La Audiencia Provincial de Valencia ordena al Juzgado de Instrucción 4 de Valencia reabrir un caso, llamando a declarar como imputado a un agente de policía nacional y a otros cuatro como testigos por una denuncia de malos tratos interpuesta por unos menores argelinos en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Zapadores en 2012. En el auto la Audiencia admite el recurso de apelación de las víctimas y reabre el caso al considerar que los hechos podrían constituir un delito de torturas del artículo 174 del Código Penal.

El tribunal apunta la necesidad de investigar los hechos dado que el Juzgado de Instrucción nº4, encargado en primera instancia de la investigación, decidió archivar el caso el 19 de septiembre de 2013, permitiendo la expulsión de las víctimas sin tomarles  declaración. Tampoco llamó a declarar a los policías que estaban de servicio.

La Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIEs NO) ha denunciado la falta de actuación jurídica que hasta el momento se ha dirigido a esclarecer los hechos, ya que en el juzgado que archivó inicialmente el caso, “nada se acordó para investigar la identidad del presunto agresor”. Asimismo la plataforma reclama la suspensión de las expulsiones de víctimas y testigos en los casos de graves violaciones a los derechos fundamentales, alertando sobre el reciente caso de tres personas de nacionalidad marroquí que tras denunciar agresiones por parte de miembros de la policía nacional claramente identificados, fueron deportados de manera express a su país de origen.

 Auto imputación 1

auto imputación 2

Los colectivos abajo firmantes mostramos nuestra profunda repulsa y preocupación por la escalada de violencia de las que las personas migrantes y refugiadas están siendo víctimas en la Frontera Sur. En particular, denunciamos las agresiones cometidas contra personas refugiadas y migrantes y contra activistas de derechos humanos en Tánger por parte de personas armadas.

Los días 15 y 16 de agosto, personas armadas con machetes, piedras, palos y armas blancas agredieron a migrantes de origen sursahariano en el barrio Boukhalef de Tánger. Cinco de ellas tuvieron que ser trasladadas al hospital con heridas de arma blanca y al menos tres mujeres fueron agredidas sexualmente, entre ellas la activista de derechos humanos Helena Maleno, quien, según nos consta cuenta con lesiones en el cuello, la espalda y el pecho.

Los hechos se cometieron ante la pasividad de la policía marroquí, quien presenció las agresiones sin intervenir para evitarlas.

Ante estos hechos:

  • Mostramos nuestra profunda preocupación por las violaciones de derechos fundamentales cometidas contra personas africanas en Marruecos (especialmente contra las mujeres y menores), bajo la aquiescencia de sus autoridades y la pasividad de la Unión Europa y el gobierno del Reino de España.

  • Exigimos al gobierno español que proteja a sus ciudadanas que cooperan en otros países en la defensa de los derechos humanos, facilitando garantías para que su trabajo se pueda desarrollar en condiciones.

  • Ante las dos agresiones sexuales, la violación y la multitud de gente herida de la que tenemos constancia, instamos al gobierno de España para que exija al Reino de Marruecos el esclarecimiento de los hechos, la identificación de los culpables y el establecimiento de responsabilidades. El Consulado de España en Marruecos debe pedir explicaciones por los hechos cometidos e información sobre las medidas que adoptará para evitar nuevas agresiones y asegurar la plena vigencia de los derechos fundamentales de todas las personas.

  • Instamos a colectivos, organizaciones, instituciones y a la Comunidad Internacional en general a mostrar su repulsa por estos hechos.

Primeras adhesiones

Campaña Estatal por el Cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros, CIEs NO Valencia (Africanos en Valencia – AVSA, Antifeixistes PV, Asociación Entreiguales, Asociación Martín Fierro, A.V. Natzaret, CEAR PV, CEDSALA, Colectivo Desalambrando, Colectivo Roma, Psicólogos Sin Fronteras, Grup d’Acció Comunitària, AEDIDH, Col·lectiu Sense Papers, Comunidades Cristianas Populares, Foro Alternativo de la Inmigración, HOAC, Jarit, Médicos del Mundo, Mesa d’Entitats de Solidaritat amb els Immigrants, Valencia Acoge, Semàfor Roig, Sodepau, Intersindical valenciana y Colectiu Sud-Cacarica, Asociación Candombe, CNT-Valencia), Centro de Documentación contra la Tortura, CEAR Euskadi, Grupo de Acción Comunitaria, Entrepueblos, Mesa d’Entitats de Solidaritat amb les i els migrants, Javier de Lucas-Instituto Derechos Humanos Universidad de Valencia UVEG, Federación SOS Racismo, Asociación Cambalache, Observatori del Sistema Penal i dels Drets Humans-UB, Brigadas Vecinales de Observación de Derechos Humanos, Comisión CIE Ferrocarril Clandestino, Asociación Sin Papeles de Madrid, Mesa d’Entitats de Solidaritat amb les i els Migrants, Tanquem els CIEs, Convergencia de las Culturas, Asamblea 15M de la Marina-Zona Franca, CP San Carlos Borromeo, Coordinadora de Barrios, APDHA-Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, Comisión de Derechos Humanos del Ilustre Colegio de Abogados de les Illes Balears, Ilustre Colegio de Abogados de Zaragoza -REICAZ, Salhaketa-araba, Oteando, Coordinadora Detección y Denuncia de la Tortura.

Organizaciones, colectivos y entidades firmantes

Dirigido a,

– Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas.

– Relator Especial sobre la situación de los Defensores de Derechos Humanos

– Relator Especial sobre los Derechos Humanos de los Migrantes.

- Ombudsman europeo

– Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

– Ministerio Interior.

– Defensoría del Pueblo.

1

Para sumarse a las adhesiones: cies.no@gmail.com

Imagen  —  Publicado: 19/08/2014 en Campaña Estatal por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros
Etiquetas:, , ,

Valencia, 14 de agosto de 2014.- Tres internos del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Zapadores han denunciado en la última semana haber recibido agresiones físicas y verbales por parte de agentes de Policía. Abderrahmane Hadik, de 21 años, Ahmed Zerwal, de 26 años, y Ayoub Bekkach, de 19 años, ciudadanos de origen marroquí que se encuentran detenidos en el CIE de Valencia, han puesto en conocimiento del juzgado y la recién estrenada Fiscalía de Igualdad de Trato y No Discriminación el “acoso” y las “vejaciones” que están sufriendo desde su internamiento, y ante los que poseen numerosos testigos, según explican en su propia declaración.

En este sentido, Hadik denunció el pasado 3 de agosto ante el juzgado de instrucción número 7 de Valencia que, ese mismo día, durante la hora del desayuno, un agente de policía -que hacía alusiones continuas y despreciativas a su olor corporal y origen étnico- le golpeó en el vientre, genitales, piernas y brazos, con la colaboración de otro que le inmovilizó sujetándole por el cuello. Después, cayó al suelo y fue arrastrado por el pasillo mientras continuaban golpeándole. Asimismo, denuncia recibir insultos como “moro de mierda” a diario, por parte de los agentes y que éstos le deshacen la cama y le tiran sus pertenencias al suelo. Ambos agentes carecían de identificación en el momento de las agresiones, aunque, en su denuncia, Hadik los describe físicamente y asegura poder reconocerlos con facilidad y más adelante, en una ampliación de la denuncia, aporta su número de placa.

Por otra parte, Zerwal denunció el pasado 8 de agosto ante el juzgado de instrucción número 12 de Valencia haber recibido agresiones físicas en un par de ocasiones e insultos racistas de forma continua tales como “moro de mierda”, “que te vayas a tu país”, u “ojalá se cerrarán ya todas las fronteras”. Respecto a la violencia física, en una primera ocasión, explica que un agente le despertó golpeándole con la porra. Ante su queja, éste le gritó “¡Si no te callas, te meto la porra por el culo!” e inmediatamente después le propinó una bofetada. Más adelante, en una segunda ocasión, mientras recogía ropa del suelo, un agente le tiró al suelo de una patada y le amenazó con la porra. Además, según explica el ciudadano marroquí, sospecha que este es el agente que también tira continuamente sus pertenencias al suelo y deshace su cama, casi a diario, como también denuncia Hadik.

Por último, Ayoub Bekkach explica en su denuncia que, el pasado 1 de agosto, dos internos discutieron sin que llegasen a pelearse y la policía avisó a los antidisturbios. Bekkach, que se encontraba en el comedor hablando con un compañero, cuestionó que un agente le mandara callar y a continuación lo sujetaron entre varios antidisturbios y le sacaron del comedor a empujones, le golpearon en repetidas ocasiones y le llevaron a la celda de aislamiento. Tras la paliza, tuvo que recibir asistencia médica en el Servicio de Urgencias del Hospital Peset por fuertes contusiones en la muñeca y la rodilla.

Los tres denunciantes han solicitado que se investiguen las grabaciones del sistema de vídeo vigilancia de los días y las horas señaladas, que se llame a declarar a los agentes identificados, que se proceda a la suspensión cautelar de funciones de éstos hasta el esclarecimiento de los hechos, que se suspenda cautelarmente la expulsión de las víctimas hasta que se esclarezcan los hechos, que se llame a los denunciantes a declarar y que testifiquen los internos que se encontraban en el lugar donde ocurrieron los hechos.

Desde la Campaña por el cierre de los Centros de Internamiento para Extranjeros, hemos documentado que, en el último año, además de estas tres, las personas internas en Zapadores han interpuesto más de treinta denuncias ante el juzgado por presuntas agresiones policiales. Una situación insostenible ante la que exigimos que se tomen medidas inmediatas para garantizar que hechos tan graves como estos no vuelvan a suceder y que se pongan en marcha los mecanismos necesarios para garantizar una investigación real de lo sucedido sin que se perjudique a las personas que ha interpuesto las denuncias, ni a los testigos presenciales.

 Imagen de las lesiones de Youssaf Alwalid, joven argelino que denunció una agresión policial en el CIE de Zapadores el pasado 11 de octubre tras una huelga de hambre.

Imagen de las lesiones de Youssaf Alwalid, joven argelino que denunció una agresión policial en el CIE de Zapadores el pasado 11 de octubre tras una huelga de hambre.

Acto de protesta de la Campaña por el Cierre de los CIE en la puerta del CIE de Zapadores

Acto de protesta de la Campaña por el Cierre de los CIE en la puerta del CIE de Zapadores

El ingreso en los CIE, desde la creación de los mismos, se contemplaba como una medida cautelar a efectos de garantizar la expulsión de las personas que se encuentran en situación administrativa irregular. Si bien consideramos que el internamiento se trata de una medida desproporcionada para el fin perseguido, entendemos la emisión de esta Circular como una mera operación de maquillaje:
  • La Circular simplemente vuelve a dejar por escrito lo que debería haberse cumplido durante todo este tiempo. La jurisprudencia constitucional* ya configuró el internamiento como medida excepcional en 1987 y si no se ha cumplido la legalidad hasta ahora no ha sido por falta de una Circular, sino por una absoluta falta de voluntad política e interés en el respeto de los derechos humanos de las personas migradas. La emision de esta Circular supone, por lo tanto, una autoinculpación en toda regla, el reconocimiento de que hasta ahora no se ha cumplido esta legalidad.
  • La Circular explicita cómo durante años se ha internado a personas que de acuerdo con la ley serían no expulsables; mujeres embarazadas, personas enfermas, personas con cuyo país de origen el Estado español no tiene acuerdos de repatriación, personas que pudieran encontrarse en situación de solicitar asilo, personas con hijos, etc. Así, la Circular reconoce que en los 29 años de vigencia de la LOEX miles y miles de personas han sido capturadas e internadas de forma ilegal e ilegítima, aún sabiendo que no iban a ser expulsadas. En otros casos, han terminado siendo expulsadas por un entramado burocrático sordo y ciego a la violación de derechos que produce con su actividad.
  • Los argumentos que motivan la Circular responden exclusivamente a criterios de eficiencia y no a una voluntad real de ampliar las garantías en los procedimientos de internamiento y expulsión reduciendo las situaciones de sufrimiento que suponen. Por un lado se refiere al excesivo número de peticiones de internamiento por parte de la policía que resultan inviables, reconociendo la discrecionalidad imperante hasta ahora en su actuación. Por otro lado, apela a los medios limitados con los que cuentan los centros, constatando que el único criterio de fondo es “aumentar la eficiencia” del internamiento para agilizar las expulsiones forzosas del Estado Español.
Los Centros de Internamiento para Extranjeros no pueden ser pensados fuera de un entramado de frontera que actúa como un mecanismo represivo. Para llenar los CIE se realizan redadas racistas, para que los CIE se vacíen se utilizan contratos millonarios con compañías áreas como Air Europa y Swift Air.Resulta sorprendente que la Circular no de cuenta de en qué situaciones y de qué forma esas personas son identificadas y detenidas. La Campaña Estatal por el Cierre de los CIE ha denunciado en el libro “Paremos los vuelos: las deportaciones de inmigrantes y el boicot a Air Europa” cómo las redadas por perfil racial conviven con redadas específicas por nacionalidad días antes a los vuelos programados por la Comisaría General de Fronteras. Las redadas no sólo han continuado sino que han mutado a pesar de todas las circulares emitidas.
Todas estas comunicaciones que se “filtran” buscan legitimar unas prácticas policiales que han sido duramente cuestionadas por la sociedad civil. Resultan a la práctica una forma de blindarse ante las críticas apelando a leyes que no sólo no se estarían cumpliendo sino que son muy cuestionables desde el punto del derecho internacional vigente y el respeto a la dignidad de las personas.
Finalmente, entendemos que las delcaraciones de la DGP sobre supuestos avances hacia modelos de actuación policial menos arbitrarios y más garantistas se están produciendo por la acción, la denuncia y las críticas vertidas desde las diversas organizaciones sociales. Todo ello en un contexto de pérdida de legitimidad de las redadas, los CIE y las deportaciones. Una trasformación que hay que emmarcar en unproceso irreversible que culminará con el cierre de los CIEs, ya que el único camino para el respeto de los derechos de las personas es su cierre inmediato.
Exigimos al Gobierno y al Ministerio del Interior un reconocimiento explícito a fin de reparar activa y efectivamente a todas las personas internadas de manera ilegal e injusta, y cuyos derechos no han sido respetados. Un reconocimiento a la memoria de todas las personas muertas en los CIEs: de Mohamed Abagui, de Idrissa Diallo, de Samba Martine, de Alik Manukyan, y de tantas otras para las que el internamiento o la deportación supuso la ruptura de sus proyectos de vida. de sus familias y amigos.
*La Sentencia del Tribunal Constitucional del 12 de enero de 1987 ha mantenido que este caracter excepcional exige la aplicación del criterio hermenéutico del favor livbertatis, el que supone que la libertad deberá ser respetada excepcto si se estima indispensable la pérdida de libertad del extranjero por razón de cautela o de prevención, que deberá ser valorada por el órgano judicial.
Campaña Estatal por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros.
Foto del informe: Vulneraciones de Derechos Humanos en la Frontera Sur - Melilla

Foto del informe: Vulneraciones de Derechos Humanos en la Frontera Sur – Melilla

Barcelona, 25 de julio de 2014. Integrantes de la Comisión de observación de Derechos Humanos compuesta por miembros de la Campaña Estatal por el cierre de los CIE, de la Coordinadora Estatal para la Prevención y Denuncia de la Tortura, del Grupo de Acción Comunitaria, y del Observatorio del Sistema Penal y Derechos Humanos de la Universidad de Barcelona realizaron durante la primera semana de julio de 2014 una visita a la Ciudad Autónoma de Melilla para evaluar las vulneraciones de derecho humanos que se han venido denunciando a lo largo del último año por las organizaciones locales.
Esta Comisión ha presentado esta mañana el Informe “Vulneraciones de Derechos Humanos en la Frontera Sur – Melilla” que se ha realizado como consecuencia de dicho trabajo y que elevará al Comité Europeo para la Prevención de la Tortura y al Subcomité para la Prevención de la Tortura (SPT), a efecto de instar a estos organismos internacionales a tomar las medidas pertinentes para que se cumpla la legislación vigente.
En el transcurso de la presentación se ha advertido que “la violencia y la vulneración de derechos y libertades en la Frontera Sur son parte de nuestra propia realidad. No nos deben ser algo ajeno sino que nos atañe en primera instancia como organizaciones sociales y como personas. La exigencia por el cumplimiento de los derechos humanos es improrrogable; son valores de nuestra sociedad los que están en juego”.
Asimismo, se ha denunciado que “la vulneración de derechos humanos a ambos lados de la valla de Melilla es sistématica. La violencia que ejercen las fuerzas de seguridad de ambos Estados sobre las personas desencadena muertes, torturas y atentados a la integridad física”. Los ponentes han concluido que “el Estado español está incumpliendo la legalidad en la Frontera Sur. Entendemos que las órdenes llegan desde el Ministerio de Interior y las entidades sociales
emprenderemos todas las acciones legales y de movilización necesarias para que se aplique la legalidad vigente”.

180782-944-513

Integrantes de la Campaña Estatal por el Cierre de los CIEs, de la Coordinadora Estatal para la Prevención y Denuncia de la Tortura, del Grupo de Acción Comunitaria, y del Observatorio del Sistema Penal y Derechos Humanos de la Universidad de Barcelona hemos constituido una comisión de Observadores de Derechos Humanos que ha visitado Melilla entre el 3 y el 6 de Julio. Desde esta Comisión elevaremos dentro de 15 días, ante la gravedad y urgencia de la situación que nos hemos encontrado, un Informe ante el Sub-Comité de Prevención de la Tortura de la ONU así como ante el Comité Europeo de Prevención de la Tortura del Consejo de Europa. A través del cual se les solicitará que realicen una visita urgente para que evalúen directamente las vulneraciones de derechos en que están incurriendo los Estados Español y Marroquí.

Desde la Comisión, como conclusión de esta visita, queremos trasladar al conjunto de la sociedad nuestras conclusiones preliminares, las cuales serán desarrolladas debidamente en el Informe. Cabe destacar que en su trabajo la Comisión nos hemos reunido con diversas organizaciones locales que trabajan por la protección de los derechos humanos en la zona, entrevistado con personas que están en el CETI, realizado acompañamientos a personas enfermas a centros sanitarios, y recorrido el perímetro fronterizo.

1. Violencia policial a ambos lados de la valla contra la población migrante:

En la visita uno de los puntos centrales ha sido analizar los protocolos de actuación y las prácticas de las fuerzas de seguridad marroquíes y españolas, así como las consecuencias de éstas. Hemos constatado las siguientes situaciones o prácticas vulneradoras de derechos:

a. Violencia de las fuerzas auxiliares marroquíes contra la población en tránsito migrante.

Las organizaciones locales e internacionales que llevan años trabajando en la zona han venido denunciado que el uso de métodos de tortura y la aplicación de malos tratos por parte de la policía marroquí es una constante. Mostramos nuestra preocupación por el recrudecimiento de dicha situación, ya que el control policial a los campamentos del Gurugú ha aumentado, así como se han producido actuaciones que se han saldado con numerosas personas heridas. De hecho, las organizaciones están investigando la muerte de al menos 5 personas en los últimos meses. En un video( http://vimeo.com/98687161 )grabado el 18 de Junio de 2014 en un intento de salto a la valla se puede ver una actuación en la que las fuerzas auxiliares marroquíes aplican mecanismos de tortura y malos tratos para evitar el salto a la valla. Asimismo, es importante destacar que tanto en esta ocasión como en otras, los malos tratos o la tortura se han producido después de una devolución “en caliente” ilegal.

Las actuaciones de las fuerzas de seguridad marroquíes se producen debido a los acuerdos en materia de cooperación en control migratorio suscritos entre la Unión Europea, España y Marruecos. Entendemos que la UE y el Estado español son también responsables de corroborar que en la aplicación de un acuerdo del que son parte no se producen vulneraciones de Derechos Humanos.

b. Violencias ejercidas por las fuerzas de seguridad españolas

Se ha constatado que en los últimos meses se han producido situaciones de malos tratos, principalmente en el momento de dar el salto a la valla, protagonizadas por las fuerzas policiales españolas. En una de dichas actuaciones, que llevaron a cabo Unidades de Intervención Policial (UIP) el pasado 24 de Abril, se saldó con al menos 50 personas heridas. En dicha intervención policial asimismo se lanzaron gases directamente a la cara de varias personas que se hallaban en la valla, a más de 5 metros de altura, poniendo claramente en riesgo su integridad física. En los días en que la comisión ha estado presente en Melilla no se ha producido ninguna entrada en el Estado español mediante la valla, pero si que hubo un intento en el que la Comisión estuvo presente, en la que uno de los agentes afirmó a estas personas “Tengan cuidado, que estos cuando saltan os pueden pisar, pegar o morder. Váyanse por su propia seguridad”. Entendemos que dicha afirmación es preocupante y podría dejar entrever una falta de control sobre los agentes actuantes en este tipo de situaciones, que corroboran lo manifestado por las organizaciones locales.

c. Instalación de una nueva valla de concertinas en territorio marroquí

La comisión ha visitado Melilla en un momento en que el Gobierno marroquí está construyendo una valla de unos 3 metros de altura que contará con tres filas de concertinas (tipo de cuchilla que también se emplea en la valla española). Queremos denunciar que la instalación de dicho dispositivo puede aumentar significativamente el número y la gravedad de las heridas de las personas que intenten acceder al Estado español por la valla.

d. Las devoluciones en “caliente” ilegales

Las organizaciones locales han documentado en los últimos meses que en la mayor parte de los accesos mediante la valla a Melilla se han producido devoluciones directas a Marruecos, sin respetar el ordenamiento legal vigente. Queremos recordar que recientemente se ha publicado un Informe titulado “Expulsiones en caliente: Cuando el Estado actúa al margen de la ley2” en el que denuncian la ilegalidad de dicha práctica policial, llegando incluso a afirmar que “la decisión, ejecución y colaboración activa y pasiva con las expulsiones en caliente incurriría en responsabilidad penal y disciplinaria”.

2. CETI →

A través de diversas entrevistas con las personas y organizaciones que trabajan en Melilla hemos tenido conocimiento de que el CETI de Melilla registra una ocupación tres veces superior a su capacidad máxima (480 plazas). Esta situación genera hacinamiento e imposibilidad de proporcionar la asistencia social y sanitaria adecuada y propicia un incremento de la tensión entre las personas internas y el consiguiente aumento de la conflictividad.

Sobre el terreno hemos podido detectar el importante número de personas sirias susceptibles de protección internacional, en tanto que desplazadas por el conflicto bélico desencadenado en su país de origen. Estas personas no ejercen su derecho a la solicitud de asilo ya que saben que comporta permanecer en Melilla durante meses antes de recibir una respuesta. Se trata de familias con hijos e hijas de corta edad (470 menores según datos de ACNUR). Una gran parte de estos menores no estarían debidamente escolarizados.

Los módulos que han tenido que habilitarse para dar cobijo al exceso de personas internas carecen de las condiciones mínimas de habitabilidad y comportan la supresión de espacios que deberían emplearse para otro tipo de actividades como guardería, formación y educación.

La insuficiencia de espacios, además, impide que las familias puedan desarrollar adecuadamente una vida en común. Los niños y niñas carecen de instalaciones adecuadas a sus necesidades y no pueden estar con ambos progenitores salvo en el degradado descampado que rodea al centro. Denunciamos en este sentido la pasividad de las autoridades en el acondicionamiento y el mantenimiento del entorno del CETI en condiciones dignas.

Finalmente también presenciamos actitudes y comportamientos intolerables por parte de algunos trabajadores de la empresa de seguridad del CETI que, no cohibidos por nuestra presencia, profirieron insultos racistas a personas internas.

3. Situación de los menores extranejeros no acompañados (MENA)

Hemos constatado, tal y como afirma la Asociación Pro Derechos de la Infancia (PRODEIN), el absoluto abandono por el cuidado y la protección de los menores no acompañados que residen en la Ciudad Autónoma de Melilla. El incumplimiento de la legislación tanto internacional como estatal en materia de protección de menores (por desamparo, no asunción de su tutela y la correspondiente irregularidad administrativa) se traduce en maltrato institucional y aboca a muchos de estos niños y niñas a la supervivencia callejera, con las consecuencias que esto conlleva: falta de escolarización o abandono paulatino de ésta, desasistencia sanitaria básica, exposición a las violencias asociadas a la situación de calle (trata, mendicidad, hambre, enfermedades, consumos y delictividad, etc.).

4. Asistencia sanitaria a personas migrantes

El contacto con la población migrante y las organizaciones de defensa de los DDHH que trabajan en la zona nos ha permitido conocer de primera mano situaciones de vulneración flagrante de la legalidad en lo que respecta a la asistencia sanitaria, en un doble sentido.

a. A las personas extranjeras en situación irregular, que según el art. 3.1 del RDL 16/2012 tienen derecho a la asistencia de urgencia sin facturación, se les exige, con carácter previo al ingreso en el servicio de urgencias, la firma de un compromiso de pago de los gastos que pueda generar la atención. Esta práctica, que se presenta como una mera formalidad, constituye un instrumento disuasorio del ejercicio de un derecho legalmente reconocido. Además, la asistencia que se presta en Urgencias resulta claramente insuficiente.

La atención que se dispensó a un joven marroquí al que acompañamos con una fractura abierta en la pierna (el extremo óseo de la tibia podía observarse a simple vista) y una infección importante y dolorosa consistió en la aplicación de yodo, cambio del vendaje y recomendación de que fuera a un centro médico marroquí.

b. Los menores extranjeros, que deben ser equiparados en el acceso al sistema sanitario con los nacionales españoles, tampoco están recibiendo la atención que la ley les garantiza. También a ellos se les pretende derivar de los servicios de urgencia a centros del otro lado de la frontera.

Al menor marroquí al que acompañamos al Hospital Comarcal, enfermo de sarcoma de Ewing con metástasis, se le había denegado, durante las dos semanas previas, el ingreso en el Centro y el traslado al hospital en la Península en el que podría recibir el tratamiento médico que pueda salvar su vida. Sólo la presión a los responsables del Centro ha logrado que, por el momento, el niño esté hospitalizado y sujeto a las pruebas médicas pertinentes.

 

 

En Melilla a 7 de julio de 2014

 

Campaña Estatal por el Cierre de los CIEs

Coordinadora Estatal para la Prevención y Denuncia de la Tortura

Grupo de Acción Comunitaria

Observatorio del Sistema Penal y Derechos Humanos de la Universidad de Barcelona

FOTOMelilla

Un grupo de activistas defensores de derechos humanos se ha encadenado a la valla de Melilla pasadas las 18.00 horas bajo una pancarta en la que se leía “Aquí se vulneran los derechos humanos. ¿Hasta cuándo?”. Esta acción se ha producido durante la celebración del II Encuentro Derechos Humanos y Frontera Sur que lleva desarrollando en Melilla desde el pasado jueves 3 de Julio.

Con esta acción, las activistas pretenden visibilizar la grave situación de vulneración de derechos humanos que se está produciendo en la frontera. El pasado 18 de Junio se publicó un video[1] en el que se puede ver perfectamente como las fuerzas auxiliares marroquíes aplicaron métodos de tortura y malos tratos a las personas migrantes que trataban de saltar la valla. En este video pone de manifiesto situaciones que, según las organizaciones locales de protección de Derechos Humanos, no son  excepcionales, ya que desde hace meses se ha recrudecido la violencia policial a ambos lados de la valla.

Asimismo, exigen que el Estado Español respete su propia legalidad y suspenda inmediatamente la realización de expulsiones en “caliente” ilegales. Se quiere recordar que un grupo de profesores universitarios han sacado esta misma semana un Informe titulado “Expulsiones en caliente: Cuando el Estado actúa al margen de la ley[2]” en el que denuncian la ilegalidad de dicha práctica policial, llegando incluso a afirmar que “la decisión, ejecución y colaboración activa y pasiva con las expulsiones en caliente incurriría en responsabilidad penal y disciplinaria”.

Con esta acción, se pretende realizar un llamamiento a las organizaciones sociales, y al conjunto de la sociedad para que entre todas obliguemos al Gobierno a que cumpla la legalidad. Asimismo, pretende generar una reflexión acerca de las injusticias que se derivan de las actuales políticas de control migratorio en el Estado Español y en Europa.

 

[1]    http://vimeo.com/98687161

[2]    http://www.sosracismomadrid.es/web/blog/2014/06/30/presentacion-del-informe-expulsiones-en-caliente-cuando-el-estado-actua-al-margen-de-la-ley/

·      El grupo de abogadas, defensoras de Derechos Humanos, periodistas e integrantes de organizaciones, como la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura, visitará Melilla del 3 al 6 de julio

  Una comisión de observadores de derechos humanos, organizada  por la Campaña Estatal por el cierre de los Centros de Internamiento para Extranjeros, visitará Melilla del 3 al 6 de julio con la intención de evaluar las vulneraciones de Derechos Humanos que se han venido denunciando a lo largo del último año por las organizaciones locales. Tras su visita, la comisión elaborará un informe que será elevado a diversos organismos internacionales.

El pasado mes de febrero al menos 15 personas murieron en Ceuta tras la intervención de las fuerzas de seguridad del Estado español y marroquíes cuando intentaban llegar a Europa. Esta tragedia, que sigue sin esclarecer, se suma a las ya denunciadas por organizaciones como United Against Racism, que ha señalado que más de 23.000 personas han muerto mientras intentaban alcanzar Europa entre el año 2000 y el año 2013. Asimismo, tal y como ha documentado la Coordinadora para la Prevención de la tortura en su recién publicado informe de 2013, al menos 39 personas sufrieron malos tratos cuando intentaban entrar en Melilla. A falta de datos oficiales, se desconoce el número real de personas que han sufrido malos tratos.

En los últimos meses, se ha venido constatando la militarización de las fronteras, a través de la utilización de vallas y cuchillas o gases lacrimógenos y balas de goma contra aquellas personas que intentaban acceder al territorio español. Al mismo tiempo, en las últimas semanas se han publicado vídeos que muestran cómo la frontera es inexistente para agentes policiales de los estados español y marroquí. Estos entran y salen de ambos países sin restricción alguna para aplicar una fuerza absolutamente desproporcionada contra las personas que intentan acceder a territorio europeo.

La gravedad de la situación ha llevado a la Campaña Estatal por el Cierre de los CIEs a organizar esta Comisión de Derechos Humanos integrada por abogadas, defensoras de Derechos Humanos, periodistas, etc, e integrantes de organizaciones como la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura o el Observatorio del Sistema Penal y los Derechos Humanos de la UB o el Grupo de Acción Comunitaria.

Por todo ello, esta comisión, tras el trabajo que desarrollará en Melilla, elevará un informe a organizaciones internacionales de protección de derechos humanos; al  Comité Europeo para la Prevención de la Tortura y de las Penas o Tratos Inhumanos o Degradantes (CPT)  y  Subcomité para la Prevención de la Tortura (SPT) entre otras.

 Melilla

12 de Junio: Rueda de prensa conjunta para visibilizar y denunciar el ciclo represor contra las personas migrantes donde los Centros de Internamiento de Extranjeros son una parte importante.

10349015_567940696656231_2118913398633674705_n

10431516_10152497291888584_8049363428009550459_n

15 de Junio: Paellas contra los Centros de Internamiento de Extranjeros (al lado del CIE de Zapadores.Valencia)

1

2

3

5

7

7.5

8

9

“No me llames extranjero” Letra y Música Rafael Amor, fotografías Helio Yago: http://vimeo.com/98282356

En la puerta del CIE inicio del monólogo del humorista Xavi Castillo con nuestro compañero Morhttp://www.youtube.com/watch?v=k1hNCf8h87c&feature=youtu.be

18 de junio: Presentación del libro: ‘Paremos los vuelos. Las deportaciones de inmigrantes y el boikot a AirEurops’ en el espacio La Tapadera.

10478582_303047139862834_1423437675057427748_n

 

La plataforma ciudadana ha presentado hoy en todo el Estado el 15j, día contra los CIE

Valencia, 12 de junio de 2014.- La Campaña por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs NO), formada en Valencia por más de 30 organizaciones sociales y en todo el Estado por más de 50, ha exigido hoy en una rueda de prensa en la puerta del CIE de Zapadores (Valencia), con motivo de la convocatoria del 15 de junio, día contra los CIE, el fin de la persecución a las personas migrantes. El objetivo de esta jornada reivindicativa es visibilizar lo invisible: poner en evidencia la realidad del ciclo represivo que sufren miles de personas en el Estado español y en toda Europa por carecer de permiso de residencia, una falta administrativa equivalente a una multa de tráfico, por la que son encerradas hasta 60 días en una situación de violación sistemática de derechos humanos.

Durante el encuentro con los medios de comunicación, las portavoces de esta plataforma ciudadana, Ana Fornés y Fatima Guisse, han intentado contactado telefónicamente con Gari Valdivia, ex interno del CIE de Zapadores de origen boliviano, y residente en la ciudad de Valencia desde hacía años, que fue deportado el pasado mes de abril tras liderar una intensa huelga de hambre en protesta por la deportación de varios compañeros a Mali, -país en conflicto-, así como por las lamentables condiciones del centro y la privación de libertad en la que se encontraban las personas internas. (Finalmente no ha sido posible realizar la llamada telefónica por la diferencia horaria, aunque, más adelante se facilitará un audio con su testimonio).

Por otra parte, la Campaña ha anunciado que se llevarán a cabo varias acciones en todo el Estado con motivo del día contra los CIE. En Valencia, se celebrará el próximo domingo, 15 de junio, junto al CIE de Zapadores, una Asamblea de la Campaña contra los CIE a la que se invita a participar a toda la ciudadanía mediante la celebración de unas paellas populares. Además, durante la jornada, tendrá lugar una actuación del humorista Xavi Castillo y se realizarán talleres y lectura de manifiestos. “El objetivo es hacer un llamamiento a la movilización de toda la ciudadanía contra estos centros de la vergüenza a través de un encuentro lúdico y participativo”, ha asegurado Ana Fornés, portavoz de la Campaña.

ruedacieno1

Además, en el marco de las acciones del 15 de junio, la Campaña presentará el próximo miércoles 18 de junio, a las 19.00 horas en la librería La Tapadera, en Benimaclet, el libro Paremos los vuelosLas deportaciones de inmigrantes y el boicot a air Europa que denuncia los vuelos que el Estado español fleta para la expulsión de miles de personas migrantes, así como el contrato de 24 millones de euros que las compañías Air Europa y Swift Air mantienen actualmente con el Ministerio del Interior para las expulsiones masivas.

ruedacieno3

Contra las fronteras asesinas

La Campaña por el Cierre de los Centros de internamiento ha querido manifestar, de esta forma, una vez más, su firme rechazo a la normalización de la violación sistemática de derechos humanos en el marco de las políticas de extranjería: desde las fronteras a los vuelos de deportación, pasando por las redadas y los CIE. Asimismo, la Campaña ha asegurado que, al trabajo que vienen realizando contra los CIE y las redadas racistas, durante los próximos meses se sumarán acciones de boicot a Air Europa y al grupo Globalia, del que forma parte. Con este motivo, han convocado, además, a la ciudadanía a participar del 3 al 6 de julio en el II Encuentro en la Frontera Sur en Melilla, que pretende ser un espacio en el que reflexionar y llevar a cabo acciones contra las políticas migratorias asesinas.

La presentación ante los medios de comunicación de las acciones de la Campaña contra los CIE, en el marco del 15 de junio, se ha llevado a cabo hoy, además de en Valencia, en Madrid, Barcelona y Melilla, ciudades en las que, de forma coordinada, se ha exigido el fin de las redadas racistas, de los centros de internamiento de extranjeros, de los vuelos de la vergüenza y de las cuchillas y el entramado de fronteras contra las personas.

ruedacieno4