“Mientras gritaba de dolor tendido en el suelo, un policía me pisó con las botas la mandíbula y otro el pie que acababa de romperme”

– La víctima y otros internos han denunciado los hechos ante el juzgado
– Un vecino oyó “gritos desgarradores compatibles con una agresión” y ha
presentado una denuncia

València, 27 de noviembre de 2018.- Unos gritos desgarradores rompieron el silencio
en los alrededores del complejo policial de Zapadores al comienzo de la noche del
pasado lunes, 19 de noviembre. Un chico argelino se acababa de romper un pie
mientras trataba de subir al muro del CIE. Aunque, dado su estado, no ofreció ninguna
resistencia, la policía le agredió cuando lo apresó, según han denunciado a la Campaña
por el Cierre de los CIE la propia víctima y varios internos de Zapadores testigos de los
hechos. Zinedine E. llegó en patera a la costa de Almería hace poco más de un mes, se
trasladó a València, fue detenido y encerrado en Zapadores. Su denuncia ha sido
presentada esta mañana en el juzgado junto al informe médico y a la denuncia de uno
de los testigos.

Esa noche había recibido noticias familiares desagradables y “con el estado de
impotencia y ansiedad en que me encontraba encerrado en el CIE sin posibilidad de
ayudarles, tomé la decisión de suicidarme saltando los muros del centro”, asegura
Zinedine. Pero al tratar de acceder al muro, resbaló y cayó al suelo fracturándose el
tobillo y provocándose múltiples contusiones. Al oír sus gritos de dolor, dos policías
acudieron y “al verme tendido en el suelo sin posibilidad de moverme ni defenderme, me
agredieron físicamente”. Uno le puso la bota en la mandíbula, “apretando con mucha
fuerza mi cara contra el suelo y provocándome una lesión en el maxilar”, y el otro le
retorció el pie que se acababa de romper “con sus duras botas”, según consta en el
escrito de denuncia. Muchos de los internos que contemplaban la escena comenzaron a
gritar y a hacer ruido dentro de sus celdas para expresar su indignación por lo que veían.
Incluso uno de ellos afirma que vio a los policías “pegándole con la porra” y que desde
ese día “están tratándonos a todos los internos de manera denigrante, con insultos”.

Tras ser capturado, lo trasladaron al hospital La Fe donde permaneció ingresado hasta
el pasado jueves. En el servicio de urgencias de La Fe, al que accedió con un cuadro
médico de politraumatismo, identificaron la fractura y varias “excoriaciones cutáneas”.
Los médicos establecieron que debe llevar una férula 3 ó 4 semanas, guardar reposo y
usar muletas. Sin embargo, la dirección del centro se niega a facilitarle las muletas por lo
que se desplaza cojeando entre dolores. Zinedine, que ha presentado una solicitud de
asilo, también ha denunciado que una semana después de la agresión, un policía le dio
un tortazo porque le dijo que no entendía el español.

Daniel Morata, vecino que vive frente al CIE, comenzó a escuchar los alaridos entre las
10.50 y las 11 de la noche del lunes, 19, “a pesar de que tenía las ventanas de mi casa
cerradas. Los gritos desgarradores duraron varios minutos hasta que se fueron
apagando poco a poco”, asegura este testigo. Al día siguiente, preocupado por lo que
pudo haber pasado, acudió al juzgado para interponer una denuncia. Para Daniel, los
fuertes lamentos parecían proceder de un interno del CIE y eran “perfectamente
compatibles con una agresión”, según consta en la denuncia. Por eso, solicitó al juzgado
que investigue la procedencia y los motivos de los gritos, por “si hubiese podido deberse
a la comisión de algún delito”.

La Campaña por el Cierre de los CIE exige a la Delegación del Gobierno que identifique
a los responsables de la agresión denunciada y adopte medidas disciplinarias en su
contra. Además, hemos presentado copias de las denuncias de la víctima y de uno de
los testigos en el juzgado de instrucción nº 11, que ha asumido la denuncia de Daniel
Morata, y en el juzgado de instrucción 3, que ejerce funciones de control del CIE. La
Campaña solicita que se suspenda de forma inmediata la expulsión de la víctima y de los
testigos. De esta forma, queremos evitar la impunidad en que queda la mayoría de
denuncias de agresiones en el CIE: sistemáticamente se deporta a quienes denuncian,
el juzgado archiva la causa y la Policía afirma que son denuncias falsas ya que no hay
condenas.

Este nuevo incidente violento se suma a la larga lista de irregularidades y de denuncias
de violaciones a los derechos humanos ocurridas en Zapadores. Recientemente, la
Campaña denunció el internamiento de una persona de origen ruso portadora de VIH,
enferma de Hepatitis C y en tratamiento con metadona, al habérsele denegado el asilo.
Además del perjuicio que supone para su salud estar encerrado, corre el riesgo de ser
deportado a Rusia, donde con toda probabilidad no recibiría tratamiento médico
adecuado. Sin embargo, la Delegación del Gobierno, que podría solicitar la suspensión
de la orden de expulsión por razones humanitarias, no ha hecho nada hasta ahora.

“Mentre cridava de dolor tendit al terra, un policia em va trepitjar amb les botes la mandíbula i un altre el peu que acabava de trencar-me”.

• La víctima i altres interns han denunciat els fets davant el jutjat
• Un veí va sentir “crits esquinçadors compatibles amb una agressió” i ha
presentat una denúncia

València, 27 de novembre de 2018.- Uns crits esquinçadors van trencar el silenci als
voltants del complex policial de Sapadors al començament de la nit del passat dilluns, 19
de novembre. Un xic algerià s’acabava de trencar un peu mentre tractava de pujar al mur
del CIE. Encara que, donat el seu estat, no va oferir cap resistència, la policia li va
agredir quan ho va capturar, segons han denunciat a la Campanya pel Tancament dels
CIE la pròpia víctima i diversos interns de Sapadors testimonis dels fets. Zinedine E. va
arribar en pastera a la costa d’Almeria fa poc més d’un mes, es va traslladar a València,
va ser detingut i tancat en Sapadors. La seua denúncia ha sigut presentada aquest matí
en el jutjat junt amb l’informe mèdic i la denúncia d’un dels testimonis.

Aqueixa nit havia rebut notícies familiars desagradables i “amb l’estat d’impotència i
ansietat en què em trobava tancat en el CIE sense possibilitat d’ajudar-los, vaig prendre
la decisió de suïcidar-me saltant els murs del centre”, assegura Zinedine. Però en tractar
d’accedir al mur, va relliscar i va caure al terra fracturant-se el turmell i provocant-se
múltiples contusions. En sentir els seus crits de dolor, dos policies van acudir i “en
veure’m tendit en el terra sense possibilitat de moure’m ni defensar-me, em van agredir
físicament”. Un li va posar la bota en la mandíbula, “estrenyent amb molta força la meua
cara contra el terra i provocant-me una lesió en el maxil·lar”, i l’altre li va retorçar el peu
que s’acabava de trencar “amb les seues dures botes”, segons consta en l’escrit de
denúncia. Molts dels interns que contemplaven l’escena van començar a cridar i a fer
soroll dins de les seues cel·les per a expressar la seua indignació pel que veien. Fins i
tot un d’ells afirma que va veure als policies “pegant-li amb la porra” i que des d’aqueix
dia “estan tractant-nos a tots els interns de manera denigrant, amb insults”.

Després de ser capturat, ho van traslladar a l’hospital La Fe on va romandre ingressat
fins dijous passat. En el servei d’urgències de la Fe, al que va accedir amb un quadre
mèdic de politraumatisme, van identificar la fractura i diverses excoriacions cutànies”. Els
metges van establir que ha de portar una fèrula 3 o 4 setmanes, guardar repòs i usar
crosses. No obstant açò, l’adreça del centre es nega a facilitar-li les crosses pel que es
desplaça coixejant entre dolors. Zinedine, que ha presentat una sol·licitud d’asil, també
ha denunciat que una setmana després de l’agressió, un policia li va donar una bufetada
per dir- li que no entenia el castellà.

Daniel Morata, veí que viu enfront del CIE, va començar a escoltar els alarits entre les
10.50 i les 11 de la nit del dilluns, 19, “a pesar que tenia les finestres de la meua casa
tancades. Els crits esquinçadors van durar diversos minuts fins que es van anar apagant
a poc a poc”, assegura aquest testimoni. L’endemà, preocupat pel que podia haver
passat, va acudir al jutjat per a interposar una denúncia. Per a Daniel, els forts laments
semblaven procedir d’un intern del CIE i eren “perfectament compatibles amb una
agressió”, segons consta en la denúncia. Per això, va sol·licitar al jutjat que investigués
la procedència i els motius dels crits, per “si hagueren estat provocats per la comissió
algun delicte”.

La Campanya pel Tancament dels CIE exigeix a la Delegació del Govern que identifique
als responsables de l’agressió denunciada i adopte mesures disciplinàries en contra
seua. A més a més, hem presentat còpies de les denúncies de la víctima i d’un dels
testimonis en el jutjat d’instrucció nº 11, que ha assumit la denúncia de Daniel Morata, i
en el jutjat d’instrucció 3, que exerceix funcions de control del CIE. La Campanya
sol·licita que se suspenga de forma immediata l’expulsió de la víctima i dels testimonis.
D’aquesta forma, volem evitar la impunitat en què roman la majoria de denúncies
d’agressions en el CIE: sistemàticament es deporta als qui denuncien, el jutjat arxiva la
causa i la Policia afirma que són denúncies falses per què no hi ha condemnes.

Aquest nou incident violent se suma a la llarga llista d’irregularitats i de denúncies de
violacions als drets humans ocorregudes en Sapadors. Recentment, la Campanya va
denunciar l’internament d’una persona d’origen rus portadora de VIH, malalta d’Hepatitis
C i en tractament amb metadona, en haver-se-li denegat l’asil. A banda del perjudici que
suposa per a la seua salut estar tancat, corre el risc de ser deportat a Rússia, on amb
tota probabilitat no rebria tractament mèdic adequat. No obstant açò, la Delegació del
Govern, que podria sol·licitar la suspensió de l’ordre d’expulsió per raons humanitàries,
no ha fet res fins ara.

Anuncios

CIEs NO alerta de la estancia de menores en el CIE de Zapadores y la falta de protección que sufren

La Campaña por el cierre de los CIE constata que se ha internado en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Valencia al menos a un menor de edad -y hay claras sospechas de otros dos- de origen bengalí trasladado desde Motril, tras ser interceptado en el mar.

Valencia, 13 de octubre de 2018.- La Campaña por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs NO) denuncia que se ha internado en el CIE de Zapadores al menos a un posible menor desde Motril (Granada) que había sido interceptado en el mar y hay claras sospechas de que ha sucedido la misma circunstancia con otros dos jóvenes. CIEs NO tiene constancia de que han estado encerrados en Zapadores al menos diez días y que ahora se encuentran en libertad y están siendo atendidos por diferentes ONGs.

El pasado 5 de octubre se presentó a Fiscalía de menores la documentación original del certificado de nacimiento de uno de ellos en inglés y bengalí, además en la petición se denuncia que la Policía Nacional apuntó una fecha incorrecta de su nacimiento como si fuera mayor de edad pese a que el menor indicó haber nacido en diciembre del año 2000, tal y como aparece en su partida de nacimiento, y que no se le hizo ninguna prueba para determinar su edad.

Asimismo, se ha dado parte a subdelegación de Gobierno en Granada para que sea revocada su orden de expulsión, así como a la correspondiente dirección general de la Generalitat para que se haga responsable de su acogida.

Cristina Martínez Ferrando, portavoz de CIEs NO, ha afirmado que es “especialmente preocupante que se siga dando la situación una y otra vez en todo el Estado, y no solo en el CIE de València, de que se prive de libertad a menores de edad en el CIE, y de queprevalezca la ley de extranjería sobre la ley de menor. Esto corrobora que es imposible el cumplimiento de los derechos humanos, así como la protección de víctimas vulnerables en estas cárceles racistas. Definitivamente, la única opción respecto a los CIE es su cierre inmediato y sin condiciones”.

Hay que cerrar los Centros de Internamiento de Extranjeros, no reformarlos

El Delegado del Gobierno de la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, declaraba ayer que los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIEs) no son una solución satisfactoria para el nuevo gobierno de Pedro Sánchez, y dejaba entrever la intención de revisar la función de los mismos y la posibilidad de cerrarlos. Para la Campaña por el Cierre de los CIEs y el fin de las deportaciones tales declaraciones aportan aliento al objetivo que desde hace años se mantiene: el cierre definitivo de los Centros de Internamiento.

Sin embargo, hay que recordar que fue el PSOE quien creó estas cárceles para personas migrantes y el que en repetidas ocasiones ha defendido su existencia. De hecho, el propio ministro Marlaska así lo manifestaba la pasada semana. Por tanto, si el Delegado quiere que la ciudadanía le crea, bastaría con que ordenase el cierre inmediato del CIE de Zapadores, ubicado en la ciudad de Valencia.

Según la Campaña por el Cierre de los CIEs y el fin de las deportaciones, resulta una evidente contradicción que el nuevo Delegado declare su postura en contra de los actuales CIEs y afirme al mismo tiempo que el CIE de Zapadores está “en buenas condiciones”.

Entre los principales objetivos de la Campaña CIES NO está el detectar y denunciar las vulneraciones de derechos que se producen en los CIEs, partiendo del hecho de su propia existencia como centros de reclusión y privación de libertad. En este sentido, contrariamente a lo afirmado por el Delegado del Gobierno, las condiciones del CIE de Zapadores no son buenas, y son muchas las vulneraciones de derechos humanos que tienen lugar allí dentro: deficiencias en las condiciones de las celdas, limitación de asistencia sanitaria, ausencia de intérpretes, trato desigual entre hombres y mujeres, intimidaciones, vejaciones, etc.

En Valencia, la Campaña por el Cierre de los CIEs y el fin de las deportaciones lleva años denunciando las condiciones y consecuencias que tiene para las personas el hecho de ser retenidas en centros de internamiento. Su objetivo nunca ha sido que el gobierno central, que es quien tiene la competencia efectiva sobre tales Centros, los reforme o embellezca, como pretendió el anterior ministro del Interior, Juan Ignacio Zoidio. La exigencia de años de lucha de la Campaña siempre ha sido la clausura de cada uno de los siete Centros de Internamiento de Extranjeros existentes actualmente en el territorio español, pues no entiende cómo se puede conjugar un Estado de Derecho con la privación de libertad de personas que no han cometido ningún delito.

Para la Campaña CIEs NO, si el Delegado Juan Carlos Fulgencio y el nuevo gobierno tienen una voluntad firme y sincera de respetar los derechos humanos de las personas migrantes deberían demostrarlo con el cierre definitivo de estos centros, donde impera la opacidad y arbitrariedad.

Concentración en la puerta del CIE de Zapadores (València)

Concentración en la puerta del CIE de Zapadores (València)

DIA INTERNACIONAL PELS DRETS DE LES PERSONES MIGRADES.

El pròxim 18 de desembre, dia Internacional pels Drets de les Persones Migrades i les seues famílies, eixirem junt amb moltes altres ciutadanes i ciutadans, una vegada més amb ràbia continguda.

Ràbia, perquè és la emoció que ens provoca el no entendre, i menys acceptar, com podem viure en un món on es s’exalten i justifiquen les diferències culturals, religioses, d’origen, d’estat socio-econòmic, idiomàtiques… per menysprear a persones amb les que hi convivim en el nostre dia a dia.

Ràbia per saber i confirmar que de forma continuada i sense més explicació, que la defensa d’una Europa Fortalesa buida de drets, els governs europeus posen tota la seua mira intencionadament en fer vorer-nos uns altres, i uns nosaltres…

Qui som nosaltres… ens agradaria saber? Qui són els altres?

Nosaltres, la Campanya CIEsNo de València, eixirem al carrer perquè tenim clar qui són ells, els governs europeus. Governs que no dubten en utilitzar tots els mecanismes possibles per tal de confrontar-nos, per tal de justificar-se en les barbaries que comenten, en traure’s de sobre les responsabilitats, per mostrar-nos que les institucions que representen estan per sobre la legalitat i la no legalitat.

Un dels principals mecanismes de coerció sobre les persones migrades és el manteniment d’una llei d’estrangeria que permet i sustenta l’engranatge d’un circuit pervers en aquest país, i en tota Europa de repressió cap a les persones migrades. Circuit que comença amb la violència en les fronteres, contínua amb la violència de les batudes racistes, prossegueix amb la pròpia reclusió en els CIE i culmina, de forma aferrissada amb les violentes expulsions a través dels Ferrys, vols col.lectius, etc.

Justifiquen amb motius d’excepcionalitat, un procediment il.legal, com és retenir persones que no han comès cap delicte, en la presó d’Archidona. També hauria de ser una excepcionalitat el privar de llibertat a persones en situació administrativa irregular, i s’ha convertit en una pràctica corrent.

Els CIE son centres no penitenciaris, dependents del Ministeri de l’Interior, en els quals es deté fins a 60 dies a persones estrangeres que estan sotmeses a expedients d’expulsió, tornada o devolució. Per a la Campanya CIEsNo de València, descriure què és un CIE de forma contundent i ràpida, és molt simple: és la vergonya i la misèria dels estats i les societats racistes que permeten la seua existència.

Tot i que la llei estableix que l’internament en un CIE ha de ser una mesura excepcional, les xifres indiquen que el 70% de les persones internades en un CIE finalment no es deportada. Ens alarma, que les mesures d’excepcionalitat, es tradueixen en una declaració ferma i no fonamentada, de criminalitzar a les persones migrades.

Continuem sense poder-nos explicar, com el nostre govern que ha estat denunciat per organismes internacionals de defensa dels DDHH, alça tanques amb ganivetes i no escolta les crides de socors de les persones tornant-les als llocs dels que venen fugint. A cas no sap, que hi té responsabilitats de salvaguardar vides, no de propiciar a que les perguen o siguen venudes? En lloc d’assumir les seues responsabilitats , criminalitza a les ONGs i persones que el seu treball és oferir ajuda i salvar vides en el mar.

Ens preguntem si és ètic destinar partides pressupostaries en el manteniment d’aquesta repressió cap a les persones migrades. El Govern Espanyol té signat un contracte al grup format per Air Nostrum i Barceló Viatges, a les quals destinarà 11.880.000 euros en 2017 i 2018 amb l’objectiu de repatriar persones en vols col·lectius, anomenats de la vergonya. La UE ha dotat a la nova Agència Europea de Fronteres 238 milions d’euros l’any passat, quantia que s’aniran incrementant gradualment fins als 322 milions del 2020. A més, recalcar que el cost dels Centres d’Internament d’Estrangers és d’aproximadament 8,8 milions d’euros anuals (exclosa la partida de personal).

De debò ens interessa com a societat destinar una enorme quantitat de diners a excloure a unes persones amb les quals convivim, que són les nostres veïnes i que aporten amb la seua vida al desenvolupament de la comunitat?

Dilluns 18 de Desembre, Dia Internacional pel Dret de les Persones Migrades i les seues famílies, eixirem un any més al carrer, la ciutadania, les organitzacions i els moviments convocats com una mostra més de la lluita per la llibertat, la vida i la dignitat de totes les persones, sense excepció de raça, ideologia, religió, nacionalitat, sexe/gènere, identitat o orientació sexual.

Juntes i junts, lluitarem per la defensa dels Drets Humans, i no cessarem fins que l’Estat Español tanque tots els CIE, done fi a les deportacions forçades i respecte la llibertat de circulació de tota persona.

Gema Siscar i Pablo Flors.

Portaveus de CIEsNo València.

 

31 d’octubre concentració al CIE de Sapadors (València) // 31 de octubre concentración en el CIE de Zapadores (València) #CIEsNO

Dimarts 31 d’octubre a les 19h, com cada últim dimarts de mes, concentració en la porta blava del CIE de Sapadors (València) per a exigir el seu tancament
——————————————————————————
Martes 31 de octubre a las 19h, como cada último martes de mes, concentración en la puerta azul del CIE de Zapadores (València) para exigir su cierre

39 internos en el CIE de Zapadores (Valencia) denuncian la vulneración de los derechos humanos en el CIE #CIEsNO

Valencia, 1 de Octubre de 2017.-  Treinta y nueve migrantes internados en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Zapadores de Valencia han denunciado este jueves 28 de septiembre ante el Juzgado Nº3 de Valencia y ante la defensoría del Pueblo la “situación deplorable” en la que se encuentran, tras varias quejas al director del CIE sin obtener respuesta por parte de este. La denuncia incluye violaciones de los derechos humanos como “la policía responde de manera agresiva y violenta llevándoles una celda pequeña sin cámaras, que usan para golpear a los internos para callarlos, provocando de esa manera el pánico general”.

La queja que han firmado 39 internos del CIE de Valencia hace referencia a diferentes aspectos que hacen que las condiciones del CIE de Zapadores (Valencia), para los internos, sean insostenibles: el agua fría de las duchas, que siguen teniendo que orinar en botellas por la noche ya que las celdas no tienen baño y la policía no les permite ir, o entradas nocturnas de la Policía Nacional haciendo imposible el descanso. “Se vive con miedo noche y día sin saber cuál va ser el siguiente en recibir un golpe” alegando que reciben empujones sin motivo alguno. El pasado agosto se presentaron dos denuncias ante el juez por intentos de suicidio y autolesiones al no “soportar el trato recibido”.

Los internos del CIE alegan que “nos tratan como animales” refiriéndose a la Policía Nacional y que existe un trato discriminatorio. Y también que se produce “la prohibición ocasional de practicar la religión libremente o bien instarles a hacerlo en situaciones degradantes o irrespetuosas”, recibiendo “golpes con la porra durante el rezo”.

Asimismo queda reflejado en el CIE el retorno de los chinches que, los internos, “ven corretear por sus celdas”. Recordemos que estos insectos provocaron el cierre de este espacio durante varios meses en octubre del 2016 para sus “desinfección”. Constando de la existencia de chinches desde el 2014. A este respecto la portavoz de la Campaña CIEs NO ha dicho que “En estos tres años no se ha hecho nada por solucionar esta situación, y todas las iniciativas que se han presentado no han tenido ningún efecto. Es inaceptable”.

La queja viene unos días después de que en los Centros de Internamiento de Extranjeros de Barcelona y Madrid se sucedan casos muy similares de quebrantamiento de los derechos humanos de estos centros además de malos tratos y humillaciones por parte de los fuerzas y cuerpos de seguridad del estado que custodian estos centros.

Recordamos que Centros de Internamiento de Extranjeros son parte del entramado de racismo institucional de España y de la Unión Europea que se basa en la violencia y en la exclusión

Por todo ello la Campaña por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros exigimos que:

-Que el Juzgado ponga en práctica medidas correctoras de los hechos que se exponen en la denuncia que garanticen los derechos de las personas privadas de libertad.

-Que, ante la imposibilidad de la Administración de facilitar unas condiciones de habitabilidad dignas, salubres, e higiénicas para las personas privadas de libertad que se encuentran bajo su autoridad, se clausuren las instalaciones del Centro de Internamiento de Extranjeros de Zapadores.

-Que se cierre de forma permanente el Centro de Internamiento de Extranjeros de Valencia, espacio que, con su mera existencia, vulnera los derechos humanos de las personas, y en el que se han interpuesto más de treinta denuncias por palizas, maltrato y humillaciones.

 

 

Dimarts 29 d’agost a les 19h concentració en la porta del CIE de Sapadors (Av/Dr.Waksman. València) per a exigir el seu tancament #CIEsNO #NoBorders

Dimarts 29 d’agost a les 19h concentració en la porta blava del CIE de Sapadors (Av/Dr.Waksman. València) per a exigir el seu tancament
—————————————————————
Martes 29 de agosto a las 19h concentración en la puerta azul del CIE de Zapadores (Av/Dr. Waksman. València) para exigir su cierre

Ara més mai, concentració pel tancament del CIE de València // Ahora más que nunca, concentración por el cierre del CIE de València #CIEsNO

#CIEsNO #AraMésQueMai

El CIE de Sapadors (València) ha reobert. Ara més que mai dimarts que ve últim de mes, anem exigir el seu tancament.

Dimarts 28 de març a les 19h en la porta blava del CIE de Sapadors (València)

Comparteix i assisteix


El CIE de Zapadores (Valencia) ha reabierto. Ahora más que nunca el próximo martes último de mes, vamos exigir su cierre.

Martes 28 de marzo a las 19h en la puerta azul del CIE de Zapadores (València)

Comparte, y asiste