NOTA DE PRENSA: Por el derecho a la salud de todas las personas

Publicado: 26/04/2012 en Sin categoría

La eliminación de la asistencia sanitaria a personas migrantes en situación irregular constituye una acción de racismo institucional

Desde la Mesa de Entidades de Solidaridad con los Inmigrantes, el Foro Alternativo de la Inmigración y la Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), rechazamos el decreto del gobierno que elimina el derecho a la sanidad de las personas inmigrantes en situación irregular. Dicho decreto destruye el principio de sanidad universal que constituye uno de los pilares fundamentales de la convivencia en nuestro país. El ataque al derecho fundamental a la atención sanitaria no se dirige solamente a las personas extranjeras sino también a los jóvenes de más de 26 años que no hayan cotizado.

Para las personas inmigrantes que a causa del paro no pueden acceder a un permiso de trabajo supone un atentado contra su derecho a la vida. De ponerse en marcha el decreto, lo médicos y profesionales sanitarios se verán confrontados a tener que abandonar a personas que pueden morir por falta de su atención, simplemente porque hay un sello más o menos en un papel o un pasaporte.

Queremos denunciar también los argumentos falsos en los que se apoya el gobierno para justificar el decreto.
Los datos sobre uso de la atención sanitaria demuestran que el uso de las personas inmigrantes de los mismos están por debajo de la media de los ciudadanos españoles. Así mismo el llamado “turismo sanitario” no tiene ninguna relación con las personas inmigrantes que se encuentran en situación irregular sino por la mala gestión de gobierno en el cobro al resto de gobiernos europeos por la intervenciones realizadas a sus nacionales en nuestro país.

También, como han expresado varios colectivos sanitarios el decreto va en contra los propósitos generales de la salud pública que se dirige prioritariamente a la medicina preventiva. El decreto provocará el colapso de las urgencias, afectando a la atención sanitaria de todas y todos.

Como red de organizaciones valencianas además de rechazar el decreto del Ministerio de Sanidad, pedimos a las cortes valencianas y al gobierno de la Generalitat responsable de la sanidad en nuestra comunidad, que mantenga la solidaridad y universalidad de la sanidad, dejando sin aplicación el decreto.

La no discriminación y la igualdad de derechos de todas las personas son principios de nuestra constitución que el decreto vulnera por lo que pedimos a las fuerzas políticas que denuncien la inconstitucionalidad del mismo.

El decreto agrava aún más el abandono al que, tanto el gobierno central como el autonómico, están sometiendo al colectivo de personas migrantes: con impagos a las entidades que les prestan apoyo, eliminación de los fondos para integración de los presupuesto y la retirada de cualquier política de apoyo a la diversidad cultural.

Este nuevo recorte no ahorrará ningún gasto sino que degraciadamente es una medida de racismo institucional de un gobierno que ha olvidado que los derechos humanos no son opcionales ni dependen del lugar de origen de cada persona. Por ello pedimos a todos los ciudadanos y ciudadanas de cualquier país que se una a la movilizaciones para detener un ataque a los derechos sociales que nos afecta a todos y todas.

Los comentarios están cerrados.