CONCENTRACIÓN “GENOCIDIO” EN LAMPEDUSA

Publicado: 07/10/2013 en Sin categoría

Cientos de personas nos hemos concentrado en Valencia en solidaridad con las víctimas de Lampedusa y para decir NO a las políticas de fronteras que asesinan a personas. Hemos hecho varios actos simbólicos y leído el siguiente manifiesto:1375659_543788689035441_572421422_n

 

 

MANIFIESTO EN DENUNCIA DEL GENOCIDIO EN LAMPEDUSA

Ciudadanas y ciudadanos, organizaciones, colectivos y movimientos sociales,concentrados en repulsa a las políticas de la Unión Europea que el jueves pasado, en nuestro mar Mediterráneo, el mar más vigilado del planeta, produjeron, de momento, 111 personas muertas y más de 250 desaparecidas en su huída de las dictaduras y
guerras del cuerno africano,

Denunciamos:
El papel de la Unión Europea en África, que practica el expolio neocolonial e incentiva los conflictos armados en los países de procedencia de las víctimas de la tragedia para defender sus propios intereses económicos.

Denunciamos el lucro que suponen las migraciones para los Estados europeos, quienes basan sus políticas en el negocio de la industria armamentística, el fomento de empresas privadas de seguridad y la militarización de fronteras, sometiendo a condiciones de esclavitud a millones de personas migrantes en Europa.

Denunciamos que todas las personas muertas y desaparecidas en Lampedusa, pudiendo haber sido rescatadas, no lo fueron por aplicación persistente de las leyes fascistas italianas que penalizan el rescate en el mar en contradicción a las obligaciones internacionales de auxilio, salvamento marítimo y acceso a la protección internacional (asilo).

Denunciamos que lo sucedido en Lampedusa es un práctica frecuente en la Frontera Sur del mar Mediterráneo.

Denunciamos que las migraciones forzosas y el exilio son consecuencia de un orden social y político injusto y globalizado al servicio de un sistema capitalista basado en la explotación, la desigualdad y el sometimiento de los pueblos.

Denunciamos el genocidio, las fronteras asesinas y la estrategia de la Unión Europea que, preocupada únicamente porque “la tragedia no se produzca en su frontera o jurisdicción”, compra a los países de origen de migrantes para que sean estos quienes gestionen la muerte, la ignomia y la vergüenza de castigar a quien huye del hambre, de la guerra y del expolio.

Denunciamos que los partidos políticos mayoritarios actúan de forma demagógica y manipuladora, distorsionando la realidad de la migración con fines electoralistas y provocando el conflicto social con la ayuda de los medios de comunicación afines.

Las víctimas de Lampedusa no eran “ilegales” ni “sin papeles”. Eran seres humanos.

Denunciamos que la Unión Europea es responsable de más de 20.000 muertes en las últimas dos décadas y millares de personas desaparecidas, siendo incalculbale el número de víctimas del cementerio mediterráneo.

Europa es culpable de arrojar a miles de personas a travesías cada vez más peligrosas que obligan a quienes huyen a depender de redes de tráfico y trata de seres humanos.

Si la muerte de miles de personas despierta nuestra conciencia, ¿A qué esperamos? ¿Qué vamos a hacer?

Además denunciamos que Europa y el Estado Español en el marco de las regresivas políticas europeas, ejerce una constante represión de las personas migrantes, practicando identificaciones sistemáticas y redadas policiales en forma de razzias, así como el encierro y maltrato en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) y las expulsiones forzadas en los ya conocidos como “vuelos de la vergüenza”.Todas estas acciones intoxican nuestra sociedad y propagan el racismo y la xenofobia.

Denunciamos el desmantelamiento del Estado de bienestar, que en vez de asegurar los derechos básicos como la sanidad, la educación, la justicia y la libertad de todas las personas invierte nuestros impuestos en pagar controles, dispositivos y fronteras que asesinan a nuestras hermanas y hermanos.

Y por todo ello, exigimos:
La derogación inmediata y urgente de la Directiva Europea de Retorno, “Directiva de la Vergüenza”. La derogación de las Leyes de Extranjería y de todos los instrumentos jurídicos que impiden el legítimo derecho a migrar y el derecho a encontrar refugio en un territorio seguro.

Exigimos el estricto cumplimiento de la Declaración Universal de Derechos Humanos y por lo tanto el cese de la represión y el racismo, así como la identificación de los culpables, la depuración de responsabilidades y la reparación a las víctimas.

El cierre de todos los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE) y con ello el desmantelamiento de todos los dispositivos que impiden a las personas salir de sus países, llegar, y vivir en otros. ¡Basta de vallas, visados, control de fronteras y muertes en el mar!

Exigimos a Italia, la Unión Europea y al Estado Español que firme y ratifique la Convención Internacional para los Derechos de los Trabajadores Migrantes y sus Familias.

“El drama de Lampedusa no es el fruto de una fatalidad. No se debe ni a ávidos traficantes ni a pescadores indiferentes. Los muertos de Lampedusa, como los de ayer y de mañana, son las víctimas de una Europa encerrada en una lógica seguridad, una Europa que ha renunciado a los valores que pretende defender. Una Europa asesina”.

La ciudadanía, las organizaciones y los movimientos presentes seguiremos luchando por el fin del genocidio migratorio, por el respeto a los derechos humanos, por la libertad de todos los seres humanos y por la justicia social.

POR EL FIN DEL GENOCIDIO MIGRATORIO

NO MÁS MUERTES EN EL MEDITERRÁNEO

¡NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL!

Los comentarios están cerrados.