Uno de los internos que denunció malos tratos en el CIE declara en el juzgado cómo un policía le produjo una herida en la cabeza

Publicado: 20/02/2015 en Sin categoría
  • La Abogacía del Estado asegura en un informe que el agente se lo llevó a las duchas para intentar calmarlo, pero éste es el único espacio en el centro en el que no hay cámaras de vigilancia
  • El abogado pedirá la comparecencia de los dos policías implicados en el caso de agresión

Valencia, 20 de febrero de 2015.-Mohamed Rezine Zohuir, el ciudadano argelino que denunció recientemente haber sufrido malos tratos por parte de la Policía en el CIE de Valencia, ha declarado esta mañana en el juzgado y ha explicado de forma detallada y veraz cómo se produjo la agresión.

El denunciante ha relatado que, tras una leve discusión con otro interno en el comedor, un policía se lo llevó a la zona de las duchas, donde se encontraba otra agente y donde no hay cámaras de vigilancia. Según Zohuir, primero fue la policía la que comenzó dándole patadas en la pierna y, después, el otro agente empezó también a golpearle. Por último, éste le agredió en la cabeza con la porra lo que le produjo una brecha por la que recibió 17 puntos de sutura. Además, ha asegurado que mientras le agredían, los agentes le propiciaban insultos racistas, llamándole “moro” e “hijo de puta”.

Durante la sesión, la Abogacía del Estado ha solicitado el archivo del proceso tras aportar un informe elaborado por el CIE en el que reconocen que al menos un agente estuvo en las duchas con el denunciante pero “para calmarle”. El abogado de Zohuir, Andrés García Berrio, miembro de la Coordinadora para la Prevención y la Denuncia de la Tortura y de la Campaña Estatal por el cierre de los CIE, -que ha comparecido ante los medios de comunicación tras la declaración- ha asegurado que elegir este espacio para tranquilizarle “carece totalmente de sentido”, siendo que “curiosamente” es el único lugar que carece de cámaras.

comparecencia1

Asimismo, en el informe del centro se asegura que el origen de la herida en la cabeza de Zohuir es “una autolesión” y que el golpe se lo produjo él mismo al tirarse al suelo. “La versión de la Abogacía es completamente irresponsable y está lejos de ser creíble. De todas formas, esto tendrán que demostrarlo próximamente, ya que, desde la acusación vamos a solicitar como prueba la declaración de los agentes implicados”, ha indicado García Berrio.

Zohuir ha sido visitado hoy mismo por el médico forense para poder determinar el origen preciso de las heridas y contusiones.

Respecto al caso del interno de origen marroquí que también denunció malos tratos recientemente, Ben Younes Sabbar, el juzgado ha iniciado las investigaciones sobre los hechos pero no se ha acordado que se produzca la declaración del denunciante, ni que sea visto por un médico. “Hemos recurrido estas cuestiones porque entendemos que puede suponer que no se realice una investigación rigurosa y adecuada”, ha explicado el abogado.

comparecencia2

Situación insostenible en Zapadores
Por otra parte, la portavoz por la Campaña por el cierre de los CIE, Ana Fornés, ha asegurado ante los medios de comunicación, que la situación de Zapadores es insostenible. “Se ha hecho caso omiso respecto a las recomendaciones de la Defensoría del Pueblo en cuanto al agua fría en las duchas y la carencia de calefacción. Además, sigue habiendo chinches cuyas picaduras son muy dolorosas. Esto junto a la violencia que denuncian las personas internas demuestran que las condiciones del CIE siguen siendo deplorables”.

Los comentarios están cerrados.