Archivos de la categoría ‘Denuncias’

 – Las chinches y garrapatas causan picaduras muy dolorosas, ansiedad e insomnio a las personas internas

 – La clausura de las instalaciones se realiza para fumigar, medida que se lleva realizando desde 2014 y se ha demostrado totalmente ineficaz

Valencia, 07 de octubre de 2016.- El Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Zapadores, en Valencia, permanecerá cerrado desde el pasado 5 de octubre hasta dentro de varias semanas para intentar deshacerse de la plaga de chinches que persiste desde haces dos años en el recinto. En concreto, se procederá a fumigar, medida que se ha demostrado totalmente ineficaz, ya que, desde el año 2014, estos insectos infectan el centro causando graves molestias a las personas internas de forma recurrente.

Betty Roca Hubbauer, portavoz de la Campaña por el cierre de los CIE (CIEs NO) ha asegurado que la situación “es insostenible”. “Las chinches y otros insectos -se han detectado también garrapatas en las celdas y en los pasillos del recinto- causan a las personas internas insomnio, ansiedad y picaduras muy dolorosas. Todo esto se une, además, a la falta de agua caliente en las duchas y la falta de traductores -lo que implica una vulneración del derecho a asistencia jurídica y un impedimento a la atención sanitaria.”, ha afirmado.

“Además -ha continuado- se ha detectado recientemente el internamiento de personas posiblemente menores a las que no se les ha realizado las pruebas para comprobar su edad, una grave vulneración de derechos fundamentales”, ha añadido.

Este cierre temporal coincide con la huida de casi 70 internos del CIE de Murcia, demostrando que las condiciones en los Centros de Internamiento de Extranjeros son lamentables.

Por todo ello, desde CIEs NO exigimos:

-Que el juzgado número 3 garantice cuanto antes y de forma efectiva los derechos fundamentales en cuanto a la integridad física y la salud de las persona internas en el CIE de Valencia, como es su obligación.

-Que, ante la imposibilidad de la Administración de facilitar unas condiciones de habitabilidad salubres, dignas e higiénicas para las personas privadas de libertad que se encuentran bajo su autoridad, se clausuren de forma inmediata las instalaciones de Zapadores.

-Que se cierre de forma permanente el centro de Internamiento de Extranjeros de Valencia, espacio que, con su mera existencia, vulnera los derechos elementales de las personas, y en el que se han interpuesto numerosas denuncias por palizas, maltrato, humillaciones y falta de atención médica.

E instamos a la ciudadanía y a las administraciones a trabajar y a reivindicar una ciudad y un Estado libres de CIEs en los que se garanticen los derechos de todas las personas.

426430_434492783298366_11320034_n


El Centre d’Internament d’Estrangers de Sapadors tanca temporalment perquè la situació és insostenible

– Les chinches i paparres causen picades molt doloroses, ansietat i insomni a les persones internes

– La clausura de les instal·lacions es realitza per a fumigar, mesura que es porta realitzant des de 2014 i s’ha demostrat totalment ineficaç

València, 07 d’octubre de 2016.- El Centre d’Internament d’Estrangers (CIE) de Sapadors, a València, romandrà tancat des del passat 5 d’octubre fins a dins de diverses setmanes per a intentar desfer-se de la plaga de chinches que persisteix des de fa dos anys en el recinte. En concret, es procedirà a fumigar, mesura que s’ha demostrat totalment ineficaç, ja que, des de l’any 2014, aquests insectes infecten el centre causant greus molèsties a les persones internes de forma recurrent.

Betty Roca Hubbauer, portaveu de la Campanya pel tancament dels CIE (CIEs NO) ha assegurat que la situació “és insostenible”. “Les chinches i altres insectes -s’han detectat també paparres en les cel·les i en els passadissos del recinte- causen a les persones internes insomni, ansietat i picades molt doloroses. Tot açò s’uneix, a més, a la falta d’aigua calenta en les dutxes i la falta de traductors -el que implica una vulneració del dret a assistència jurídica i un impediment a l’atenció sanitària.”, ha afirmat.

“A més -ha continuat- s’ha detectat recentment l’internament de persones possiblement menors a les quals no se’ls ha realitzat les proves per a comprovar la seua edat, una greu vulneració de drets fonamentals”, ha afegit.

Aquest tancament temporal coincideix amb la fugida de quasi 70 interns del CIE de Múrcia, demostrant que les condicions en els Centres d’Internament d’Estrangers són lamentables.

Per tot açò, des de CIEs NO exigim:

-Que el jutjat nombre 3 garantisca com més prompte millor i de forma efectiva els drets fonamentals quant a la integritat física i la salut de les persona internes en el CIE de València, com és la seua obligació.

-Que, davant la impossibilitat de l’Administració de facilitar unes condicions d’habitabilitat salubres, dignes i higièniques per a les persones privades de llibertat que es troben sota la seua autoritat, es clausuren de forma immediata les instal·lacions de Sapadors.

-Que es tanque de forma permanent el centre d’Internament d’Estrangers de València, espai que, amb la seua mera existència, vulnera els drets elementals de les persones, i en el qual s’han interposat nombroses denúncies per pallisses, maltractament, humiliacions i falta d’atenció mèdica.

I instem a la ciutadania i a les administracions a treballar i a reivindicar una ciutat i un Estat lliures de CIEs en els quals es garantisquen els drets de totes les persones.

La plataforma exige el cierre definitivo de las instalaciones de Zapadores

Valencia, 31 de agosto de 2016.- La Campaña por el cierre de los CIE (CIES NO) interpuso el pasado 16 de agosto una denuncia ante el juzgado de instrucción número 3 de Valencia por la vulneración de los derechos a la salud, la dignidad y la integridad de las personas internas que supone la plaga de chinches recurrente que la plataforma viene denunciando desde el año 2014 a la que no se ha dado solución en estos dos años.

CIEs NO ha comprobado que estos insectos -que se alimentan de sangre humana- causan cada día dolorosas y abundantes picaduras a las personas internas, por lo que exigen que un médico forense evalúe la situación de insalubridad y riesgo para la salud pública que supone una plaga de estas características que lleva más de dos años sin ser erradicada.

Ante esto, además, exige:

-Que el juzgado número 3 garantice cuanto antes y de forma efectiva los derechos fundamentales en cuanto a la integridad física y la salud de las persona internas en el CIE de Valencia, como es su obligación.

-Que, ante la imposibilidad de la Administración de facilitar unas condiciones de habitabilidad salubres, dignas e higiénicas para las personas privadas de libertad que se encuentran bajo su autoridad, se clausuren de forma inmediata las instalaciones de Zapadores.

-Que se cierre de forma permanente el centro de Internamiento de Extranjeros de Valencia, espacio que, con su mera existencia, vulnera los derechos elementales de las personas, y en el que se han interpuesto numerosas denuncias por palizas, maltrato, humillaciones y falta de atención médica.

chinches_2016-08-31

Imagen reciente de las picaduras de chinches de un interno de Zapadores

La Campaña por el cierre de los CIE tiene constancia de que se ha internado en el Centro de Internamiento de Valencia al menos a cinco posibles menores de edad de origen argelino trasladados desde Algeciras, tras ser interceptados en el mar.

Valencia, 20 de mayo de 2016.- La Campaña por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs NO) constata que, desde abril, se han localizado internados en el CIE de Zapadores al menos a cinco posibles menores argelinos trasladados desde Algeciras, que habían sido interceptados en el mar. Todos ellos manifestaron que llevaban consigo su documentación y que en algún momento del proceso la habían perdido. CIEs NO tiene constancia de que algunos ya fueron deportados en martes pasado, 17 de mayo, y los demás están siendo representados por distintas letradas y letrados.

En la mañana de hoy se ha presentado a Fiscalía de menores la documentación original de los certificados  de nacimiento de, al menos dos de ellos, pero, dada la premura ante una posible expulsión, no se ha podido presentar con una traducción legalizada.

También se había presentado previamente al juzgado de vigilancia del CIE y al que ordenó el internamiento, así como a Fiscalía de menores de Valencia y de Almería, un escrito sobre el proceso de detección de edad, ya que en el expediente médico solo constaba la prueba ósea, que arrojaba la edad exacta de 19 años, sin haber sido reconocidos por un médico forense. A raíz de ello, se han abierto diligencias procesales en Fiscalía de menores respecto al posible incumplimiento del protocolo marco de menores no acompañados.

Ana Fornés, portavoz de CIEs NO, ha afirmado que es “especialmente preocupante que se siga dando la situación de que se prive de libertad a menores de edad en el CIE, y de que prevalezca la ley de extranjería sobre la ley de menor, -ha continuado- sobre todo, por la actual presencia de Cruz Roja en Zapadores, y de la visita institucional por parte de Ayuntamiento en el día de ayer. Esto corrobora que ninguna de las dos medidas asegura un cumplimiento de los derechos humanos, ni la protección de víctimas vulnerables. Definitivamente, la única opción respecto a los CIE es su cierre inmediato y sin condiciones”.

Por todo ello, desde CIEs NO solicitamos de manera urgente a Delegación de Gobierno que se suspenda cautelarmente la ejecución de la expulsión, y que prevalezca la Ley del Menor, posibilitando su salida del CIE de Zapadores hasta que se hayan realizado las pruebas pertinentes, puesto que una radiografía ósea no permite determinar la edad y no se les han practicado pruebas complementarias ni se les había aceptado su documentación previamente por no ser originales.

                      ———————————————————–

CIEs NO alerta de l’estada de menors en el CIE de Sapadors i la falta de de protecció que pateixen

La Campanya pel tancament dels CIE té constància que s’ha internat en el Centre d’Internament de València almenys a cinc possibles menors d’edat d’origen algerià traslladats des d’Algesires, després de ser interceptats en el mar.

Valencia, 20 de maig de 2016.- La Campanya pel tancament dels Centres d’Internament d’Estrangers (CIEs NO) constata que, des d’abril, s’han localitzat internats en el CIE de Sapadors almenys a cinc possibles menors algerians traslladats des d’Algesires, que havien sigut interceptats en el mar. Tots ells van manifestar que portaven amb si la seua documentació i que en algun moment del procés l’havien perdut. CIEs NO té constància que alguns ja van ser deportats en dimarts passat, 17 de maig, i els altres estan sent representats per diferents lletrades i lletrats.

En el matí d’avui s’ha presentat a Fiscalia de menors la documentació original dels certificats de naixement de, almenys dos d’ells, però, donada la premura davant una possible expulsió, no s’ha pogut presentar amb una traducció legalitzada.

També s’havia presentat prèviament al jutjat de vigilància del CIE i al que va ordenar l’internament, així com a Fiscalia de menors de València i d’Almeria, un escrit sobre el procés de detecció d’edat, ja que en l’expedient mèdic solament constava la prova òssia, que llançava l’edat exacta de 19 anys, sense haver sigut reconeguts per un mèdic forense. Arran d’açò, s’han obert diligències processals en Fiscalia de menors respecte al possible incompliment del protocol marc de menors no acompanyats.

Ana Fornés, portaveu de CIEs NO, ha afirmat que és “especialment preocupant que se seguisca donant la situació que es prive de llibertat a menors d’edat en el CIE, i que prevalga la llei d’estrangeria sobre la llei de menor, -ha continuat- sobretot, per l’actual presència de Creu Roja en Sapadors, i de la visita institucional per part d’Ajuntament en el dia d’ahir. Açò corrobora que cap de les dues mesures assegura un compliment dels drets humans, ni la protecció de víctimes vulnerables. Definitivament, l’única opció respecte als CIE és el seu tancament immediat i sense condicions”.

Per tot açò, des de CIEs NO sol·licitem de manera urgent a Delegació de Govern que se suspenga cautelarment l’execució de l’expulsió, i que prevalga la Llei del Menor, possibilitant la seua eixida del CIE de Sapadors fins que s’hagen realitzat les proves pertinents, ja que una radiografia òssia no permet determinar l’edat i no se’ls han practicat proves complementàries ni se’ls havia acceptat la seua documentació prèviament per no ser originals.

logo

Valencia, 21 de marzo de 2016.- La Campaña por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs NO) ha denunciado que varias personas con diferentes patologías han permanecido recluidas en el CIE de Zapadores, y algunas de ellas han sido después deportadas a sus países de origen, pese a que informes médicos lo desaconsejaban por ser perjudicial para su estado de salud.

En concreto, CIEs NO ha constatado que tres hombres con graves problemas de salud mentalhan permanecido internados durante semanas -posteriormente dos de ellos fueron además deportados-,  y que a otros dos que sufrían fuertes dolores por problemas bucodentales se les negó durante días la adecuada medicación y la visita a personal médico especialista -además, uno de ellos fue expulsado recintemente a su país de origen-.

En la primera denuncia, se ha puesto en conocimiento del juez que B. N., -con seguimiento médico por estar enfermo de Hepatitis B y C y en tratamiento con metadona por su adicción a la heroína-, estuvo recluido durante más de un mes en el CIE, pese a que un informe de la ONG Médicos del Mundo asegura que el internamiento o la deportación a su país de origen implicarían una “repercusión claramente desfavorable sobre su pronóstico vital”.
En el escrito, se detalla también que otro de los internos, M. D., con antecedentes psicóticos, por lo que recibió tratamiento en el Doctor Peset de Valencia, permaneció encerrado en Zapadores durante semanas, teniendo también un informe de Médicos del Mundo en el que se explica que el internamiento “puede tener consecuencias desfavorables sobre su salud”. CIEs NO ha tenido conocimiento de que fue expulsado a su país de origen días después de hacer llegar el documento al juzgado.

Por último, se hace referencia a M. E. B., otro interno que presenta trastorno bipolar -por lo que ha estado ingresado en varios hospitales desde el año 2000, según consta en su historial medico-, y que ha sido deportado recientemente tras semanas internado en Zapadores.

Insultos racistas  y humillaciones

Por otra parte, los dos internos con problemas bucodentales, W. S. y D. H., han denunciado en el juzgado que han sufrido dolores muy fuertes y que tan solo se les suministraba pastillas para dormir, desoyendo sus quejas y su petición de calmantes y de poder ser atendidos por un dentista. Además, ambos aseguran que cuando se quejaron recibieron insultos racistas como “moro de mierda” por parte de agentes de Policía.

imagen_interno

Imagen de uno de los internos con problemas bucodentales.

Uno de estos internos fue deportado a su país de origen hace una semana sin recibir medicación y el otro permanece internado en Zapadores donde han comenzado a darle tratamiento tras varias semanas sin que fuera atendida su petición.

Por todo ello, desde CIEs NO, exigimos que se proteja cuanto antes el derecho a la salud de todas las personas internas en el CIE de Zapadores, que se atiendan las necesidades específicas de todas y cada una de ellas en cuanto a tratamientos médicos y que se ponga en libertad lo antes posible a las personas enfermas o que necesiten de medicación o atenciones especiales,paralizando las deportaciones a sus países de origen.

En cuanto al trato degradante que han denunciado algunas de las personas enfermas, exigimos que se identifique a los policías que profirieron los insultos racistas y se investiguen los hechos para que puedan ser esclarecidos.

Por último, reiteramos nuestra petición de que, siguiendo las instancias de la ciudadanía valenciana, se cierre de forma permanente el CIE de Valencia, espacio que, con su mera existencia, vulnera los derechos fundamentales y en el que se  han interpuesto más de treinta denuncias por palizas, maltrato y humillaciones.

<Valencià>

Sapadors tanca i deporta persones malaltes malgrat que informes mèdics desaconsellen el seu internament i expulsió

València, 21 de març de 2016.- La Campanya pel tancament dels Centres d’Internament d’Estrangers (CIEs NO) ha denunciat que diverses persones amb diferents patologies han romàs recloses en el CIE de Sapadors, i algunes d’elles han sigut després deportades als seus països d’origen, malgrat que informes mèdics ho desaconsellaven per ser perjudicial per al seu estat de salut.

En concret, CIEs NO ha constatat que tres homes amb greus problemes de salut mental han romàs internats durant setmanes -posteriorment dos d’ells van ser a més deportats-, i que a altres dos que patien forts dolors per problemes bucodentals se’ls va negar durant dies l’adequada medicació i la visita a personal mèdic especialista -a més, un d’ells va ser expulsat recentment al seu país d’origen-.

En la primera denúncia, s’ha posat en coneixement del jutge que B. N., -amb seguiment mèdic per estar malalt d’Hepatitis B i C i en tractament amb metadona per la seua addicció a l’heroïna-, va estar reclòs durant més d’un mes en el CIE, malgrat que un informe de l’ONG Metges del Món assegura que l’internament o la deportació al seu país d’origen implicarien una “repercussió clarament desfavorable sobre el seu pronòstic vital”.

En l’escrit, es detalla també que un altre dels interns, M. D., amb antecedents psicòtics, per la qual cosa va rebre tractament en el Doctor Peset de València, va romandre tancat en Sapadors durant setmanes, tenint també un informe de Metges del Món en el qual s’explica que l’internament “pot tindre conseqüències desfavorables sobre la seua salut”. CIEs NO ha tingut coneixement que va ser expulsat al seu país d’origen dies després de fer arribar el document al jutjat.

Finalment, es fa referència a M. I. B., un altre intern que presenta trastorn bipolar -pel que ha estat ingressat en diversos hospitals des de l’any 2000, segons consta en el seu historial mèdic-, i que ha sigut deportat recentment després de setmanes internat en Sapadors.

Insults racistes i humiliacions

D’altra banda, els dos interns amb problemes bucodentals, W. S. i D. H., han denunciat en el jutjat que han patit dolors molt forts i que solament se’ls subministrava hi pastilles per a dormir, desoint les seues queixes i la seua petició de calmants i de poder ser atesos per un dentista. A més, tots dos asseguren que quan es van queixar van rebre insults racistes com a “moro de merda” per part d’agents de Policia.

Un d’aquests interns va ser deportat al seu país d’origen fa una setmana sense rebre medicació i l’altre roman internat en Sapadors on han començat a donar-li tractament després de diverses setmanes sense que fóra atesa la seua petició.

Per tot açò, des de CIEs NO, exigim que es protegisca com més prompte millor el dret a la salut de totes les persones internes en el CIE de Sapadors, que s’atenguen les necessitats específiques de totes i cadascuna d’elles quant a tractaments mèdics i que es pose en llibertat el més prompte possible les persones malaltes o que necessiten medicació o atencions especials, paralitzant les deportacions als seus països d’origen.

Respecte al tracte degradant que han denunciat algunes de les persones malaltes, exigim que s’identifique els policies que van proferir els insults racistes i s’investiguen els fets perquè puguen ser esclarits.

Finalment, reiterem la nostra petició que, seguint les instàncies de la ciutadania valenciana, es tanque de forma permanent el CIE de València, espai que, amb la seua mera existència, vulnera els drets fonamentals i en el qual s’han interposat més de trenta denúncies per pallisses, maltractament i humiliacions.

Cinco ciudadanos de origen argelino y marroquí han sido deportados a sus países de origen, según ha sabido la Campaña por el cierre de los CIE (CIEs NO), tras haber interpuesto uno de ellos una denuncia el pasado 16 de febrero por haber sufrido agresiones físicas y verbales por parte de la Policía.

En la denuncia se explica que los policías entraron en las celdas y comenzaron a propinar golpes a seis internos de origen magrebí con las porras por todo el cuerpo de forma desproporcionada mientras recibían insultos como “moro de mierda”, “banda de cabrones” o “hijos de puta”.

Según Ana Fornés, portavoz de CIEs NO, “una vez más vemos que las personas que denuncian presuntas agresiones por parte de la Policía en Zapadores, así como las que son testigos de los hechos, son víctimas de una deportación inmediata, de tal forma  que se impide una investigación en profundidad que pueda esclarecer qué sucedió y quiénes fueron los agentes implicados”.

Por todo ello, desde CIEs NO, exigimos que se identifique a los agentes que participaron en las agresiones, que se suspenda cautelarmente de funciones a aquellos que presuntamente están implicados hasta el esclarecimiento de los hechos y que se llame al denunciante y los testigos a declarar.

Por último, reiteramos nuestra petición de que, siguiendo las instancias de la ciudadanía valenciana, se cierre de forma permanente el CIE de Valencia, espacio que, con su mera existencia, vulnera los derechos humanos de las personas, y en el que se  han interpuesto más de treinta denuncias por palizas, maltrato y humillaciones.

 

 

Deporten a cinc interns del CIE de Sapadors que van denunciar agressions de la Policia

València, 19 de febrer.- Cinc ciutadans d’origen algerià i marroquí han sigut deportats als seus països d’origen, segons ha sabut la Campanya pel tancament dels CIE (CIEs NO), després d’haver interposat un d’ells una denúncia el passat 16 de febrer per haver patit agressions físiques i verbals per part de la Policia.

En la denúncia s’explica que els policies van entrar en les cel·les i van començar a propinar colps a sis interns d’origen magrebí amb les porres per tot el cos de forma desproporcionada mentre rebien insults com “moro de merda”, “banda de cabrons” o “fills de puta”.

Segons Ana Fornés, portaveu de CIEs NO, “una vegada més veiem que les persones que denuncien presumptes agressions per part de la Policia en Sapadors, així com les que són testimonis dels fets, són víctimes d’una deportació immediata, de tal forma que s’impedeix una recerca en profunditat que puga esclarir què va succeir i qui van ser els agents implicats”.

Per tot açò, des de CIEs NO, exigim que s’identifique als agents que van participar en les agressions, que se suspenga cautelarment de funcions a aquells que presumptament estan implicats fins a l’esclariment dels fets i que es cride al denunciant i els testimonis a declarar.

Finalment, reiterem la nostra petició que, seguint les instàncies de la ciutadania valenciana, es tanque de forma permanent el CIE de València, espai que, amb la seua mera existència, vulnera els drets humans de les persones, i en el qual s’han interposat més de trenta denúncies per pallisses, maltractament i humiliacions.

imagen marca de gresiones

Un interno muestra las marcas de las agresiones que denunció.

imagen marca agresiones 2

 


 

Valencia, 24 de septiembre de 2015.- Organizaciones sociales entre las que se encuentran Valencia Acoge, CEAR PV y Psicólogos Sin Fronteras desmienten rotundamente las declaraciones del Delegado del Gobierno Juan Carlos Moragues publicadas el pasado día 18 en varios medios de comunicación, como en la cadena SER, o los diarios Levante, Las Provincias y El diario.es, respecto a la supuesta colaboración de las mismas en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Zapadores-Valencia.

Las entidades arriba mencionadas, desde la Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs No), de la que forman parte, manifiestan que “jamás ha existido colaboración alguna con estos centros de violación de derechos humanos”. De hecho, su trabajo consiste en el acompañamiento a las personas internas para la observación de las violaciones de derechos fundamentales que en dichos “agujeros negros del Estado de Derecho” se producen, para su denuncia y puesta en conocimiento de la ciudadanía y las instituciones.  CIEs NO recuerda que su entrada en la zona de visita del CIE fue una obligación decretada en 2010 por la autoridad judicial sobre la cual no existía ninguna intención política.

La Campaña concluye que además de la imposibilidad ética de colaborar con una institución totalitaria como son los CIE, es urgente una mayor voluntad política para conseguir su cierre inmediato.

Hacemos un llamamiento a la transparencia y honestidad que debe cualquier alto cargo y representante de la ciudadanía como es la Delegación del Gobierno debe, exigiendo el cese de las artimañas comunicativas cuya única finalidad es la distracción, el lavado de imagen y la confusión de la opinión pública, sumado a la evasión de responsabilidades jurídicas y políticas.

Castellano

Valencia, 8 de septiembre de 2015.- La Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento para extranjeros (CIEs No) denuncia que, después los hechos acaecidos la noche del 6 al 7 de septiembre y, según comunicación del propio Cuerpo Nacional de la Policía, “todas las personas de origen argelino y marroquí han sido trasladadas y no se encuentran en el complejo policial”.

 

En la pasada noche del domingo, vecinos y vecinas alertaron a organizaciones defensoras de derechos humanos sobre tiroteos y gritos que se estaban produciendo en el CIE de Zapadores. En torno a una treintena de activistas, sobre las once de la noche, se personaron en las puertas del complejo policial donde pudieron presenciar los tiroteos, gritos de dolor y el forcejeo con personas que gritaban “rendición, rendición”, tal y como denunciaba el vecindario.

 

Hasta las dos de la mañana distintos tipos de disparos fueron efectuados, llegando a saltar balas de goma fuera del propio recinto policial. Antidisturbios apoyados por una unidad del cuerpo de bomberos bajaron a una decena de personas que se encontraban en el tejado. Testimonios aseguran que oyeron gritar a la policía que había heridos entre quienes se resistían pacíficamente a la acción policial desde el tejado. Asimismo, algunas personas de los edificios colindantes afirmaron “haber visto una ambulancia” dentro del complejo de Zapadores.

 

Durante el día de ayer ha sido imposible contactar con ninguna de las personas implicadas, ni con testigos de los hechos de la noche anterior. Del mismo modo se ha imposibilitado el contacto telefónico vía móvil con las personas en el CIE. Las represalias tras hechos sucedidos en la noche de ayer son una práctica común que “resulta intolerable”, tal como denuncia la Campaña. “De este modo, se impide nuevamente esclarecer los hechos y depurar las consiguientes responsabilidades. La única versión que existe es la policial, dado que el paradero de todas las personas de origen argelino y marroquí es desconocido”, denuncia Ana Fornés, portavoz de la Campaña.

 

Ante estos hechos, CIEs No manifiesta su especial preocupación por las personas especialmente vulnerables que se encontraban en el CIE. Entre otras se encuentran dos menores, un enfermo recientemente hospitalizado por derrame cerebral y solicitantes de asilo. La plataforma exige a la Delegación del Gobierno que paralice las deportaciones y asegure la integridad de todas las personas en paradero desconocido e insta a la Defensoría del Pueblo a que intervenga, tanto en el esclarecimiento de los hechos como en la protección de las personas que intervinieron o presenciar los hechos denunciados.

Volem VLC sense CIE 2 (1)


Valencià

CIEs No denuncia l’expulsió de persones preses en el CIE després de l’intent de fugida i la violència policial de la matinada del diumenge

 

València, 8 de setembre de 2015.- La La Campanya pel Tancament dels Centres d’Internament per a estrangers (CIEs No) denúncia que, després els fets esdevinguts la nit del 6 al 7 de setembre i, segons comunicació del propi Cos Nacional de la Policia, “totes les persones d’origen algerià i marroquí han sigut traslladades i no es troben en el complex policial”.

En la passada nit del diumenge, veïns i veïnes van alertar a organitzacions defensores de drets humans sobre tirotejos i crits que s’estaven produint en el CIE de Sapadors. Entorn d’una trentena d’activistes, sobre les onze de la nit, es van personar en les portes del complex policial on van poder presenciar els tirotejos, crits de dolor i el forcejament amb persones que cridaven “rendició, rendició”, tal com denunciava el veïnat.

 

Fins a les dues del matí diferents tipus de trets van ser efectuats, arribant a saltar bales de goma fora del propi recinte policial. Antiavalots recolzats per una unitat del cos de bombers van baixar a una desena de persones que es trobaven en la teulada. Testimoniatges asseguren que van sentir cridar a la policia que havia ferits entre els qui es resistien pacíficament a l’acció policial des de la teulada. Així mateix, algunes persones dels edificis adjacents van afirmar “haver vist una ambulància” dins del complex de Sapadors.

 

Durant el dia d’ahir ha sigut impossible contactar amb cap de les persones implicades, ni amb testimonis dels fets de la nit anterior. De la mateixa manera s’ha impossibilitat el contacte telefònic via mòbil amb les persones en el CIE. Les represàlies després de fets succeïts en la nit d’ahir són una pràctica comuna que “resulta intolerable”, tal com denuncia la Campanya. “D’aquesta manera, s’impedeix novament esclarir els fets i depurar les consegüents responsabilitats. L’única versió que existeix és la policial, atès que el parador de totes les persones d’origen algerià i marroquí és desconegut”, denúncia Ana Fornés, portaveu de la Campanya.

 

Davant aquests fets, CIEs No manifesta la seua especial preocupació per les persones especialment vulnerables que es trobaven en el CIE. Entre unes altres es troben dos menors, un malalt recentment hospitalitzat per vesse cerebral i sol·licitants d’asil. La plataforma exigeix a la Delegació del Govern que paralitze les deportacions i assegure la integritat de totes les persones en parador ignorat i insta a la Defensora del Poble al fet que intervinga, tant en l’esclariment dels fets com en la protecció de les persones que van intervenir o denunciar els fets precenciats

Volem VLC sense CIE 2 (1)

Volem VLC sense CIE 2 (1)

Imágenes del interior de Zapadores

Imágenes del interior de Zapadores

IMG_8953 IMG_8956 IMG_8958 IMG_8960 IMG_8962 IMG_8964 IMG_8965 IMG_8971 IMG_8976 IMG_8979 IMG_8981 IMG_8983 IMG_8985 IMG_8986 IMG_8987 IMG_8990 IMG_8996 IMG_8997 IMG_9002 IMG_9004 IMG_9009 IMG_9012 IMG_9031 IMG_9038 IMG_9041 IMG_9044 IMG_9046 IMG_9047 IMG_9049 IMG_9054 IMG_9055 IMG_9059 IMG_9060 IMG_9061 IMG_9062

 

Valencia, 30 de junio de 2015.-  A un día de la entrada en vigor de la Ley de Seguridad Ciudadana y la reforma del Código Penal, la Campaña CIEs NO queremos dar a conocer el interior del Centro de Internamiento de Extranjeros de Zapadores por las dificultades que esto va a suponer a partir de ahora, ya que su puesta en marcha supone graves obstáculos para la denuncia de vulneraciones de los Derechos Humanos. En este sentido, hemos querido publicar estas imágenes inéditas, que, además, pueden consultarse y descargarse en esta página web www.ciesno.com, en las que se observan las instalaciones y la situación de reclusión en la que viven las 156 personas para las que tiene capacidad esta cárcel racista.

Hay que recordar que la dirección del CIE de Zapadores ha denegado el acceso a los medios de comunicación e incluso a la propia Sindicatura de Greuges en reiteradas ocasiones. “Si el acceso a estos espacios ya era difícil, a partir de ahora, tomar imágenes de su interior estará penado por el Código Penal”, ha denunciado Ana Fornés, portavoz de la Campaña.

“A partir de mañana, bajo el pretexto de que el uso de ciertas fotografías puede ser sancionado administrativamente e incluso por vía penal***, se podrán poner aún más restricciones a la ciudadanía para saber cómo son estos establecimientos que, por otra parte, mantiene con sus impuestos –ha continuado-. El oscurantismo y la opacidad presidirán esta nueva reforma auspiciada por el Partido Popular en un intento de ocultar el mal gobierno al que nos han llevado. De ahí que la plataforma decida publicar hoy las tripas de esos espacios donde las personas migrantes no pueden ir al baño o sencillamente, llamar por teléfono, donde las personas, son sometidas a tratos degradantes, tal y como ya han apuntado diversos organismos de Derechos Humanos”, ha insistido la representante.

Condiciones denigrantes y riesgo para las personas internas

Como se ve en las fotografías, entre otras condiciones denigrantes, no existe apertura automática en las puertas, es manual, lo que supone un grave riesgo para la integridad y la salud de las personas recluidas, si se produjera, por ejemplo, un incendio; además, no hay aseos en las celdas, por lo que las personas internas deben realizar sus necesidades en botellas o cubos de basura.

Por todo ello, y, además, por la grave vulneración de los Derechos Humanos que supone la privación de libertad  por carecer de permiso de residencia, una falta administrativa equiparable a una multa de tráfico, vamos a concentrarnos esta tarde, a las 19.00 horas, en la puerta del CIE de Zapadores para exigir su cierre, tal y como venimos haciendo cada último martes de mes desde hace cinco años.

Asimismo, desde allí partiremos hacia la manifestación contra la Ley Mordaza y la Reforma del Código Penal que tiene previsto iniciarse, a las 20.00 horas, en la Plaza San Agustín y que finalizará en el Tribunal Superior de Justicia.

*** Según el Artículo 36.23 de la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana será considerada una infracción grave: El uso no autorizado de imágenes o datos personales o profesionales de autoridades o miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que pueda poner en peligro la seguridad personal o familiar de los agentes, de las instalaciones protegidas o en riesgo el éxito de una operación, con respeto al derecho fundamental a la información.

(castellano)

• CIEs NO afirma que jamás ha declarado que se necesiten mayor dotación y efectivos en el Centro de Internamiento de Zapadores

• Se recuerda la existencia de procesos judiciales abiertos desde 2012 ininterrumpidamente contra agentes del cuerpo de la Policía Nacional sin que se haya tenido constancia de ninguna investigación de asuntos internos

• La solución para Zapadores es su cierre definitivo

Valencia, 14 de mayo de 2015.- La Campaña CIEs No muestra su disconformidad ante las declaraciones de la UFP sobre la necesidad de incrementar el número de funcionarios en la Unidad de Seguridad del CIE de Zapadores, así como la instalación de medios técnicos en el exterior y el interior del edificio que garanticen la seguridad de funcionarios y el control de los accesos, y la dotación individual de linternas, equipos de transmisión portátil y un canal habilitado que permita una comunicación continua.

Las instalaciones del CIE de Zapadores son inseguras para las personas que son encerradas, no asegurando la integridad física y psicológica y suponen una violación de los derechos humanos. Recordamos que las personas tienen que hacer sus necesidades fisiológicas en bolsas de basura en las celdas por las noches; que las condiciones de habitabilidad son insuficientes (falta de aclimatación, de ventilación), así como el cierre manual de las puertas, tal y como ha manifestado la Defensoría del Pueblo, lo que en caso de emergencia, provocaría una auténtica tragedia.
La Campaña CIEsNo recuerda en el CIE de Zapadores hay denuncias por malos tratos y torturas en proceso de investigación desde el año 2012, sin que se haya tenido constancia de que se haya realizado ninguna investigación interna.

Así lo constatan, por ejemplo, los procedimientos abiertos en los Juzgados de Instrucción nº 4 y 16 de Valencia. El Juzgado de Instrucción nº4 está conociendo un procedimiento, con diligencias previas 1663/2012, sobre un caso en torno a la agresión a menores argelinos del año 2012, donde un agente de la Policía Nacional está imputado por hechos que podrían ser constitutivos de delito previsto en el art. 174 del Código Penal, por tortura y contra la integridad moral. El caso se intentó archivar pero la actuación de la Audiencia Provincial de Valencia obligó a reabrirlo e investigar los hechos. Del mismo modo, Instrucción 16 conoce de otro caso, con diligencias previas 3416/2013, en el cual está imputado un agente por otro posible delito del mismo tipo.

“Por tanto, ante esta realidad, la solución no es dotar de mayor personal, sino dada la gravedad de la situación de Zapadores, debería decretarse el cierre inmediato. La Campaña CIEs NO, jamás ha reclamado que se dote de más medios al CIE, entendiendo que cualquier incremento de la dotación es invertir dinero público en la violación de derechos fundamentales. El gasto público con el que cuenta el Estado para reprimir las migraciones debe ser destinado a inversión social”, declara Ana Fornés, portavoz de la Campaña por el Cierre de los CIE.

(valencià)

• CIEs NO afirma que mai ha declarat que es necessiten una major dotació i efectius en el Centre d’Internament de Sapadors.

• Es recorda l’existència de processos judicials oberts des de 2012 ininterrompudament contra agents del cos de la Policia Nacional, sense que s’haja tingut constància de cap recerca d’assumptes interns.

• La solució per a Sapadors és el seu tancament definitiu.

València, 14 de maig de 2015.- La Campanya CIEs NO mostra la seua disconformitat davant les declaracions de la UFP sobre la necessitat d’incrementar el nombre de funcionaris en la Unitat de Seguretat del CIE de Sapadors, així com la instal•lació de mitjans tècnics en l’exterior i l’interior de l’edifici que garantisquen la seguretat de funcionaris i el control dels accessos, i la dotació individual de llanternes, equips de transmissió portàtil i un canal habilitat que permeta una comunicació contínua.

Les instal•lacions del CIE de Sapadors són insegures per a les persones que són tancades, no assegurant la integritat física i psicològica d’elles, suposen una violació dels drets humans. Recordem que les persones han de fer les seues necessitats fisiològiques en borses de brossa en les cel•les a les nits; que les condicions d’habitabilitat són insuficients (falta d’aclimatació, de ventilació), així com el tancament manual de les portes, tal com ha manifestat el Defensor del Poble, la qual cosa en cas d’emergència provocaria una autèntica tragèdia.

La Campanya CIEs NO recorda que en el CIE de Sapadors hi ha denúncies per maltractaments i tortures en procés de recerca des de l’any 2012, sense que s’haja tingut constància de que s’iniciés cap recerca interna.

Així ho constaten, per exemple, els procediments oberts en els Jutjats d’Instrucció nº 4 i 16 de València. El Jutjat d’Instrucció nº4 està coneixent un procediment, amb diligències prèvies 1663/2012, sobre un cas entorn de l’agressió a menors algerians de l’any 2012, on un agent de la Policia Nacional està imputat per fets que podrien ser constitutius de delicte previst en l’art. 174 del Codi Penal, per tortura i contra la integritat moral. Es va intentar arxivar el cas, però l’actuació de l’Audiència Provincial de València va obligar a reobrir-lo i investigar els fets. De la mateixa manera, Instrucció 16 coneix un altre cas, amb diligències prèvies 3416/2013, en el qual està imputat un agent per un altre possible delicte d’aquest mateix tipus.

“Per tant, davant aquesta realitat, la solució no és dotar de major personal, sinó donada la gravetat de la situació de Sapadors, hauria de decretar-se el seu tancament immediat. La Campanya CIEs NO mai ha reclamat que es faciliten més mitjans al CIE, entenent que qualsevol increment de la dotació suposaria invertir diners públics en la violació de drets fonamentals. La despesa pública amb els quals compta l’Estat per a reprimir les migracions han de ser destinats a la inversió social”, declara Ana Fornés, portaveu de la Campanya.

31-3-2015 (3)