GRAVES DEFICIENCIAS EN EL TRATAMIENTO A PERSONAS ENFERMAS DE SIDA EN EL CENTRO DE INTERNAMIENTO DE ZAPADORES

Publicado: 12/10/2013 en Sin categoría
No disponen del historial médico y no les facilitan la medicación adecuada

La muerte de la congoleña Samba Martine en el CIE de Aluche (Madrid) en 2011 no ha servido para
que se tomen medidas que eviten la repetición de la tragedia. Samba no recibió el tratamiento
adecuado a una persona enferma de sida porque en el centro no disponían de su historial médico y
sólo el día que falleció fue trasladada a un hospital. En el CIE de Zapadores siguen encerrando a
personas portadoras de VIH, que no han cometido ningún delito, sin tener acceso a su historial y no
se les facilita los medicamentos apropiados.

La situación de los enfermos de sida en los CIE es “sangrante” y sufren “una pérdida absoluta de derechos”,
incluido el acceso en muchas ocasiones a la medicación necesaria, denunció el doctor Federico Pulido, de
la Unidad de VIH del Hospital 12 de octubre (Madrid), en el XVI Congreso Nacional sobre el Sida celebrado
recientemente en Barcelona (http://www.lavanguardia.com/local/madrid/20130930/54388172851/un-medicomadrid-
critica-atencion-enfermos-sida-cie.html). Esa realidad a la que se refiere el experto se vive en
Zapadores cada vez que son recluidas personas que padecen esta enfermedad. La Campaña por el Cierre
de los Centros de Internamiento para Extranjeros ha acompañado a varias personas enfermas cuyas
situaciones confirman la denuncia del doctor y guardan similitudes con el caso de Samba.

A la joven congoleña le detectaron el sida en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de
Melilla dos meses antes de que fuera trasladada a Madrid; sin embargo, no se informó de su historia médica
al CIE de Aluche y “se dejó a Samba Martine con su inmunodeficiencia sin tratar y expuesta a la adquisición
de una infección oportunista, como así sucedió y derivó en su muerte”, tal como se constata un informe
médico aportado a la investigación judicial
(http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/04/09/actualidad/1365536528_102330.html). En todos los casos
de portadores de VIH conocidos por la Campaña tampoco se ha gestionado desde la dirección del CIE de
Zapadores que el servicio médico del centro pueda acceder a su historial, a pesar de que las y los internos
explican su estado de salud e incluso dan la referencia del centro médico donde se les trataba. Sin conocer
los detalles ni la evolución de su enfermedad difícilmente se puede aplicar el tratamiento adecuado y cabe
la posibilidad de que, como en el caso de Samba, se interpreten erróneamente ciertos síntomas

A la falta de información sobre la persona enferma se añade la falta de medicamentos. En algunas
ocasiones, la persona advierte en el momento de su detención de que debe recoger las medicinas de su
casa para no interrumpir el tratamiento, pero la policía la traslada directamente al CIE. Al ingresar, aunque
explican su situación, sólo en ocasiones se les permite una dieta especial y en ninguno de los casos
detectados se les facilita la medicación adecuada: no se les da ningún medicamento para tratar la
enfermedad o únicamente se les proporciona alguno de todos los prescritos argumentando que no hay
presupuesto para adquirirlos. Ha habido enfermos que han sufrido la interrupción de su tratamiento durante
los casi dos meses que han permanecido recluidos en Zapadores.

Las quejas presentadas por las personas afectadas ante el juzgado de instrucción nº 3 de Valencia -en
funciones de juez de control jurisdiccional del CIE de Zapadores- han servido para dar soluciones parciales
y puntuales a determinados casos, pero persisten las deficiencias generales en el tratamiento que reciben
las y los internos enfermos de sida. Tampoco han sido atendidas en Zapadores las advertencias sobre este
tipo de situaciones en los CiE españoles que han efectuado el Defensor del Pueblo y la Fiscalía General del
Estado. “Es imprescindible adoptar las medidas adecuadas para mejorar la atención sanitaria y la asistencia
social de los internos”, reclama la Fiscalía en su memoria sobre 2012, en la que asegura que comparte “sin
matices” las deficiencias denunciadas por la Oficina del Defensor del Pueblo
(http://es.euronews.com/teletipos/2120096-la-fiscalia-cree-imprescindible-adoptar-medidas-en-los-centrosde-
extranjeria/).

Por todas estas razones, la Campaña exige que en el CIE de Zapadores se disponga de todos los
historiales médicos de las personas que son encerradas, especialmente en los casos de enfermedades tan
graves como el sida. Además, como no puede ser de otro modo, reclamamos el respeto al derecho a la
salud de las personas internadas por lo que, consecuentemente, se les debe proporcionar la medicación
adecuada a la patología que padecen.

Los comentarios están cerrados.