso se van a permitir mas campamentos de migrantes irregulares cerca de las fronteras europeas.
La ministra delegada de Asuntos Exteriores, Mbarka Buaida, reconoció ya que la Unión Europea da a Marruecos unos 10 millones de euros «para acompañar el proceso financiero» de la regularización de inmigrantes. Sabemos también que el pasado 14 de Enero se celebro en Rabat el III Foro Parlamentario Hispano-Marroquí en el que la migración fue uno de los ejes centrales.

Marruecos continua cumpliendo su cometido de gendarme de las puertas de Europa en la zona occidental de la frontera sur, y parece que esta dinámica no hace sino mantenerse y afianzarse. Mientras tanto, el Estado español y la Unión Europea siguen presumiendo de ser respetuosas con los derechos humanos a la vez que externalizan el control de fronteras a terceros países.

La Campaña Estatal por el Cierre de los CIE y los colectivos abajo firmantes;

  • Declaramos nuestra preocupación por el estado de salud de las personas detenidas y/o deportadas, especialmente de quienes están heridos/as.
  • Denunciamos las políticas de las autoridades marroquíes y la actuación del operativo policial que, a través del uso indiscriminado de la violencia, ha llevado a cabo mas de 1200 detenciones ilegales entre las cuales se encuentran casos de menores y mujeres, privando las migrantes afectadas de su propia libertad y impidiendo el libre ejercicio de sus derechos, fuera de cualquier marco jurídico nacional o internacional.
  • Denunciamos el desplazamiento forzado de las migrantes afectadas y la falta de un procedimiento personalizado que evalúe y compruebe la situación individual.
  • Rechazamos las declaraciones de los Gobiernos marroquí y español en cuanto a la migración subsahariana, recordando que la no voluntad de permanencia en territorio marroquí no es una excusa valida para deportar en masa a personas, ya que estas se encuentran en ese país en tránsito migratorio hacia el norte, existe la posibilidad de que provengan de zonas en guerra, o estén en una situación de exclusión o en peligro, con lo que su expulsión sería ilegal. Las personas migrantes provenientes del África subsahariana son objeto de detenciones racistas por parte de las autoridades marroquíes, lo que les imposibilita acercarse a las oficinas de asilo -recientemente instaladas- sin ser deportadas. Su única salida es permanecer en algun campamento de migrantes a la espera de cruzar, saltando la valla o en patera.

Considerando estos elementos EXIGIMOS a las autoridades competentes:

  • La liberación inmediata de todas las migrantes detenidas ilegalmente.
  • Medidas urgentes para garantizar la asistencia sanitaria y legal, así como la protección de los derechos de todas las personas migrantes mientras aún se encuentren detenidas.
  • El cumplimento de la legislación nacional e internacional vigente en materia de derechos humanos y de las personas migrantes, prestando atención a aquellas personas con situaciones de especial vulnerabilidad .
  • Una investigación judicial independiente, poniendo en duda que las victimas hayan sido tratadas conforme a sus derechos.
  • El fin de las redadas racistas en todo el territorio marroquí.

A este fin, desde la Campaña estatal por el cierre de los CIEs se ha puesto en conocimiento de diversos organismos internacionales tales como el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas o el Consejo de Europa estos hechos instándoles a que se tomen las medidas oportunas de manera urgente

19 de febrero de 2015
Campaña Estatal Por el Cierre de los CIE

 

Adhesiones

Campaña Estatal Por el Cierre de los CIE

Campaña CIEsNO Valencia

Antifeixistes Pais Valencià

Asociación Intercultural Candombe

Asociación Martín Fierro

Campaña CIEsNO Valencia

CEAR Euskadi

CEAR PV

CEDSALA

CNT Valencia

CIEsNO Salamanca

Colectivo Desalambrando

Colectivo ANSUR

Colectivo Sur Cacarica

Comisión CIE Ferrocarril Clandestino

Coordinadora para la prevención y denuncia de la tortura

Comunidades Cristianas

COS

Entrepueblos

Esquerra Unida del País Valencià

Foro Alternativo de la Inmigración

GAC – Grupo de Acción Comunitaria

HOAC

Intersindical Valenciana

Jarit Asociación Civil

Mesa de Entidades de Solidaridad con las y los Inmigrantes

Observatori DESC

Psicólogos Sin Fronteras

Ruta contra’l racismu y la represión

SOS Racismo Madrid

Tanquem els CIEs

TKDK

Unitat Contra el Fascisme i el Racisme (UCFR)

Valencia Acoge- València Acull

Imagen  —  Publicado: 19/02/2015 en Sin categoría

CIE NO exige a delegación de Gobierno que paralice la expulsión del denunciante
El juez llama a declarar al querellante y pide que se investiguen los hechos

Valencia, 11 de febrero de 2015.- El magistrado del juzgado de instrucción número 12 de Valencia, Juan Luis Beneyto Feliu, ha admitido hoy a trámite la querella interpuesta por Mohamed Rezine Zohuir, uno de los internos del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Zapadores que denunció la semana pasada haber sufrido torturas por parte de varios agentes de policía, por considerar que los hechos podrían ser “constitutivos de delito contra la Integridad Moral”.

Además, el juez ha pedido llamar a declarar a Zohuir el próximo 20 de febrero y ha solicitado a la dirección del CIE las grabaciones del día en el que sucedieron los hechos, la identificación del presunto agresor y los testigos, incluidos la enfermera y el médico que asistieron al interno y que se envíe su expediente médico y parte de asistencia.

Desde la Campaña por el Cierre de los CIE, celebramos la decisión del juzgado, sin embargo, lamentamos que no se haya suspendido cautelarmente la deportación de Zohuir a Argelia, ya que esto significa que en cualquier momento podrían expulsarlo a su país de origen y se paralizaría la investigación. En este sentido,  exigimos a delegación de Gobierno que impida la deportación del querellante para que se esclarezcan los hechos.

Por otra parte, la querella interpuesta por el otro interno, Ben Younes Sabbar –que ha sido puesto en libertad-, se encuentra en el juzgado de instrucción número 14, pendiente de su admisión.

 

FotoZohuir2

Zohuir muestra su herida

Zohuir muestra su herida

  • La Campaña ha intentado dar una carta hoy al director de la Policía que ha visitado Zapadores
  • Exigen la paralización inmediata de las expulsiones de las dos víctimas y sus testigos

Valencia, 6 de febrero de 2015.-Abogados y abogadas de la Campaña por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE NO) han interpuesto una querella criminal, en la que se han personado como acusación particular, por el caso de tortura policial que Ben Yunes Sabbar y Mohamed Rezine Zohuir, dos internos del CIE de Zapadores, denunciaron el pasado martes, 3 de febrero.

Los letrados y letradas han solicitado que se suspenda cautelarmente las expulsiones de estas dos personas y los testigos hasta que se esclarezcan los hechos y que se envíen inmediatamente las imágenes que hayan sido grabadas por las cámaras de vigilancia.

Una carta para Ignacio Cosidó en su visita a  Zapadores con Alberto Fabra y Rita Barberá
Por otra parte, activistas de CIE NO se han concentrado esta mañana en la puerta del CIE portando carteles con imágenes de las heridas de los dos denunciantes y carteles en los que se leía “Fin de la impunidad” y “Basta de torturas” y han intentado dar una carta en mano al director general de la Policía, Ignacio Cosidó, coincidiendo con su visita a las instalaciones de Zapadores esta mañana junto a al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, con motivo del homenaje a los 25 años de las Unidades de Intervención Policial que se cumplen estos días.

Concentración de esta mañana. Fotos: Christian Villalba Alcaide

Concentración de esta mañana. Fotos: Christian Villalba Alcaide

La Campaña CIEs NO ha explicado que en el documento se exigen mecanismos que impidan las malas prácticas policiales y una investigación independiente y veraz cuando haya denuncias de malos tratos, que tenga en cuenta el testimonio de los denunciantes y de los testigos. “Para ello, es imprescindible que se paralice la deportación de las víctimas, pues de otro modo, se hace desaparecer la prueba del delito”, ha manifestado Ana  Fornés, portavoz de la Campaña.

Asimismo, Fornés ha asegurado que la situación en Zapadores es ahora mismo “deplorable”. “Los y las internas nos dicen que de nuevo ha reaparecido la plaga de chinches, que les llenan de picaduras muy dolorosas; también nos dicen que no hay agua caliente en las duchas y que el frío es insoportable porque la ropa de abrigo y mantas que les dan no son suficientes. Unas condiciones indignas que deben subsanarse cuanto antes”.

 Por último, la Campaña ha desmentido las declaraciones del delegado de Gobierno, Serafín Castellano, que aseguró el pasado miércoles en rueda de prensa que todas las denuncias interpuestas por malos tratos en el CIE de Zapadores habían sido archivadas. “En la actualidad hay varios procesos judiciales abiertos y se ha imputado a dos agentes. Además, -ha añadido- la única forma de que no se archiven las denuncias es posibilitando la investigación judicial y eso sólo puede suceder si las víctimas no son expulsadas”, ha concluido la portavoz.

Concentración de esta mañana. Fotos: Christian Villalba Alcaide

Concentración de esta mañana. Fotos: Christian Villalba Alcaide

  • Un ciudadano argelino ha recibido 17 puntos de sutura en la cabeza por los golpes
  • Otro de origen marroquí ha perdido un diente por las agresiones recibidas

Valencia, 3 de febrero de 2015.-Ben Yunes Sabbar y Mohamed Rezine Zohuir, dos internos del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Zapadores, han interpuesto esta mañana una denuncia ante el juzgado por haber sufrido torturas por parte de varios agentes de policía durante los últimos días.

Sabbar, ciudadano de origen marroquí, explica en su denuncia que, el pasado 19 de enero, pidió visitar la enfermería del centro ya que sufría de hemorroides, alegando que “sangraba mucho” y no podía soportar el dolor. Como no hacían caso de su petición, se autolesionó haciéndose un corte en el pecho de 19 centímetros. Según explica, solo de esa forma, logró recibir atención médica.

Días después, el 25 de enero, exigió de nuevo que le volviera a visitar la enfermera del centro porque sentía que “se estaba desangrando” por la misma causa. Entonces, según detalla Sabbar, uno de los agentes llamó a otros dos policías más para que vigilaran mientras lo metían en una de las celdas, donde no hay cámaras, y empezó con la porra a golpear el metal de la cama mientras le gritaba insultos xenófobos tales como “los marroquíes sois unos guarros y unos sucios que no valéis nada y vuestras mujeres no valen nada”.

Cuando el interno volvió a pedir ayuda médica, un agente le pegó un puñetazo y un bofetón, le agarró del cuello y le amenazó con matarlo si seguía pidiendo atención sanitaria. Sabbar asegura que el agente le dijo “como vuelvas a llamarnos, bajo con la pistola. Te apuntaré con la pistola en la cabeza, te pegaré un tiro. Mi turno termina a las ocho, me voy a casa y nadie se enterara que he sido yo quien te ha matado” y “duérmete que me da igual que sangres”. A causa de la paliza, Sabbar ha perdido un diente, tiene varios moratones por todo el cuerpo y sufre alteraciones del sueño, estrés y ansiedad.

Zohuir muestra su herida

Zohuir muestra su herida

Asimismo, el interno asegura que su derecho a ser atendido por un abogado ha sido vulnerado, ya que cada vez que ha solicitado una instancia para tramitar su asistencia jurídica, los agentes se la han roto o directamente no se la han facilitado. Sabbar adjunta en su denuncia la firma de 21 internos como testigos de las agresiones que asegura haber recibido.

Por otra parte, Zohuir, ciudadano de origen argelino, asegura que, el pasado 19 de enero, tras verter accidentalmente agua de un vaso en el comedor, un agente le llevó a las duchas del centro, cerró con llave, y le propinó patadas, puñetazos y golpes con la porra. En el momento en el que el interno estaba en el suelo y el policía tenía su bota sobre la cabeza de Zohuir -según explica éste en la denuncia-, entró una agente y la enfermera del centro, a la que escuchó decir “deja al chico, lo vas a matar”. Tras la paliza, tuvo que ser trasladado al hospital donde fue intervenido con 17 puntos de sutura y tiene moratones en varias partes de su cuerpo. Cuando pidió el informe de lesiones, la Policía se lo denegó. Ambos internos aseguran que los policías carecían de identificación en todo momento, aunque dicen poder identificar con facilidad a los agentes que les han agredido.

Mecanismos de control y depuración de responsabilidades                                                      

Ante los graves hechos descritos, desde la Campaña por el Cierre de los CIE (CIE NO), exigimos al Ministerio del Interior que se tomen medidas inmediatas para controlar las actuaciones policiales de forma que se garantice la integridad física y moral de los y las internas en todo momento.

Asimismo, exigimos que se respeten los derechos fundamentales de las personas internas en cuanto a laatención sanitaria y su derecho a asistencia jurídica por parte de abogadas y abogados, así como que se establezcan mecanismos de control a tal efecto que funcionen de forma efectiva.

Además, pedimos que se garantice el acceso a procesos judiciales que esclarezcan los hechos y depuren las correspondientes responsabilidades. En este sentido,  solicitamos que se llame a declarar a los agentes identificados con su descripción física por parte de los internos, así como a los mismos denunciantes; que testifiquen los internos que se encontraban en el lugar donde ocurrieron los hechos y que se paralicen las expulsiones de los testigos y los denunciantes para poder llevar a cabo una investigación exhaustiva.

Por último, que, ante la imposibilidad de la Administración de facilitar unas condiciones de habitabilidad dignas de las personas privadas de libertad que se encuentran bajo su tutela, se cierre de forma permanente el CIE de Valencia, espacio que, con su mera existencia, vulnera los derechos humanos de las personas, y en el que se han interpuesto más de treinta denuncias por palizas, maltrato y humillaciones.

Sabbar muestra el diente roto.

Sabbar muestra el diente roto.

La Defensoría del Pueblo tras una visita al centro instó a la Policía el pasado 5 de diciembre a facilitar ropa de abrigo y agua caliente en las duchas

Valencia, 21 de enero de 2015.-Cuarenta y un hombres internados en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Zapadores han denunciado esta mañana ante el juzgado número 3 de Valencia la “situación deplorable” en la que se encuentran. Esta queja se produce más de un mes y medio después de que el Defensor del Pueblo hiciera llegar el pasado 5 de diciembre de 2014, tras una visita al CIE de varios técnicos de este organismo, un escrito con sugerencias al Director General de la Policía en cuanto a las instalaciones y las condiciones de las personas privadas de libertad en Zapadores y que aún no han sido subsanadas.

En el escrito de la Defensoría del Pueblo, se solicita facilitar ropa de abrigo a las personas internas que carezcan de ella, debido a las temperaturas propias de esta época del año y el hecho de que el Centro de Internamiento de Extranjeros de Valencia carece de calefacción, así como proceder a subsanar el problema de falta de agua caliente en las duchas del CIE de Valencia, que se viene detectando desde finales del mes de noviembre. Ambas cuestiones aparecen reflejadas en el escrito presentado hoy por las personas internas que denuncian la ausencia de ropa de abrigo y/o ropa de recambio (camisetas, ropa interior, calcetines, sudaderas, pantalones…) y la falta de agua caliente durante todo el periodo invernal.

El CIE de Zapadores

El CIE de Zapadores

Asimismo, en el documento, los internos denuncian que solo pueden hacer uso de un aseo para 80 personas, que sufren aturdimiento después de las comidas -escasas e insulsas-, que carecen de zonas y actividades de ocio durante el encierro, lo que conlleva un sentimiento de desesperación durante los hasta 60 días de encierro. Asimismo, se quejan de que no existen dispositivos de apertura mecanizada de las celdas, lo que aumenta exponencialmente el peligro en caso de incendio y el trato discriminatorio por parte de algunos agentes de Policía. Denuncian insultos racistas o locuciones amenazantes como “si me vuelves a hacer alguna pregunta te rompo la cabeza” o “cógete un billete y lárgate a tu país”.

Por todo ello, desde la Campaña por el cierre de los CIE exigimos:

-Que el Juzgado ponga en práctica medidas correctoras de los hechos que se exponen en la denuncia que garanticen los derechos de las personas privadas de libertad.

-Que, ante la imposibilidad de la Administración de facilitar unas condiciones de habitabilidad dignas, salubres, e higiénicas para las personas privadas de libertad que se encuentran bajo su autoridad, se clausuren las instalaciones del Centro de Internamiento de Extranjeros de Zapadores.

-Que se cierre de forma permanente el Centro de Internamiento de Extranjeros de Valencia, espacio que, con su mera existencia, vulnera los derechos humanos de las personas, y en el que se han interpuesto más de treinta denuncias por palizas, maltrato y humillaciones.

41 internos han firmado la denuncia

41 internos han firmado la denuncia

MANIFESTACIÓN

  • Cadena SER

Valencia alza su voz contra la “Ley Mordaza”

http://cadenaser.com/emisora/2014/12/21/radio_valencia/1419152485_876306.html

  • Levante-emv

Miles de personas levantan la voz contra la «ley mordaza»

Los participantes en la protesta piden el cierre de los centros de internamiento para inmigrantes

http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2014/12/21/miles-personas-levantan-voz-ley/1204256.html

  • Diagonal

Valencia, por los derechos de los migrantes y contra la Ley Mordaza

https://www.diagonalperiodico.net/libertades/25141-manifestacion-por-derechos-migrantes-y-contra-la-ley-mordaza.html

  • Las Provincias

Colectivos sociales levantan la voz en Valencia contra la “ley mordaza”

http://www.lasprovincias.es/agencias/valencia/201412/20/colectivos-sociales-levantan-valencia-272024.html

  • Ràdio Malva

Manifestación contra la Ley Mordaza y VII Marcha por el cierre de los Cie-VALENCIA

http://radiomalva.org/2014/12/21/manifestacion-ley-mordaza-cierre-de-los-cie/

safe_image

RUEDA DE PRENSA

  • Eldiario.es

No a la ley mordaza

http://www.eldiario.es/cvsociedad/Ley-Mordaza_0_336316884.html

  • Europapress

Colectivos hacen un llamamiento a los ciudadanos para manifestarse este sábado contra la ‘ley mordaza’

http://www.europapress.es/comunitat-valenciana/noticia-colectivos-hacen-llamamiento-ciudadanos-manifestarse-sabado-contra-ley-mordaza-20141218142842.html

  • Levante

Una manifestación contra la ´Ley Mordaza´ para el sábado

http://www.levante-emv.com/valencia/2014/12/18/manifestacion-ley-mordaza-sabado/1203180.html

  • La Vanguardia

Colectivos hacen un llamamiento a los ciudadanos para manifestarse este sábado contra la ‘ley mordaza’

http://www.lavanguardia.com/local/valencia/20141218/54421594501/colectivos-hacen-un-llamamiento-a-los-ciudadanos-para-manifestarse-este-sabado-contra-la-ley.html

  • La Información

Colectivos hacen un llamamiento a los ciudadanos para manifestarse este sábado contra la ‘ley mordaza’

http://noticias.lainformacion.com/asuntos-sociales/inmigrantes-ilegales/colectivos-hacen-un-llamamiento-a-los-ciudadanos-para-manifestarse-este-sabado-contra-la-ley-mordaza_yGTUBKSOalFPVJVn5wzvI2/

migrantes-mordaza

 

 

El próximo sábado, 20 de diciembre, colectivos que defienden los derechos de las personas migrantes y movimientos sociales que defienden otros derechos y libertades fundamentales confluirán en una manifestación conjunta por el Día Internacional de las Personas Migrantes y contra la Ley Mordaza, que recorrerá las principales calles de Valencia y que terminará en la puerta del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Valencia, símbolo de la vulneración de los derechos y la represión de la ciudadanía.

Valencia, 18 de diciembre.- Diversos colectivos, movimientos sociales, grupos de inmigrantes de diferentes nacionalidades y asociaciones -entre ellos, la Campaña por el Cierre de los CIE, Valencia Acoge, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Valencia, la Asociación Entreiguales Valencia, la Asociación Intercultural Sariri, la Asociación Intercultural Candombe, l’Assemblea de les llibertats i contra la repressió del Micalet o la plataforma antifascista València entre Totes-, han hecho un llamamiento, esta mañana, a toda la ciudadanía a participar en la manifestación que tendrá lugar el próximo sábado, día 20 de diciembre, en Valencia, contra la ley Mordaza y por el día de los derechos de las personas migrantes, -que se conmemora hoy a nivel internacional-.

En este sentido, la manifestación tendrá dos puntos de convocatoria diferentes, ambos a las 18.00 horas:  bajo el nombre Manifestación Día internacional de los derechos de las personas migrantes -Séptima Marcha por el Cierre de los centros de Internamiento de Extranjeros (CIE)-, partirá desde la plaza del Ayuntamiento, -donde se sumarán columnas provenientes de los barrios de Orriols, Olivereta y Benimaclet – hasta la delegación de Gobierno –en la calle Colón- donde esperarán concentrados los colectivos contra la Ley Mordaza. En ese punto, confluirán ambos movimientos que marcharán de forma conjunta hasta la puerta del CIE de Zapadores, dónde han presentado esta mañana, en rueda de prensa, la campaña unitaria.

migrantes-mordaza

La portavoz de los colectivos de las personas migrantes, Ángela Pedraza, ha afirmado que esta acción exigirá el fin de la represión de los derechos de todas las personas -teniendo en cuenta la especial vulnerabilidad que sufren las personas migrantes- y busca, además, poner en valor los beneficios que las personas extranjeras aportan a la sociedad, en todos los ámbitos.

Asimismo, ha explicado que la manifestación quiere reivindicar el derecho de las personas migrantes a manifestarse sin miedo, así como mostrar el rechazo de la sociedad civil –migrante o autóctona- a las redadas racistas, las detenciones en Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), las deportaciones forzosas a los países de origen y el genocidio migratorio en las fronteras.

“La ley mordaza pretende legalizar las deportaciones en caliente de las personas que huyen del hambre, la guerra, la persecución política, en contra dela legalidad internacional y de los derechos humanos y legalizando las actuaciones ilegales de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y propiciando la impunidad de los responsables intelectuales, como es el Ministro del Interior, Jorge Fernández”, ha afirmado.

Políticas reales de integración, trabajo digno y sanidad universal

“Además, las personas migrantes, y los colectivos sociales que nos apoyan, nos hemos organizado para exigir políticas reales de integración que se basen en el respeto y que pongan fin a la xenofobia y al racismo institucional. Asimismo, nos unimos para reivindicar nuestro derecho a un trabajo digno: basta de contratos basura que nos someten a condiciones de esclavitud”, ha añadido Pedraza.

La portavoz ha indicado, asimismo, que el acceso a la salud es un derecho humano “que no se está cumpliendo en esta sociedad” y ha exigido una atención sin restricciones para todas las personas, independientemente de su situación administrativa y su origen.

Por último, ha recordado que, entre las causas de las migraciones, está la depredación de los recursos naturales, el saqueo financiero (deuda externa) y la sobreexplotación de la fuerza de trabajo de los países de origen por parte de multinacionales, muchas de ellas europeas, que provocan en aquellos territorios situaciones de miseria estructural: “Reivindicamos el derecho a no tener que migrar, por eso es necesario que cese el expolio de nuestros países. ¡Estamos aquí porque estáis allá!”, ha concluido.

migrantes-mordaza4

Por otra parte, Miguel Pérez Mariz, portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Valencia ha añadido que la Ley Mordaza implica la criminalización de los movimientos sociales. “Nuestros colectivos luchan cada día por la personas sin techo, las que están hipotecadas, las familias que no pueden pagar un alquiler mientras la banca –subvencionada con dinero público- tiene miles de pisos vacíos y las Administraciones no habilitan suficientes viviendas sociales”, ha indicado. “Ahora, oponerse a un desalojo u ocupar una sucursal bancaria comportará multas altísimas e incluso la posibilidad de ir a prisión. Además, ejercer el derecho a huelga o manifestarse frente al Parlamento será delito. Por otra parte, los controles policiales serán aún más arbitrarios y los registros corporales serán habituales y estará prohibido captar pruebas visuales de maltrato policial y, por supuesto, hacerlas públicas”, ha asegurado.

Jesús March, el representante de l’Assemblea de les llibertats i contra la repressió del Micalet, ha asegurado que la Ley Mordaza nos sitúa en un sistema “cada vez más dictatorial”. “El PP busca que las ciudadanas y los ciudadanos se lo piensen dos veces a la hora de manifestarse. Esta ley quiere parar la disidencia y la oposición a sus políticas y está al servicio del capital”, ha afirmado.

“Es más necesario que nunca que la ciudadanía se movilice. La unidad popular en la lucha, el derecho a decidir qué tipo de sociedad y qué tipo de economía queremos, la exigencia de la protección social para toda la ciudadanía, especialmente para los y las más vulnerables, y la solidaridad son nuestro mejor antídoto contra estos corruptos que envenenan nuestra sociedad condenándola a la precariedad, la pobreza y la solidaridad”, ha concluido.

migrantes-mordaza2

La plataforma exige el cierre definitivo de las instalaciones de Zapadores

Valencia, 28 de noviembre de 2014.- La Campaña por el cierre de los CIE interpuso una denuncia ayer ante el juzgado de instrucción número 3 de Valencia por la vulneración de los derechos a la salud, la dignidad y la integridad de las personas internas que supone la plaga de chinches que persiste en el centro de Zapadores y que está obligado a garantizar. Tal y como comprueban cada día las personas de la Campaña que visitan a los internos, el intento de desinfección que hubo hace quince días, cuando se cerraron temporalmente las instalaciones, no ha sido en absoluto efectivo.

Estos insectos, que se alimentan de sangre de humanos, aún no han sido eliminados del CIE desde que comenzó la plaga hace al menos seis meses, y continúa presente en las instalaciones del mismo, incluso en las celdas, la comida o la ropa de los internos. Esto ocasiona a los mismos malestar, desazón y picaduras, perjuicios que no están obligados a soportar y por los que 16 ciudadanos argelinos protestaron con una huelga de hambre la semana pasada, hasta que tuvo lugar la deportación forzosa a su país de origen.

Por todo ello, desde la Campaña por el cierre de los CIE exigimos:

-Que el juzgado garantice cuanto antes y de forma efectiva los derechos fundamentales en cuanto a la integridad física y la salud de las persona internas en el CIE de Valencia.

-Que, ante la imposibilidad de la Administración de facilitar unas condiciones de habitabilidad salubres, dignas e higiénicas para las personas privadas de libertad que se encuentran bajo su autoridad, se clausuren definitivamente las instalaciones de Zapadores.

-Que se cierre de forma permanente el centro de Internamiento de Extranjeros de Valencia, espacio que, con su mera existencia, vulnera los derechos elementales de las personas, y en el que, en lo que va de año, se han interpuesto más de treinta denuncias por palizas, maltrato y humillaciones.

picadura de chinches CIE