COMUNICADO CONTRA LA INSTALACIÓN DE CUCHILLAS EN LAS VALLAS DE CEUTA Y MELILLA

Publicado: 20/11/2013 en Sin categoría

Desde la Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros, de la que forman parte más de treinta organizaciones sociales valencianas, manifestamos nuestro rechazo más absoluto a la instalación de las cuchillas en las vallas de separación entre Marruecos y Ceuta y Melilla y denunciamos:

  1. Que más allá de ser un mecanismo aislado de disuasión de las personas migrantes que intentan cruzar la frontera, supone una grave vulneración de los derechos humanos y forma parte de las políticas migratorias criminales europeas que causan miles de muertes cada año. 
  2. Que durante años, las cuchillas ya causaron graves heridas, e incluso la muerte en algunos casos, a cientos de personas que intentaban huir del hambre y la miseria de sus países de origen y fueron retiradas en el año 2007 precisamente por esto. El mismo Defensor del Pueblo denunció en 2005 que la concertina barbada “ponía en serio riesgo la vida y la integridad de las personas”, ya que su principal efecto práctico sería “causar daños corporales a aquellas personas que intentaran traspasar las vallas”.
  3. Que no servirán para impedir la llegada de migrantes, que seguirán intentando entrar a pesar de las devastadoras consecuencias que puedan sufrir. 
  4. Que las migraciones forzosas y el exilio son consecuencia de un orden social y político injusto y globalizado al servicio de un sistema capitalista basado en la explotación, la desigualdad y el sometimiento de los pueblos. 

Además, queremos expresar nuestra más profunda preocupación, dado que la instalación de la concertina aumenta el riesgo de violentar:

  • El principio de no devolución consagrado en el artículo 33 de la Convención de Ginebra.
  • La violación del Artículo 19 de la Carta Europea de los Derechos Fundamentales prohíbe las expulsiones colectivas.
  • Las obligaciones relativas a la prohibición de trato inhumano y la tortura, recogidas en  el artículo 3 de la Convención Europea de Derechos Humanos  (CEDH). 
  • El riesgo de una violación del artículo 5 de la CEDH (derecho a la libertad ya la seguridad) y en el artículo 9 de la Declaración Universal de Derechos Humanos relativo (prohibición de la detención arbitraria).

Por todo ello, exigimos la retirada inmediata de las concertinas,  la derogación de las leyes y políticas racistas e injustas de la Unión Europea, -que invierte los impuestos de su ciudadanía en pagar controles, infraestructuras y fronteras que asesinan a nuestras hermanas y hermanos-, y, con ello, el desmantelamiento de todos los dispositivos que impiden a las personas salir de sus países, llegar, y vivir en otros, incluido el cierre de todos los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIEs).

Los comentarios están cerrados.