#LosCIEsNoSeAbren || Comunicado de la Campaña Estatal por el cierre de los CIE y el fin de las deportaciones

La semana pasada todos los CIE del Estado español quedaron vacíos​ fruto de las protestas de los internos por la ausencia de medidas de seguridad ante el coronavirus y de la presión social ante la imposibilidad de ejecutar deportaciones en el actual contexto de pandemia. Es la primera vez desde su creación que no hay personas privadas de libertad en ningún CIE, es el momento de que este cierre sea irreversible. Por ello, ​desde la Campaña Estatal por el Cierre de los CIE exigimos al Gobierno que ponga fin a su existencia.​
Cabe destacar que ​la gestión del proceso de puesta en libertad de las personas internas en los CIE ha sido demasiado lenta​, a pesar de las recomendaciones de la oficina del Defensor del Pueblo o de las Organizaciones Internacionales de Derechos Humanos, que pedían la puesta en libertad de las personas migrantes privadas de libertad en centros de reclusión enfocados a la deportación, pues, ​al ser imposible llevar a cabo las expulsiones por el cierre de fronteras, el internamiento carecía de habilitación legal.
Además, a pesar de que a las pocas semanas de esta pandemia comenzaron a vaciarse el CIE de Barcelona y el de Madrid, tras la protesta que llevaron a cabo los internos que allí se encontraban, la puesta en libertad de las personas internas se ha realizado sin garantizar los desplazamientos al lugar de residencia o la derivación a los recursos de acogida efectivos en buena parte de los casos. La situación más grave fue mantener abierto el CIE de Algeciras sin sentido para retener a 4 personas, que finalmente fueron puestas en libertad el pasado 6 de mayo Además, una de ellas denunció haber sufrido agresiones físicas por parte de un policía el pasado 27 de abril, que se materializaron en varias patadas y un tortazo que le provocó una hemorragia en el oído que no cesó en toda la noche, razón por la cual tuvo que ir trasladado al hospital a la mañana siguiente.
Los CIE no deberían haber existido nunca y estamos ante una coyuntura social y política que perfectamente posibilitaría que el actual cierre temporal y contextual se convirtiera en un cierre definitivo​. Los CIE son espacios de vulneración de derechos, ​de impunidad policial y de sufrimiento y están enmarcados en una lógica racista y colonial apartada de la dignidad de las personas ​que, de ninguna manera, queremos que existan en nuestra sociedad.
Al plantearnos la supuesta vuelta a la normalidad, ​nos tememos que el dispositivo deportador se active de nuevo sin una gestión apropiada ni en tiempo, ni en forma, y, consecuentemente, sin las garantías propias de un Estado de Derecho. En este sentido, ​el Juzgado de Instrucción nº9 de Murcia, con funciones de control del CIE de Sangonera la Verde, ha emitido un Auto ante una consulta realizada por el Ministerio Fiscal sobre las condiciones que debe ofrecer este Centro si se decidiera su puesta en funcionamiento, observando la ausencia de cualquier protocolo y medios adecuados que permitan hacer frente a la crisis sanitaria actual si se produjeran casos en su interior. Este mismo Auto refiere la posibilidad de utilizar los protocolos establecidos al efecto en los centros penitenciarios para garantizar su posible reapertura, reconociendo lo que venimos denunciando en la Campaña Estatal por el cierre de los CIE y el fin de las deportaciones desde su creación: los CIE son cárceles racistas encubiertas bajo el amparo legal del control de la inmigración irregular.
Además, nos preocupa profundamente que ​la eventual recuperación de la normalidad conlleve la detención de las personas ahora liberadas, cuya orden de expulsión todavía está vigente.
Del mismo modo, ​aunque los CIE están vacíos, condenamos firmemente la gestión del Gobierno en nuestra Frontera Sur y expresamos nuestra máxima indignación ante la horrible situación que se está viviendo en los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes de Ceuta y Melilla, que es absolutamente insostenible​. A pesar del hacinamiento en el que se encuentran ambos CETI en pleno contexto de pandemia, el Gobierno ha decidido mantener la realidad de riesgo y de tensión que sufren, en lugar de trasladar a las personas que allí se encuentran a lugares de acogida dignos en la península. Igualmente, ha amenazado con deportar a más de 600 personas de nacionalidad tunecina que se encuentran en Melilla, forzando la situación aún más si cabe.
Por todo ello, manifestamos que ​el Estado español ejecuta un planteamiento racista e insolidario en sus políticas migratorias​, excusando la crueldad de sus medidas en una presunta imposición de las instituciones europeas. ​El actual marco legal de la Unión Europea, lejos de lo que se ha venido planteando ante la opinión pública, permite que no existan los CIE, ya que la denominada Directiva de la Vergüenza, que regula el marco de deportaciones a nivel europeo, no obliga a los Estados a prever un tiempo de internamiento en centros de detención.
Es evidente que el racismo institucional, materializado en una Ley de Extranjería xenófoba que debería ser derogada, opera a multitud de niveles en nuestro territorio. Es necesario cambiar el paradigma en las políticas migratorias actuales, comenzando por llevar a cabo de forma urgente un proceso de regularización de las personas migrantes que no cuentan con autorización de residencia en España​, al mismo tiempo que se dota a la sociedad de herramientas que permitan poner a las personas en el centro, abandonando de inmediato las medidas destructivas, en este caso, convirtiendo en permanente el cierre de los CIE.
Por todo ello, EXIGIMOS al Gobierno que:
  1. Acuerde no reabrir los CIE y tome las medidas legislativas necesarias para que el cierre sea definitivo y permanente.
  2. Lleve a cabo un proceso de regularización de las personas migrantes que actualmente residen en el Estado español.
  3. Traslade de forma inmediata a la península a las personas que se encuentran en los CETI de Ceuta y Melilla, ofreciéndoles recursos de acogida dignos.

#LosCIEsNoSeAbren

La campaña estatal por el Cierre de los CIE exige la urgente puesta en libertad de todas las personas internadas en los CIE

“Exigimos que se cumplan las recomendaciones dadas por la Oficina del Defensor del Pueblo así como la paralización indefinida de las deportaciones ante la emergencia sanitaria por el CoVID-19“.
El pasado día 13 de marzo presentamos un comunicado desde la Campaña Estatal por el Cierre de los CIE donde exigimos al Estado español el cierre inmediato de los centros de internamiento de extranjeros y la puesta en libertad de las personas retenidas, ante el avance de la pandemia del CoVID-19. Asimismo, solicitamos al Consejo General del Poder Judicial que se libraran instrucciones de no ordenar nuevos internamientos atendiendo a la imposibilidad de ejecución de las expulsiones o devoluciones. Tras el comunicado hemos constatado el cierre puntual de algunas instalaciones, pero de forma muy modesta y bajo la presión ejercida por las protestas de las personas internas en los centros ante la carencia de medidas de protección e higiene adecuadas y suficientes. Los movimientos sociales como la Campaña por el cierre de los CIE hemos acompañado y dado voz a sus reivindicaciones.
Además, diversas organizaciones que forman parte de la campaña, se han dirigido a la Oficina del Defensor del Pueblo para mostrar su disconformidad con la presencia en los centros de internamiento de ciudadanos extranjeros, pese a la imposibilidad de materializar su expulsión o devolución. La respuesta del Defensor del Pueblo fue tajante: “Las circunstancias actuales impiden que se pueda dar cumplimiento a esta finalidad por lo que, a juicio del Defensor del Pueblo, estas personas deben ser puestas en libertad.”
Sin embargo la situación en los CIE sigue siendo muy complicada a día de hoy y aún permanecen en estos alrededor de 295 personas encerradas. La opacidad y la falta de información sobre la situación, está ocasionando momentos de tensión e incertidumbre por la difícil espera de resolver su situación con la mayor urgencia y antes de que los momentos más duros de esta crisis, anunciados insistentemente, hagan más complicada su resolución.
Ante la actual situación de emergencia sanitaria y la imposibilidad de realizar deportaciones por un plazo indefinido, desde la Campaña Estatal por el Cierre de los CIE exigimos:
  • La liberación de manera urgente de todas las personas que permanecen internadas hasta la fecha y que se informe de la situación y de las medidas que se vayan a tomar a estas personas diariamente. Al mismo tiempo que se notifique a las entidades, colectivos y plataformas acreditadas que les acompañan.
  • La habilitación de recursos habitacionales de acogida humanitaria para las personas que acaban de llegar al Estado Español o para las que no tienen domicilio, facilitando alternativas como domicilios de familiares o amistades.
  • La paralización indefinida de cualquier deportación así como de las notificaciones de deportación.
  • Por último exigimos la investigación por parte de los juzgados competentes así como por parte de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional de las denuncias de malos tratos realizadas a algunas personas internas a raíz de las situaciones derivadas de las protestas en los distintos CIE.
Campaña Estatal por el Cierre de los CIE y el Fin de las Deportaciones
Anexo: Situación en los CIE a 23 de marzo 
● Valencia: En el CIE de Zapadores (Valencia), el pasado sábado 14 de marzo se inició una huelga de hambre que fue secundada por la mayoría de internos y que se alargó hasta el mediodía del lunes 16, como protesta ante la ausencia de medidas de protección y prevención contra el coronavirus y las restricciones en el régimen de visitas. Durante dicho fin de semana de elevada tensión en el CIE se produjeron diferentes altercados que, tras ser comunicados por los internos a la Campaña, fueron puestos en conocimiento del Defensor del Pueblo a efectos de que investigara lo sucedido. Durante la semana del 16 al 22 de Marzo la dinámica en el centro ha sido la habitual, a excepción de la restricción de las visitas, lo que está provocando un fuerte impacto emocional en los internos. Señalan, además, que no disponen de material de prevención ante un posible contagio: mascarillas, guantes ni gel desinfectante.
Cabe destacar que el miércoles 18, seis personas fueron puestas en libertad y acogidas por una ONG; posteriormente, tres de ellas solicitaron el alta voluntaria al tener domicilio en el territorio. El viernes 20, por la mañana, fue puesto en libertad un hombre que tenía también domicilio en el territorio y ese mismo día por la tarde se produjo el ingreso de otro chico procedente del CIE de Barcelona. Actualmente hay 33 internos en el CIE de Zapadores.
● Madrid: En el CIE de Aluche hay, según los datos de los que disponemos, unos 73 hombres y 2 mujeres internadas. El proceso de liberación es lento y desconocemos exactamente los motivos a los que responde. Desde la Plataforma CIEs No Madrid hemos realizado seguimiento, acreditado y descrito la necesidad de liberar de manera urgente a aquellas personas más vulnerables en relación a su estado de salud previo. Todos estos trámites han sido notificados tanto a Juzgado de Control como al Defensor del Pueblo. Asimismo, hemos enviado las quejas pertinentes tras la protesta de la tarde del 17 de Marzo, notificando al Defensor del Pueblo todas las situaciones acontecidas durante esos días, incluyendo las represalias tomadas, la falta de información de la que disponían las personas internadas y la situación a nivel de atención sanitaria. Cabe destacar que durante la semana, tras las protestas, se ha producido la liberación de un grupo de internos, pero al quedar todavía muchas personas internadas, ha aumentado la tensión entre los que siguen retenidos.
Los internos muestran su preocupación al constatar que las condiciones de higiene, hacinamiento, y de cobertura sanitaria reducida sólo hacen que aumentar el riesgo de crear un foco de 75 personas en Madrid y extender la pandemia. A pesar de la respuesta con las recomendaciones sugeridas por el Defensor del Pueblo, no se ha notificado a los internos ni a las entidades acreditadas qué va a suceder durante los próximos días, ni de qué manera se va a proceder. El riesgo de exposición a la infección de todas estas personas, y su consiguiente riesgo de propagación es responsabilidad directa del Ministerio del Interior, contribuyendo al colapso del sistema de salud público de la Comunidad de Madrid y poniendo una vez más en peligro los derechos de las personas internas.
● Murcia: En la actualidad unas 88 personas permanecen encerradas en el CIE de Murcia, en una situación que genera una fuerte preocupación. El pasado lunes 16 de marzo, cuando estaba decretado el confinamiento por el Estado de Alarma, denunciamos la puesta en libertad por este centro de Sulayman, sin facilitarle un recurso de acogida, ni medios de transporte para llegar a un domicilio seguro. Así mismo el miércoles 18 de marzo iniciaron una huelga de hambre 40 internos, por la situación de incertidumbre y la ausencia de información sobre su puesta en libertad pese a la imposibilidad de materializar su expulsión o devolución, que se mantuvo hasta el pasado viernes 20 de marzo. Decidieron dejar la huelga de hambre al conocer la resolución dictada por la Oficina del Defensor del Pueblo para liberar a los internos que están en los CIE garantizando una acogida humanitaria a quien no dispusiera de casa. Tuvieron que ser las entidades quienes informasen de dicho extremo.
En éste CIE no se han producido liberaciones de personas internas, lo cual está generando una fuerte preocupación en el interior y entre quienes estamos siguiendo la situación, ya que la actual privación de libertad carece de cobertura legal.
Asimismo desde el interior nos han trasladado que personas que habían secundado la protesta han sufrido represalias en los últimos días. También denuncian que no se están cumpliendo las medidas previstas para la protección de la salud y seguridad para contener la progresión de la enfermedad, ya pues las instalaciones no presentan condiciones adecuadas para garantizar la higiene recomendadas tal y como puede apreciarse en las siguientes fotografías.

Espacio habilitado en el patio del CIE de Murcia como lavadero de ropa. Fotografía enviada el 21 de Marzo de 2020.

Lugar habilitado como espacios comunes y lavadero en el patio del CIE de Murcia.

● Barcelona. El CIE de Barcelona se vació el pasado Jueves 19 de Marzo, quedando cerrado de manera temporal. Cabe destacar que ese mismo día se presentó una denuncia por una situación de malos tratos por una agresión que realizaron 5 policías a un interno en su celda. Durante ese fin de semana se produjo una huelga de hambre. Cabe destacar que varias de las personas que fueron puestas en libertad no tenían recurso asistencial, no haciéndose cargo la administración central. Se les consiguió recursos asistenciales así como que pudieran volver a sus ciudades gracias al trabajo de las entidades junto con el Ayuntamiento de Barcelona. Es imprescindible que la administración central se responsabilice de la situación y garantice recursos para proteger la salud de las personas.
● Las Palmas: Hay 69 personas en el CIE. Preveían deportar a varias personas a Mauritania este lunes 23 pero finalmente se ha cancelado el vuelo debido a las quejas de agentes de la policía nacional, según han informado medios de comunicación. Ayer llegó una patera con 21 personas, pero se desconoce aún si han sido internados en el cie o se han derivado a recursos de ayuda humanitaria.
● Tenerife: En estos momentos hay 25 personas en el CIE de Tenerife.
● Algeciras y Tarifa: El CIE de Tarifa se vació a inicios de la semana pasada y está cerrado de manera temporal. En el CIE de Algeciras en estos momentos hay 5 personas internas.

 

Por ello seguimos reclamando #LibertadyCIErre

Ante el coronavirus, exigimos la libertad para las personas internas en los Centros de Internamiento de Extranjeros

COMUNICADO DE LA CAMPAÑA ESTATAL POR EL CIERRE DE LOS CIE Y EL FIN DE LAS DEPORTACIONES
Ante el avance aún descontrolado de la pandemia del SARS-CoV-2, desde la Campaña Estatal por el Cierre de los CIE exigimos al Estado español el cierre inmediato de estos centros y la puesta en libertad de las personas retenidas. Asimismo, solicitamos al Consejo General del Poder Judicial que se libren instrucciones de no ordenar nuevos internamientos atendiendo a la imposibilidad de ejecución de las expulsiones o devoluciones.
Más de treinta países han adoptado restricciones al ingreso de personas provenientes del Estado español, por lo que las expulsiones no pueden realizarse. En todo caso, sería de una grave irresponsabilidad política, en un contexto de descontrol del virus a nivel mundial, que España, uno de los cinco países con más personas infectadas, las llevara adelante.
Una parte importante de casos de coronavirus registrados en países no europeos, han sido, precisamente, positivos de personas que viajaban desde Europa sin que antes de volar hubieran mostrado síntomas de estar contagiadas. Esa posibilidad latente obliga al Estado español a extremar recaudos y actuar con suma responsabilidad.
Por consiguiente, como la función de los CIE es la retención cautelar de las personas en situación irregular a efectos de estar localizadas para su expulsión. Si esta no debe ni puede realizarse, es improcedente mantener a hombres y mujeres privadas de libertad.
El comúnmente conocido como coronavirus nos sitúa frente a una situación compleja, que, tal y como advierten las autoridades sanitarias, puede agravarse en las próximas semanas si no se adoptan medidas extraordinarias que vayan dirigidas a mitigar el contagio y la expansión del virus y a evitar el colapso del sistema sanitario. Por tanto:
    • Exigimos la liberación de las personas internas y el cierre inmediato de los CIE para poder garantizar una efectiva protección de la salud de todas las personas. Las características del internamiento imposibilitan que se pueda evitar tanto el contagio como la expansión del virus. Queremos recordar que el internamiento en CIE es una medida cautelar (*) discrecional propuesta por la administración y autorizada por la justicia, y es por ello que consideramos que es necesario que el derecho a la salud se anteponga a los objetivos del sistema de deportación. Más allá de la reivindicación que esta plataforma realiza con carácter general, entendemos que en este momento es absolutamente grave mantener las situaciones de privación de libertad en este contexto de emergencia sanitaria, no priorizando la salud de las personas internas y la salud pública.
  • Recordamos a las autoridades responsables de efectuar deportaciones la importancia de atenerse a los protocolos de seguridad y evitar los vuelos al extranjero que se han impuesto para la sociedad con carácter general. Ante el probado efecto multiplicador de los desplazamientos internacionales en la propagación de la pandemia y del peligro que generaría enviar a potenciales personas portadoras del virus SARS-CoV-2 a países donde aún no ha habido casos de contagio, o en los que carecen de medios sanitarios suficientes para enfrentar la enfermedad, es necesario que se suspendan las deportaciones de manera inmediata.
(*)  Condiciones en los CIE: Las personas están encerradas en celdas colectivas y son obligadas a compartir baño. Carecen de acceso libre y constante a jabón, sábanas limpias, contenedores de desechos y ropa limpia. Es imposible garantizar la desinfección del centro, al ser un lugar distribuido en zonas comunes en las que se concentran constantemente un elevado número de personas.La atención del servicio sanitario no está presente en todos los centros del Estado españoles y, en las que existe, ni es continua, ni cuenta con los contingentes necesarios. El personal de policía, administración, limpieza, Cruz Roja…etc. encargado de los centros no está exento de ser transmisor-receptor del virus, su entrada y salida expone a las personas internas privadas de su libertad deambulatoria. Hay personas internas que padecen enfermedades crónicas de riesgo frente al virus SARS-CoV-2 como hemos notificado a los juzgados correspondientes y al Defensor del Pueblo
#LibertadYCIErre

Un chico permanece encerrado en el CIE pese a que su documentación prueba que es menor

[CASTELLANO]

·       El juez no admite su cédula de identidad porque llegó partida desde Argelia aunque la familia asegura que la envió en perfecto estado

 

·       La Campaña considera que debe prevalecer el principio jurídico de favor minoris o interés superior del menor y, por tanto, ser puesto en libertad

 

 

Valencia, 18 de febrero de 2020 – M. Ch., un chico argelino de 16 años, permanece encerrado desde hace semanas en el CIE de Zapadores a pesar de haber demostrado su minoría de edad. El joven llegó a las costas españolas en una patera junto a otros  menores a mediados de enero y todos fueron internados en Zapadores. Desde que la Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento para Extranjeros y por el fin de las deportaciones tuvo conocimiento de su presencia lo puso en conocimiento del Juzgado de Instrucción número 3 de Valencia, en funciones de control del CIE de Zapadores. Paralelamente, se solicitó a sus familias que aportaran la documentación original que acredita su minoría de edad. Dos de los menores fueron liberados tras realizarles pruebas médicas y un tercero al presentar su documento de identidad.

 

Sin embargo, el juez no ha considerado válida la documentación de M. Ch. porque llegó a València partida en dos partes. La familia ha mandado fotografías en las que la cédula aparece en perfecto estado antes de ser enviada, por lo que se debió romper en el proceso de transporte desde Argelia a València o en los controles que se realizan en la frontera. El corte realizado en la cédula parece haber sido practicado con un abrecartas u objeto similar por lo que las dos partes coinciden perfectamente y en ambas figura el mismo número de registro. Pero el juez considera que el estado de la cédula impide que “por la Policía Científica se determine si presenta signos evidentes de manipulación” y da validez a las pruebas médicas que determinaron que tiene una edad de 19 años.

 

La Campaña considera que la legislación nacional e internacional de protección de las y los menores siempre permite su amparo en caso de duda por lo que en esta situación debería haber prevalecido la protección de este chico. El principio jurídico de favor minoris o interés superior del menor debe ser tenido en cuenta por todas las instituciones a la hora de tomar decisiones que les afecten. Por eso, la Campaña ha puesto el caso en conocimiento del consulado de Argelia para que pueda volver a acreditar documentalmente su minoría de edad sin ningún tipo de defecto formal.

El encierro de menores en los CIE viola toda la normativa internacional de protección de los niños y niñas y la legislación española, desde la propia Constitución hasta la Ley de Extranjería pasando por las propias disposiciones del Ministerio del Interior, que establecen que “no podrá acordarse el ingreso de menores en los centros de internamiento” y que los no acompañados serán “puestos a disposición de las entidades públicas de protección de menores”(http://www.interior.gob.es/web/servicios-al-ciudadano/extranjeria/regimen-general/centro-de-internamiento-de-extranjeros)Sin embargo, se ha convertido en una práctica habitual el internamiento sin haber realizado las pruebas necesarias para establecer su edad y a pesar de que presentan rasgos físicos que denotan su minoría de edad. El Ministerio del Interior reconoció como menores a 89 niños o adolescentes recluidos en los CIE en 2018, 5 fueron encerrados en Zapadores, sin que hasta el momento se conozca que haya sancionado a los responsables de estos encierros ilegales ni que haya tomado medidas para que no se repitan.


[VALENCIÀ]

Un xic roman tancat al CIE malgrat
que la seua documentació prova que és menor



• El jutge no admet la seua cèdula d’identitat perquè va arribar partida des d’Algèria encara que la família assegura que la va enviar en perfecte estat

• La Campanya considera que ha de prevaldre el principi jurídic de favor minoris o interès superior del menor i, per tant, ser posat en llibertat

 

València, 18 de febrer de 2020 – M. Ch., un xic algerià de 16 anys, roman tancat des de fa setmanes en el CIE de Sapadors malgrat haver demostrat la seua minoria d’edat. El jove va arribar a les costes espanyoles en una pastera acompanyat d’altres menors a mitjan gener i tots van ser internats en Sapadors. Des que la Campanya pel Tancament dels Centres d’Internament per a Estrangers i per la fi de les deportacions va tindre coneixement de la seua presència ho va posar en coneixement del Jutjat d’Instrucció número 3 de València, en funcions de control del CIE de Sapadors. Paral·lelament, es va sol·licitar a les seues famílies que aportaren la documentació original que acredita la seua minoria d’edat. Dos dels menors van ser alliberats després de realitzar-los proves mèdiques i un tercer en presentar el seu document d’identitat.

No obstant això, el jutge no ha considerat vàlida la documentació de M.Ch. perquè va arribar a València partida en dues parts. La família ha manat fotografies en les quals la cèdula apareix en perfecte estat abans de ser enviada, per la qual cosa es degué trencar en el procés de transport des d’Algèria a València o en els controls que es realitzen a la frontera. El tall realitzat en la cèdula sembla haver sigut practicat amb un tallapapers o objecte similar, ja que les dues parts coincideixen perfectament i en totes dues figura el mateix número de registre. Però el jutge considera que l’estat de la cèdula impedeix que “per la Policia Científica determine si presenta signes evidents de manipulació” i dóna validesa a les proves mèdiques que van determinar que té una edat de 19 anys.

La Campanya considera que la legislació nacional i internacional de protecció de les i els menors sempre permet que siguen emparats en cas de dubte, i per això en aquesta situació hauria d’haver prevalgut la protecció d’aquest xic. El principi jurídic de favor minoris o interès superior del menor ha de ser tingut en compte per totes les institucions a l’hora de prendre decisions que els afecten. Per això, la Campanya ha posat el cas en coneixement del consolat d’Algèria perquè puga tornar a acreditar documentalment la seua minoria d’edat sense cap mena de defecte formal.

El tancament de menors en els CIE viola tota la normativa internacional de protecció dels xiquets i xiquetes i la legislació espanyola, des de la pròpia Constitució fins a la Llei d’Estrangeria passant per les pròpies disposicions del Ministeri de l’Interior, que estableixen que “no podrà acordar-se l’ingrés de menors en els centres d’internament” i que els no acompanyats seran “posats a la disposició de les entitats públiques de protecció de menors”(http://www.interior.gob.es/web/servicios-al-ciudadano/extranjeria/regimen-general/centro-de-internamiento-de-extranjeros).

No obstant això, s’ha convertit en una pràctica habitual l’internament sense haver realitzat les proves necessàries per a establir la seua edat i a pesar que presenten trets físics que denoten la seua minoria d’edat. El Ministeri de l’Interior va reconéixer com a menors a 89 xiquets o adolescents reclosos en els CIE en 2018, 5 van ser tancats en Sapadors, sense que fins al moment es conega que s’haja sancionat als responsables d’aquests tancaments il·legals ni que s’haja pres mesures perquè no es repetisquen.

 

MIGRANTES – Deme Orte #CIErraloConArte #CIEsNO

Emigrantes que dejan su tierra,

su familia, su hogar y su pueblo.

Emigrantes que huyen de la guerra,

La violencia, el hambre y el miedo.

Emigrantes que buscan salir

del pozo de la miseria, de una vida sin futuro.

Emigrantes que sueñan un sueño

de otra vida de paz y bienestar, de trabajo y dignidad.

Migrantes que caminan sin desmayo

travesías peligrosas, penosas, mortales.

Migrantes por desiertos y rutas hostiles,

pies destrozados cargando su mundo a cuestas.

Migrantes navegantes en mares terribles,

náufragos en aguas asesinas,

Migrantes trashumantes, nómadas, fugitivos buscando refugio…

Inmigrantes en tierras diferentes a las suyas, siempre lejanas.

Inmigrantes en culturas y lenguas extrañas, con gente diversa.

Inmigrantes rechazadas, ninguneadas, acosadas, amenazadas, secuestradas, encerradas, violadas, expulsadas…

Emigrantes, migrantes, inmigrantes,

al fin y al cabo, personas.

Hermanas y hermanos de la misma familia humana,

Os damos la bienvenida como nuevos vecinos.

Nuestra casa es vuestra casa, si es que hay casa de alguien.

Todas vamos y venimos. Al fin y al cabo estamos de paso.

Somos la tierra de donde venimos,

la tierra que pisamos

y la tierra a la que vamos.

No dejamos de ser quienes somos por cambiarnos de sitio,

pero nos cambia la vida.

Somos la lengua que hablamos, y las lenguas que escuchamos.

Nos vemos en los ojos que nos miran.

Nos encontramos en los abrazos que nos esperan.

Somos raíces que vuelan

y alas que arraigan.

Liberan al menor del CIE de Zapadores después de una semana de encierro ilegal

<Castellano>

·El juez ordenó su traslado a un centro de menores tras aportarse la documentación original cuyas fotocopias ya había presentado el chico

·La Campaña CIE No exige que se investigue por qué las autoridades le asignaron un año de nacimiento que lo convertía en mayor de edad

València, 5 de enero de 2020 – Una semana han tardado en reconocer su error las autoridades y en liberar a un menor de un encierro que nunca debería haber padecido. H. T., el joven argelino de 16 años detenido en el CIE de Zapadores a pesar de demostrar su minoría de edad, ha sido trasladado este fin de semana a un centro de menores al decretar el juez su puesta en libertad después de que se aportara la documentación original de su fecha de nacimiento. El chico ya mostró fotocopias de su documento de identidad y de su partida de nacimiento en la patera que llegó a las costas de Almería. Sin embargo, no sirvió de nada. Fue trasladado a Zapadores y, gracias a otros internos, la Campaña CIE No conoció su caso y pudo realizar las gestiones para conseguir su documentación original.

Muchos jóvenes en su misma situación no corren la misma suerte. El encierro de menores de edad es una práctica convertida en habitual en los últimos tiempos. En la mayoría de casos no es posible demostrar la minoría de edad de estas personas ante las autoridades judiciales, por lo que muchos menores acaban siendo privados de libertad hasta 60 días y deportados, vulnerando toda la normativa de protección de menores. En 2018 se encerraron a 89 menores en los CIE del Estado español, el doble que el año anterior.

El 30 de diciembre la Campaña presentó un escrito ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Valencia en funciones de control del CIE exponiendo la situación de H. T., aportando copias de su documento de identidad y de su partida de nacimiento, y poniendo en conocimiento del magistrado que la documentación original estaba ya en camino. Tras recibirla, el 2 de enero se registró un escrito en el juzgado de control pidiendo la inmediata puesta en libertad del menor. Ese mismo día el juez dictó un auto en el que se disponía: “Únase y ofíciese al CIE de Valencia para que una vez aportada la documentación original ante la autoridad administrativa encargada de la custodia para la expulsión del interno H. T., interno en el CIE de Valencia, y una vez comprobada la autenticidad de la misma sin premura se proceda al inmediato traslado del interno H. T. al Centro de Menores que le corresponda […] dado que según dicha documentación H. T. es menor de edad”.

El auto fue recibido el día 3 y en él se requería que la Campaña “aporte la documentación original recibida del interno H. T. ante el Centro de Internamiento de Extranjeros de Valencia donde se encuentra el mismo a los efectos acordados”. Por ello, en la tarde del 3 de enero, integrantes de la Campaña CIE NO intentaron entrar al CIE, siéndoles denegada la entrada debido a la llegada de antidisturbios en tres furgones policiales para realizar un cacheo a los internos, intervención que fue denunciada por la Campaña en redes sociales. La mañana del 4 de enero nos personamos en el CIE para, esta vez sí, entregar la documentación original del menor. En ese momento la policía de Zapadores nos comunicó que, recibida la documentación, se iba a dar inicio al traslado del menor a un centro de menores, según lo dispuesto en el auto judicial.

En el caso de H. T. y en el de otro menor encerrado en julio coinciden modos de actuar de las autoridades que deberían ser investigadas judicialmente. A H. T. le asignaron oficialmente el mismo día y mes de nacimiento que figuran en las fotocopias que él llevaba, pero retrasaron 2 años su nacimiento y, de este modo, se convertía en mayor de edad. Con el menor de julio se aplicó el mismo modus operandi a pesar de que portaba consigo su cédula de identidad original. Además, la policía del CIE le retiró la documentación y la envió al juez de control semanas después de producirse la privación de libertad. En ese tiempo, habiendo un documento original del que el juez de control no tuvo conocimiento desde el primer momento, al chico se le realizaron pruebas de determinación de la edad y fue llevado al consulado de Argelia en Alicante para que fuera reconocido como nacional y se emitiera el laissez-passer. En esta entrevista en el consulado, al chico no se le permitió llevar consigo su documento original, que permaneció retenido en el CIE. El consulado emitió el laissez-passer con la misma fecha de nacimiento con la que lo había fichado la policía, es decir, mismo día y mes que en su documento, pero diferente año, lo que equivalía a la diferencia entre ser reconocido como mayor o menor de edad. Finalmente, el menor fue deportado a su país de origen.


<VALENCIÀ>

Alliberen al menor del CIE de Sapadors després d’una setmana de tancament il·legal

·El jutge va ordenar el seu trasllat a un centre de menors després d’aportar￾se la documentació original les fotocòpies de la qual ja havia presentat el xic

·La Campanya CIE No exigeix que s’investigue per què les autoritats li van assignar un any de naixement que el convertia en major d’edat

València, 5 de gener de 2020 – Una setmana han tardat a reconéixer el seu error les  autoritats i a alliberar a un menor d’un tancament que mai hauria d’haver patit. H. T., el jove algerià de 16 anys detingut al CIE de Sapadors malgrat demostrar la seua minoria d’edat, ha sigut traslladat aquest cap de setmana a un centre de menors en decretar el jutge la seua posada en llibertat després que s’aportara la documentació original de la seua data de naixement. El xic ja va mostrar fotocòpies del seu document d’identitat i de la seua partida de naixement en la pastera que va arribar a les costes d’Almeria. No obstant això, no va servir de res. Va ser traslladat a Sapadors i, gràcies a altres interns, la Campanya CIE NO va conéixer el seu cas i va poder realitzar les gestions per a aconseguir la seua documentació original.

Molts joves en la seua mateixa situació no corren la mateixa sort. El tancament de menors d’edat és una pràctica convertida en habitual en els últims temps. En la majoria de casos no és possible demostrar la minoria d’edat d’aquestes persones davant les autoritats judicials, per la qual cosa molts menors acaben sent privats de llibertat fins a 60 dies i deportats, vulnerant tota la normativa de protecció de menors. En 2018 es va tancar a 89 menors en els CIE de l’Estat espanyol, el doble que l’any anterior.

El 30 de desembre la Campanya va presentar un escrit davant el Jutjat d’Instrucció número 3 de València en funcions de control del CIE exposant la situació de H. T., aportant còpies del seu document d’identitat i de la seua partida de naixement, i posant en coneixement del magistrat que la documentació original estava ja en camí. Després de rebre-la, el 2 de gener es va registrar un escrit en el jutjat de control demanant la immediata posada en llibertat del menor. Aquest mateix dia el jutge va dictar un auto en el qual es disposava:
“Únase y ofíciese al CIE de Valencia para que una vez aportada la documentación original ante la autoridad administrativa encargada de la custodia para la expulsión del interno H. T., interno en el CIE de Valencia, y una vez comprobada la autenticidad de la misma sin premura se proceda al inmediato traslado del interno H. T. al Centro de Menores que le corresponda […] dado que según dicha documentación H. T. es menor de edad”.

El auto va ser rebut el dia 3 i en ell es requeria que la Campanya “aporte la documentación original recibida del interno H. T. ante el Centro de Internamiento de Extranjeros de Valencia donde se encuentra el mismo a los efectos acordados”. Per això, en la vesprada del 3 de gener, integrants de la Campanya CIE NO van intentar entrar al CIE, sent-los denegada l’entrada a causa de l’arribada d’antidisturbis en tres furgons policials per a realitzar un escorcoll als interns, intervenció que va ser denunciada per la Campanya en xarxes socials. El matí del 4 de gener ens personem al CIE per a, aquesta vegada sí, entregar la documentació original del menor. En aquest moment la policia de Sapadors ens va comunicar que, rebuda la documentació, s’anava a donar inici al trasllat del menor a un centre de menors, segons el que es disposa al auto judicial.

En el cas d’H. T. i en el d’un altre menor tancat al juliol coincideixen maneres d’actuar de les autoritats que haurien de ser investigades judicialment. A H. T. li van assignar oficialment el mateix dia i mes de naixement que figuren en les fotocòpies que ell portava, però van retardar 2 anys el seu naixement i, d’aquesta manera, es convertia en major d’edat. Amb el menor de juliol es va aplicar el mateix modus operandi tot i que portava amb si la seua cèdula d’identitat original. A més, la policia del CIE li va retirar la documentació i la va enviar al jutge de control setmanes després de produir-se la privació de llibertat. Durant aquest temps, havent-hi un document original del qual el jutge de control no va tindre coneixement des del primer moment, al xic se li van realitzar proves de determinació de l’edat i va ser portat al consolat d’Algèria a Alacant perquè fóra reconegut com a nacional i s’emetera el laissez-passer. En aquesta entrevista en el consolat, al xic no se li va permetre portar amb si el seu document original, que va romandre retingut en el CIE. El consolat va emetre el laissez-passer amb la mateixa data  de naixement amb la qual ho havia fitxat la policia, és a dir, mateix dia i mes que en el seu document, però diferent any, la qual cosa equivalia a la diferència entre ser reconegut com a major o menor d’edat. Finalment, el menor va ser deportat al seu país d’origen.

Un chico está detenido ilegalmente en el CIE desde hace una semana a pesar de probar su minoría de edad

<Castellano>

· La documentación original prueba que tiene 16 años; sin embargo, para las autoridades españolas nació el mismo día y mes pero 2 años antes

· La Campaña CIE No exige su inmediata liberación sin ningún tipo de prueba complementaria

València, 3 de enero de 2020 – Un chico argelino permanece detenido en el CIE de Zapadores desde hace una semana a pesar de que ha demostrado su minoría de edad ante las autoridades policiales y judiciales. El encierro de menores en los CIE viola toda la normativa internacional de protección de los niños y niñas y la legislación española, desde la propia Constitución hasta las disposiciones del Ministerio del Interior, que establece que “no podrá acordarse el ingreso de menores en los centros de internamiento” (http://www.interior.gob.es/web/servicios-al-ciudadano/extranjeria/regimen-general/centro-de-internamiento-de-extranjeros). Sin embargo, continúa siendo una práctica habitual: el propio Ministerio del Interior reconoció que en 2018 se encerraron a 89 menores (el doble que el año anterior, https://www.elmundo.es/espana/2019/06/07/5cf95ec5fdddff170e8b45e6.html).

  1. T., de nacionalidad argelina, llegó en patera a las costas de Almería, donde fue detenido el 25 de diciembre. En el auto de internamiento dictado por el Juzgado de Instrucción número 2 de Almería se le hizo constar como mayor de edad, pese a que el chico dijo que tenía 16 años y que nació en 2003, declaración que coincidía con lo indicado por las fotocopias del documento de identidad y de la partida de nacimiento que portaba consigo desde un primer momento así como con la documentación original remitida posteriormente por la familia. De forma sorprendente, la fecha de nacimiento coincide en día y mes en el auto de internamiento y en las fotocopias de la documentación del chico, pero cambia el año: en el auto judicial el chico ha nacido dos años antes con lo que para las autoridades españolas es mayor de edadoficialmente. En julio, la Campaña CIE NO denunció ante el juez de control del CIE un caso similar: un menor de edad fue identificado con el mismo día y mes de nacimiento que los que aparecían en las fotocopias de su documentación, pero como habiendo nacido dos años antes.

El 29 de diciembre, tras la advertencia de los propios migrantes encerrados en el CIE, integrantes de la Campaña se entrevistaron con H. T. para conocer su relato y recabar toda la documentación disponible en aras a intentar poner fin a su privación de libertad y evitar su devolución a Argelia. El joven manifestó tener 16 años y mostró las fotocopias de su documento de identidad y de la de su partida de nacimiento, pero se tuvo que contactar con su familia en Argelia para que mandara la documentación original. Tras el endurecimiento de los criterios de la Fiscalía General del Estado respecto a la identificación de los menores extranjeros no acompañados, únicamente son aceptados para demostrar la minoría de edad los documentos originales, auténticos e identificativos. En aquellos casos en los que, por diferentes motivos, no es posible que el menor obtenga su documentación original, los chicos acaban siendo identificados como mayores de edad y, por tanto, privados de libertad hasta 60 días en el CIE y deportados. La familia, que sufre grandes dificultades económicas, envió la documentación original de inmediato.

El 30 de diciembre la Campaña presentó un escrito ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Valencia en funciones de control del CIE exponiendo los hechos, aportando copias de su documento de identidad y de su partida de nacimiento, y poniendo en conocimiento del magistrado que la documentación original y auténtica estaba ya en camino.

Tras recibir la documentación original, el 2 de enero se registró un escrito en el juzgado de control pidiendo la inmediata puesta en libertad del menor y que éste pase “a disposición de los órganos de protección oportunos, sin necesidad de la realización de pruebas complementarias de determinación de la edad”. Todo ello en base a la jurisprudencia del Tribunal Supremo que considera que no ha lugar a la realización de dichas pruebas médicas cuando el menor se encuentre documentado con documento original y auténtico del que se pueda desprender su identidad, nacionalidad y fecha de nacimiento.


<Valencià>

Un xic està detingut il·legalment al CIE des de fa una setmana malgrat provar la seua minoria d’edat

 La documentació original prova que té 16 anys; no obstant això, per a les autoritats espanyoles va nàixer el mateix dia i mes però 2 anys abans

• La Campanya CIE No exigeix el seu immediat alliberament sense cap mena de prova complementària

       

València, 3 de gener de 2020 – Un xic algerià roman detingut al CIE de Sapadors des de fa una setmana a pesar que ha demostrat la seua minoria d’edat davant les autoritats policials i judicials. El tancament de menors en els CIE viola tota la normativa internacional de protecció dels xiquets i xiquetes i la legislació espanyola, des de la pròpia Constitució fins a les disposicions del Ministeri de l’Interior, que estableix que “no podrà acordar-se l’ingrés de menors en els centres d’internament” (http://www.interior.gob.es/web/servicios-al-ciudadano/extranjeria/regimen-general/centro-de-internamiento-de-extranjeros). No obstant això, continua sent una pràctica habitual: el propi Ministeri de l’Interior va reconéixer que en 2018 es van tancar a 89 menors. (el doble que l’any anterior: https://www.elmundo.es/espana/2019/06/07/5cf95ec5fdddff170e8b45e6.html).

  1. T., de nacionalitat algeriana, va arribar en pastera a les costes d’Almeria, on va ser detingut el 25 de desembre. El auto d’internament dictat pel Jutjat d’Instrucció número 2 d’Almeria se li va fer constar com a major d’edat, malgrat que el xic va dir que tenia 16 anys i que va nàixer en 2003, declaració que coincidia amb l’indicat per les fotocòpies del document d’identitat i de la partida de naixement que portava amb si des d’un primer moment així com amb la documentació original remesa posteriorment per la família. De manera sorprenent, la data de naixement coincideix en dia i mes en l’auto d’internament i en les fotocòpies de la documentació del xic, però canvia l’any: a l’auto judicial el xic ha nascut dos anys abans i, per tant, per a les autoritats espanyoles és major d’edat oficialment. Al juliol, la Campanya CIE NO va denunciar davant el jutge de control del CIE un cas similar: un menor d’edat va ser identificat amb el mateix dia i mes de naixement que els que apareixien en les fotocòpies de la seua documentació, però com havent nascut dos anys abans.

El 29 de desembre, després de l’advertiment dels propis migrants tancats al CIE, integrants de la Campanya es van entrevistar amb H. T. per a conèixer el seu relat i recaptar tota la documentació disponible per  intentar posar fi a la seua privació de llibertat i evitar la seua devolució a Algèria. El jove va manifestar tindre 16 anys i va mostrar les fotocòpies del seu document d’identitat i de la de la seua partida de naixement, però es va haver de contactar amb la seua família a Algèria perquè enviara la documentació original. Després de l’enduriment dels criteris de la Fiscalia General de l’Estat respecte a la identificació dels menors estrangers no acompanyats, únicament són acceptats per a demostrar la minoria d’edat els documents originals, autèntics i identificatius. En aquells casos en els quals, per diferents motius, no és possible que el menor obtinga la seua documentació original, els xics acaben sent identificats com a majors d’edat i, per tant, privats de llibertat fins a 60 dies al CIE i deportats. La família, que pateix grans dificultats econòmiques, va enviar la documentació original immediatament.

El 30 de desembre la Campanya va presentar un escrit davant el Jutjat d’Instrucció número 3 de València en funcions de control del CIE exposant els fets, aportant còpies del seu document d’identitat i de la seua partida de naixement, i posant en coneixement del magistrat que la documentació original i autèntica estava ja en camí.
Després de rebre la documentació original, el 2 de gener es va registrar un escrit en el jutjat de control demanant la immediata posada en llibertat del menor i que aquest passara “a la disposició dels òrgans de protecció oportuns, sense necessitat de la realització de proves complementàries de determinació de l’edat”. Tot això sobre la base de la jurisprudència del Tribunal Suprem que considera que no és procedent la realització d’aquestes proves mèdiques quan el menor es trobe documentat amb document original i autèntic del qual es puga desprendre la seua identitat, nacionalitat i data de naixement.