CIEs NO exige la destitución del director de Zapadores por su actuación en la muerte de un interno #losCIEsMatan #CIEsNO

·       La Campaña CIEs NO exige que se paralice la expulsión de cualquier persona relacionada con los hechos
·       Se exige a la Delegación del gobierno que comunique el deceso a su familia y le preste la asistencia necesaria.

Valencia, 17 de julio de 2019 – La Campaña por el cierre de los Centros de Internamiento para Extranjeros y por el fin de las deportaciones (CIEs NO) exige al delegado del Gobierno que destituya con carácter inmediato al director del CIE de Zapadores por su actuación ante el fallecimiento de un interno de origen marroquí el pasado lunes. Así mismo, la Campaña CIEs NO exige que se garantice la permanencia en Valencia de cualquier persona relacionada con los hechos. Y así, que se paralice cualquier procedimiento tendente a la expulsión de posibles testigos de estos.

El pasado lunes la Policía Nacional, encargada de velar por la seguridad e integridad de los internos del CIE de Zapadores, encontró muerto a uno de ellos. Estaba en una celda de aislamiento, en la que fue encerrado después de sufrir una “paliza de muerte”, según relatan testigos. La causa del fallecimiento la tendrá que determinar la autopsia, pero resulta inadmisible que una persona, bajo custodia del Estado, acabe muriendo de forma violenta. Las personas encerradas en los CIE, personas que no han cometido ningún delito, están bajo la tutela del Estado y es este quien tiene la obligación jurídica de garantizar su integridad física y psicológica. Por todo ello, y más allá de las causas concretas de la muerte, que tendrán que esclarecerse en una investigación independiente, la primera medida a tomar es el cese fulminante del responsable directo del funcionamiento del centro donde sucedieron los graves hechos, el señor Carlos Llorca Ponce.

La muerte de este joven marroquí en el CIE no es una excepción, sino una “macabra normalidad”. Este joven marroquí es una víctima más de las políticas migratorias de encierro, represión y criminalización que se llevan a cabo en nuestro país. Esta muerte pone en evidencia, una vez más, la urgente necesidad de clausurar definitivamente estas cárceles racistas donde se encierra a personas a causa de una sanción administrativa bajo condiciones que violan los derechos humanos más fundamentales: nueve personas al menos han muerto en los CIE o en procesos de deportación desde 1987.

La Campaña por el cierre de los CIE y el fin de las deportaciones reclama que la investigación que realiza el juzgado concluya con la determinación de responsabilidades, el establecimiento de sanciones y la adopción de medidas que eviten la repetición de situaciones semejantes. Así, para que la investigación judicial pueda llevarse a término con todas las garantías procesales se hace necesaria la permanencia en el territorio de cualquier persona que, de manera directa o indirecta, pudiera estar relacionada con los hechos. Por tanto, exigimos que se paralice cualquier intento de expulsión para evitar que, como ha sucedido en muchas otras ocasiones, los procedimientos judiciales acaben archivándose porque las personas implicadas han sido deportadas. En el caso de la muerte del joven marroquí, existen testimonios que aseguran que el interno recibió una “paliza de muerte” y que fue recluido en una celda de aislamiento sin recibir la atención médica debida. Horas después apareció muerto.

Finalmente, la Campaña CIEs NO considera prioritario y fundamental que el Estado asuma su responsabilidad en el fallecimiento del joven y establezca mecanismos de reparación para su familia. Hasta el momento la ciudadanía no conoce si la administración se ha puesto en contacto con la familia para comunicar el deceso de un ciudadano de origen marroquí que se encontraba bajo la custodia del Estado español. Por tanto, exigimos a la Delegación del Gobierno que comunique el fallecimiento a su familia y que se ponga a su disposición para prestarle la asistencia necesaria.


CIEs NO exigeix la destitució del director de Sapadors 
per la seua actuació en la mort d’un intern


• La Campanya CIEsNO exigeix que es paralitze l’expulsió de qualsevol persona relacionada amb els fets
• S’exigeix a la Delegació del govern que comunique el decés a la seua família i li preste l’assistència necessària.

València, 17 de juliol de 2019 – La Campanya pel tancament dels Centres d’Internament per a Estrangers i per la fi de les deportacions (CIEs NO) exigeix al delegat del Govern que destituïsca amb caràcter immediat al director del CIE de Sapadors per la seua actuació davant la defunció d’un intern d’origen marroquí dilluns passat. Així mateix, la Campanya CIEs NO exigeix que es garantisca la permanència a València de qualsevol persona relacionada amb els fets. I així, que es paralitze qualsevol procediment tendent a l’expulsió de possibles testimonis d’aquests.

Dilluns passat la Policia Nacional, encarregada de vetlar per la seguretat i integritat dels interns del CIE de Sapadors, va trobar mort a un d’ells. Estava en una cel·la d’aïllament, en la qual va ser tancat després de patir una “pallissa de mort”, segons relaten testimonis. La causa de la defunció l’haurà de determinar l’autòpsia, però resulta inadmissible que una persona, sota custòdia de l’Estat, acabe morint de forma violenta. Les persones tancades en els CIE, persones que no han comés cap delicte, estan sota la tutela de l’Estat i és aquest qui té l’obligació jurídica de garantir la seua integritat física i psicològica. Per tot això, i més enllà de les causes concretes de la mort, que hauran d’esclarir-se en una investigació independent, la primera mesura a prendre és el cessament fulminant del responsable directe del funcionament del centre on van succeir els greus fets, el senyor Carlos Llorca Ponce.

La mort d’aquest jove marroquí en el CIE no és una excepció, sinó una “macabra normalitat”. Aquest jove marroquí és una víctima més de les polítiques migratòries de tancament, repressió i criminalització que es duen a terme al nostre país. Aquesta mort posa en evidència, una vegada més, la urgent necessitat de clausurar definitivament aquestes presons racistes on es tanca a persones a causa d’una sanció administrativa sota condicions que violen els drets humans més fonamentals: nou persones almenys han mort en els CIE o en processos de deportació des de 1987.

La Campanya pel tancament dels CIE i la fi de les deportacions reclama que la investigació que realitza el jutjat concloga amb la determinació de responsabilitats, l’establiment de sancions i l’adopció de mesures que eviten la repetició de situacions semblants. Així, perquè la investigació judicial puga portar-se a terme amb totes les garanties processals es fa necessària la permanència en el territori de qualsevol persona que, de manera directa o indirecta, poguera estar relacionada amb els fets. Per tant, exigim que es paralitze qualsevol intent d’expulsió per a evitar que, com ha succeït en moltes altres ocasions, els procediments judicials acaben arxivant-se perquè les persones implicades han sigut deportades. En el cas de la mort del jove marroquí, existeixen testimoniatges que asseguren que l’intern va rebre una “pallissa de mort” i que va ser reclòs en una cel·la d’aïllament sense rebre l’atenció mèdica deguda. Hores després va aparèixer mort.

Finalment, la Campanya CIEs NO considera prioritari i fonamental que l’Estat assumisca la seua responsabilitat en la defunció del jove i establisca mecanismes de reparació per a la seua família. Fins al moment la ciutadania no coneix si l’administració s’ha posat en contacte amb la família per a comunicar el decés d’un ciutadà d’origen marroquí que es trobava sota la custòdia de l’Estat espanyol. Per tant, exigim a la Delegació del Govern que comunique la defunció a la seua família i que es pose a la seua disposició per a prestar-li l’assistència necessària.

Concentración en la puerta azul del CIE de Zapadores por la muerte de un hombre marroquí

Anuncios

3 comentarios en “CIEs NO exige la destitución del director de Zapadores por su actuación en la muerte de un interno #losCIEsMatan #CIEsNO

  1. Katherin dijo:

    Que cierren los cie,o hermano lleva 30 Díaz hay y cuenta q esta en peligro de muerte, tenemos miedo q algo Le pase

  2. Distopía dijo:

    No tengo palabras para condenar tanta violencia e impunidad por parte de los que la ejercen, y me asombra de que gocen de tanta impunidad y de ese grado de violencia ante la indiferencia de una mayoría que se supone que odian la violencia y la impunidad. Es oscura la noche que atravesamos, y más oscura en el Cies. Dejo esta respuesta , que quizás se pierda en la oscuridad. Muero para que no me vean libre de nuevo.
    En este sitio de tal modo vivo,
    Que espero morir antes de volver a salir.
    Fuera me aguardan manifestándose contra mi encierro.
    Aunque no esperan verme salir.

    ¿ Por qué solo puedo acabar de morir
    para que me vean libre de nuevo?
    La noche es oscura dentro del Cies,
    Como oscuro es fuera,
    para los que esperan verme salir.
    Pero no podrán verlo porque muero ,
    entre estos oscuros muros.
    Donde los que fuera me esperan no pueden entrar,
    a verme macabramente morir.

    Muero porque no soy libre, ni puedo defender mi vida
    Cuando de una brutal paliza muero.
    Fuera suplican por mi libertad para que siga viviendo.
    Más por que no soy libre,
    Muero en esta noche en el cies.
    Poner velas fuera a mi entierro.
    Angelillo de Uixó.

Los comentarios están cerrados.