Rechazo ante la campaña de persecución y acoso a la migración irregular enmarcada en la lógica de externalización de fronteras de la Unión Europea

Publicado: 19/02/2015 en Sin categoría

cie estatal

El Gobierno marroquí emprende una campaña de persecución y acoso a la migración irregular enmarcada en la lógica de externalización de fronteras de la Unión Europea

Menos de 24 horas tardó el Gobierno marroquí en hacer efectiva la amenaza que hacía  en rueda de prensa el pasado lunes 9 de febrero de desmantelar los campamentos de personas migrantes cercanos a las ciudades de Ceuta y Melilla.

A las 5h de la madrugada del martes 10 de febrero, antidisturbios de las Fuerzas de Seguridad Auxiliares (FSA), más conocidas como ‘alis’, comenzaron una macro redada en el campamento de migrantes del Gurugú, situado en las proximidades de la valla de Melilla. El resultado; decenas de personas heridas y cientos de deportadas.

El operativo policial se ha producido menos de un día después de que el Ministro delegado de interior marroquí , Chokri Drais, anunciase el inminente desmantelamiento de los campamentos de migrantes cercanos a Ceuta y Melilla. Según Drais, este anuncio sería la primera medida del ejecutivo como consecuencia de la finalización del proceso de regularización de migrantes que hace un año puso en marcha el Gobierno marroquí. A la vez, el responsable de interior marroquí afirmaba que “los migrantes causan daños y destrozan los bosques”.

Por su parte el  Gobierno español a través del Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, declaró su negativa a “inmiscuirse” en la política interior de  Marruecos para no perjudicar las “magnificas” relaciones bilaterales entre ambos países. Calificando la colaboración con el Estado alauí como “esencial” y “esplendida”, el Ministro reitera que tras la inauguración de las salas de asilo en los puestos fronterizos de Ceuta y  Melilla, “quedará muy claro” que las personas que intenten entrar en el Estado español saltando las vallas de las ciudades autónomas no tendrán derecho a  pedir asilo.

Según las informaciones de las que disponemos hasta la fecha, a las 5 de la madrugada del martes día 10, las FSA, irrumpieron en el Monte Gurugú y arrasaron por completo el campamento de Camerún, del que habrían deportado a la casi totalidad. Siguieron por el de Mali, Guinea y Costa de Marfil, montaña arriba. Durante el operativo policial, según han explicado varias víctimas y testimonios directos, decenas de personas migrantes han resultado heridas, algunas de gravedad, debido a los golpes y como resultado de la violencia provocada por los ‘alis’.
Alrededor de las 7.30 de la mañana las fuerzas auxiliares abandonaron el Gurugú para acudir a la zona fronteriza, donde se estaba produciendo un intento de salto protagonizado por un grupo de subsaharianos, en su mayoría costamarfileños. De ellos 36 lograron penetrar en Melilla y el resto fueron llevados en 5 autobuses. Aunque no hay cifras oficiales, parece que alrededor de un millar de migrantes han sufrido detenciones tanto en el Gurugú como en la valla, subidas a más de una veintena de autobuses, y conducidos a varias ciudades, centros de detención y diferentes infraestructuras improvisadas. Entre ellos se encuentran mujeres y menores de edad.
Las personas migrantes, fueron apelotonadas en el descampado de Kariat Arkmane en Nador y desde allí poco a poco trasladadas en concreto a varias ciudades marroquís: Safi, Essaouira, Chichaoua, Goulmima, Youssoufia, El Jadida y Errachidia, Kelaat, Sraghna, Tiznit, y Agadir. Según datos de la ONG Gadem a día de hoy se habrían ampliado a 17.

Durante el pasado jueves 12 de Febrero, la policía interrumpió nuevamente en el monte Gurugú arrestando a otros grupos de migrantes que habían escapado de la redada anterior. Cuatro autobuses volvieron a salir del Gurugú y parece que permanecen en Nador.

Al mismo tiempo se han ido verificando redadas racistas en la ciudad de Tánger, en donde hasta ahora han sido detenidas alrededor de 50 personas de origen subsahariano.

El 13 de febrero, continuaron con las quemas de los campamentos del monte Gurugú, así como  las incursiones en los diferentes campamentos en la provincia de Nador, entre los que destaca el de Bolingo, hogar de muchas familias, mujeres y menores.

No se sabe aún si el Gobierno marroquí pretende abandonarlas en las fronteras del Sáhara Occidental o Argelia, o deportarlas a sus países de origen; pero parece que no es descartable ésta última opción, debido a que recientemente se ha relacionado esta operación con la finalización del proceso de regularización de migrantes. El número dos de Interior, Chokri Drais , aseguraba el pasado lunes que las migrantes que no se han regularizado “no se quieren quedar (en territorio marroquí) y ante ellos Marruecos tiene que aplicar la ley”. Además, a pesar de la cierta regularidad con la que se producen este tipo de desmantelamiento de los campamentos de migrantes, en este caso la gran dimensión del operativo y la detención y traslado a campos de detención de la mayoría de sus habitantes, hace pensar en un cambio de rumbo en las políticas migratorias del Gobierno marroquí.Drais ha declarado que las personas migrantes estaban recibiendo un trato exquisito por parte de las autoridades, pero ha comunicadoclaramente que en ningún caso se van a permitir mas campamentos de migrantes irregulares cerca de las fronteras europeas.
La ministra delegada de Asuntos Exteriores, Mbarka Buaida, reconoció ya que la Unión Europea da a Marruecos unos 10 millones de euros «para acompañar el proceso financiero» de la regularización de inmigrantes. Sabemos también que el pasado 14 de Enero se celebro en Rabat el III Foro Parlamentario Hispano-Marroquí en el que la migración fue uno de los ejes centrales.

Marruecos continua cumpliendo su cometido de gendarme de las puertas de Europa en la zona occidental de la frontera sur, y parece que esta dinámica no hace sino mantenerse y afianzarse. Mientras tanto, el Estado español y la Unión Europea siguen presumiendo de ser respetuosas con los derechos humanos a la vez que externalizan el control de fronteras a terceros países.

La Campaña Estatal por el Cierre de los CIE y los colectivos abajo firmantes;

  • Declaramos nuestra preocupación por el estado de salud de las personas detenidas y/o deportadas, especialmente de quienes están heridos/as.
  • Denunciamos las políticas de las autoridades marroquíes y la actuación del operativo policial que, a través del uso indiscriminado de la violencia, ha llevado a cabo mas de 1200 detenciones ilegales entre las cuales se encuentran casos de menores y mujeres, privando las migrantes afectadas de su propia libertad y impidiendo el libre ejercicio de sus derechos, fuera de cualquier marco jurídico nacional o internacional.
  • Denunciamos el desplazamiento forzado de las migrantes afectadas y la falta de un procedimiento personalizado que evalúe y compruebe la situación individual.
  • Rechazamos las declaraciones de los Gobiernos marroquí y español en cuanto a la migración subsahariana, recordando que la no voluntad de permanencia en territorio marroquí no es una excusa valida para deportar en masa a personas, ya que estas se encuentran en ese país en tránsito migratorio hacia el norte, existe la posibilidad de que provengan de zonas en guerra, o estén en una situación de exclusión o en peligro, con lo que su expulsión sería ilegal. Las personas migrantes provenientes del África subsahariana son objeto de detenciones racistas por parte de las autoridades marroquíes, lo que les imposibilita acercarse a las oficinas de asilo -recientemente instaladas- sin ser deportadas. Su única salida es permanecer en algun campamento de migrantes a la espera de cruzar, saltando la valla o en patera.

Considerando estos elementos EXIGIMOS a las autoridades competentes:

  • La liberación inmediata de todas las migrantes detenidas ilegalmente.
  • Medidas urgentes para garantizar la asistencia sanitaria y legal, así como la protección de los derechos de todas las personas migrantes mientras aún se encuentren detenidas.
  • El cumplimento de la legislación nacional e internacional vigente en materia de derechos humanos y de las personas migrantes, prestando atención a aquellas personas con situaciones de especial vulnerabilidad .
  • Una investigación judicial independiente, poniendo en duda que las victimas hayan sido tratadas conforme a sus derechos.
  • El fin de las redadas racistas en todo el territorio marroquí.

A este fin, desde la Campaña estatal por el cierre de los CIEs se ha puesto en conocimiento de diversos organismos internacionales tales como el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas o el Consejo de Europa estos hechos instándoles a que se tomen las medidas oportunas de manera urgente

19 de febrero de 2015
Campaña Estatal Por el Cierre de los CIE

 

Adhesiones

Campaña Estatal Por el Cierre de los CIE

Campaña CIEsNO Valencia

Antifeixistes Pais Valencià

Asociación Intercultural Candombe

Asociación Martín Fierro

Campaña CIEsNO Valencia

CEAR Euskadi

CEAR PV

CEDSALA

CNT Valencia

CIEsNO Salamanca

Colectivo Desalambrando

Colectivo ANSUR

Colectivo Sur Cacarica

Comisión CIE Ferrocarril Clandestino

Coordinadora para la prevención y denuncia de la tortura

Comunidades Cristianas

COS

Entrepueblos

Esquerra Unida del País Valencià

Foro Alternativo de la Inmigración

GAC – Grupo de Acción Comunitaria

HOAC

Intersindical Valenciana

Jarit Asociación Civil

Mesa de Entidades de Solidaridad con las y los Inmigrantes

Observatori DESC

Psicólogos Sin Fronteras

Ruta contra’l racismu y la represión

SOS Racismo Madrid

Tanquem els CIEs

TKDK

Unitat Contra el Fascisme i el Racisme (UCFR)

Valencia Acoge- València Acull

Los comentarios están cerrados.