Un interno del CIE de Zapadores denuncia al juez una agresión policial durante un traslado

· “Dentro del coche me dieron dos puñetazos en la cara y me  bajaron a rastras hiriéndome la rodilla izquierda”, relata Steven
· La Campaña CIE NO respalda su solicitud para que se identifique a los agentes presuntamente implicados y se suspenda cautelarmente su expulsión

Valencia, 1 de enero de 2020.- Steven, un chico de veinte años privado de libertad en el  CIE de Zapadores desde hace más de treinta días, ha denunciado ante el Juzgado de  Guardia una agresión sufrida cuando regresaba del hospital, donde había sido trasladado a causa de una contusión en la mano. En la descripción de los hechos de la denuncia  presentada, Steven relata que iba esposado en la parte trasera del coche, de repente se escuchó un ruido “y creyeron que fui yo, pero yo estaba esposado. Frenaron en seco y me golpee la frente. Se bajaron los dos policías locales con pistola en mano. Abrieron la puerta y guardaron la pistola y dentro del coche me dieron dos puñetazos en la cara y me bajaron a rastras hiriéndome la rodilla izquierda”.

Según su testimonio, la agresión se produjo en la tarde del 23 de diciembre por parte de agentes de la Policía Local quienes, al parecer, estuvieron a cargo de realizar el traslado de ida y vuelta al hospital. A su llegada al CIE, Steven redactó una instancia dirigida al director del centro en la que solicitaba “presentar una denuncia a los policías que me llevaron al hospital [ya que] en el camino me pegaron.” En esta instancia, Steven adjuntó el informe médico del hospital, anterior a la agresión, y una fotografía en la que se ve la herida en la rodilla, así como la hinchazón en la cara.

Después de cinco días en los que no obtuvo ningún tipo de respuesta, Steven contactó con
la Campaña por el Cierre de los CIE y el fin de las deportaciones, expresando su voluntad de elevar la denuncia al Juez de control del CIE. El pasado 28 de diciembre, miembros
de la Campaña accedieron al CIE para entrevistarse con Steven y trasladar su escrito de
denuncia al Juzgado de Guardia. En el escrito presentado, además del relato de los hechos,
se aporta el informe hospitalario previo a la agresión, una fotografía en la que aparecen
lesiones coincidentes con lo descrito y la instancia que entregó a la dirección del CIE y
por la que no recibió respuesta.

Finalmente, en la denuncia presentada se solicita que se “identifique a los agentes de
servicio que pudieron haber participado en los hechos denunciados”, así como “que se
suspenda cautelarmente la expulsión de la víctima hasta que se esclarezcan los hechos”.
El denunciante pide al Juez ser llamado “a declarar y ratificarse en la denuncia”.
La Campaña CIE NO asume las solicitudes del denunciante y exige que se investigue y
esclarezca lo ocurrido y se asuman responsabilidades. Queremos señalar que son
numerosos los casos en los que se ha procedido a la deportación de la víctima después de
haber efectuado una denuncia, por lo que los procedimientos acaban siendo archivados y
los presuntos agresores quedan impunes. Además, mostramos nuestra preocupación por
las represalias que pudiera sufrir la persona que denuncia estos hechos y que, al estar
privada de libertad, se encuentra en una situación de gran vulnerabilidad. Y una vez más
reiteramos que mientras sigan abiertos los CIE continuarán produciéndose vulneraciones
a los derechos humanos, que en muchas ocasiones incluyen agresiones físicas a las
personas que han sido privadas de libertad por el simple hecho de no disponer de permiso
de residencia

Última concentración del año en el CIE de Zapadores (València). Martes 31 de diciembre 2019

Última concentración del año 2019 en el CIE de Zapadores (València) para exigir su cierre. Martes 31 de diciembre 2019