“CADA DÍA VEO AL POLICÍA QUE ME PEGÓ Y SIENTO MIEDO”

Publicado: 27/10/2013 en Sin categoría

Un juzgado investiga las denuncias de malos tratos tras la huelga de hambre

Uno de los internos del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Valencia de origen argelino que denunció haber sufrido golpes y vejaciones tras una huelga de hambre pacífica, llevada a cabo los pasados días 12 y 13 de octubre, declaró el pasado martes,22 de octubre, ante el juez del juzgado de instrucción nº 16 de Valencia. En su relato ante el magistrado, Redouan BaderDin afirmó que actualmente ve todos los días al policía que le agredió en el centro, “que siente miedo cuando lo ve”  y que le lanza “miradas amenazadoras”, ante lo que él baja la cabeza.

El joven argelino añadió que,-tras las agresiones que se produjeron días después por el intento de fuga de un interno-, el policía que le había agredido la semana anterior quería “echarle la culpa” a él de haber recibido unos alicates por parte de una voluntaria de la Campaña por el cierre de los CIES que realiza tareas de acompañamiento a los internos. El intento de acusación a esta voluntaria de introducir objetos peligrosos por parte de la policía ya había sido recogida por otros internos en las denuncias por malos tratos tras el intento de fuga.

Por todo ello, desde la Campaña por el cierre de los CIEs instamos a que se continúe con la investigación y se llame a declarar, cuanto antes, a los otros internos que han denunciado malos tratos por parte de la policía. Exigimos que, al contrario de lo que ha sucedido en la mayoría de los casos de denuncias de malos tratos, se paralicen las órdenes de expulsión de los denunciantes para garantizar el trabajo de los jueces. Si las víctimas no pueden comparecer ante la justicia, difícilmente se realizará una investigación judicial efectiva y, por tanto, no se podrán establecer responsabilidades en casos que afectan a derechos fundamentales.

Asimismo, reiteramos la necesidad de que se respete el trabajo de las personas que realizan tareas de acompañamiento a los internos.

Los comentarios están cerrados.